Técnica de cocina: Magdalenas perfectas

magdalenas caseras recién horneadas

La regla número uno para que las magdalenas salgan bien es: No mezclar demasiado la masa.

Use una espátula de goma para introducir (remover suavemente) los ingredientes líquidos en los secos. No pasa nada si se ven algunas trazas de harina, sobre todo si tiene previsto añadir más ingredientes, como frutas y frutos secos. Hágalos de varias pasadas; con cinco o seis debería ser suficiente.

Compruebe la fecha de caducidad de la levadura en polvo. Tal vez se sorprenda al ver hace cuánto tiempo la compró. A diferencia del bicarbonato de sodio, la levadura en polvo puede envejecer demasiado como para hacer que sus magdalenas se eleven. Puede ver si la levadura en polvo sigue en buen estado haciendo una prueba. Tire el producto caducado y compre uno nuevo.

Guarde las bases de papel para los pastelitos. Algunas magdalenas se pegan al papel. Los papeles también impiden que los lados de las magdalenas se doren bien. En su lugar, use aerosol de cocina en el molde para magdalenas.

Rocíe bien las tazas si la masa de la magdalena está llena de frutas, ya que pueden volverse pegajosas cuando se hornean y se adhieren al fondo y los lados de las tazas.

Para hacerlo más sencillo y que las porciones sean uniformes, use una cuchara para bolas de helado si tiene una para llenar las tazas de magdalenas.


Kroger

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best