Prevención y tratamiento del síndrome metabólico

senior runner using headphones choosing song

El tratamiento del síndrome metabólico requiere tratar varias afecciones. Esto es lo que puede hacer a partir de hoy:

  • Mejorar la alimentación. Siga una dieta rica en cereales integrales, frutas, verduras, aves sin piel, pescado, frutos secos, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, carnes magras y proteínas vegetales. Limite el consumo de alimentos procesados, grasas saturadas y grasas trans, carnes rojas, sodio y azúcares añadidos.

  • Manténgase activa. Tenga como objetivo realizar, al menos, 150 minutos a la semana de actividad física de intensidad moderada. Caminar es lo más fácil para empezar, pero es posible que quiera encontrar algo que le guste hacer y que aumente su frecuencia cardíaca. Si es necesario, divida el ejercicio en varias sesiones cortas durante el día para alcanzar su objetivo.

  • Bajar de peso. Para reducir su riesgo de cardiopatía, pierda peso y no vuelva a ganarlo. Infórmese sobre la ingesta de calorías recomendada para usted, la cantidad de calorías que consume en la comida y las calorías que quema con los diferentes niveles de actividad física. Equilibre una alimentación saludable con un nivel de ejercicio adecuado para alcanzar sus objetivos.

Cuando los cambios en el estilo de vida no controlan por sí solos las afecciones relacionadas con el síndrome metabólico, su profesional de la salud puede prescribirle medicamentos para controlar la presión arterial, el colesterol y otros síntomas. Seguir las instrucciones de su equipo de cuidado de la salud puede ayudar a prevenir muchos de los efectos a largo plazo del síndrome metabólico. Cada paso cuenta. Su esfuerzo y atención a estas áreas marcarán la diferencia en su salud. 

Descargue nuestra hoja imprimible de Answers by Heart: What is Metabolic Syndrome? (PDF) | Español (PDF)


Saving Lives One Step at a Time

 

How does being physically active now affect your heart health down the road? With the help of new technology like the Apple Watch and iPhones, researchers are exploring the link and driving innovations that will help us all lead longer, healthier lives.