How is PAD Diagnosed?

Peripheral artery disease diagnosis begins with a medical history and physical examination. Your health care professional will also ask about your symptoms and check the pulses in your legs. 

El examen físico puede incluir:

  • Índice tobillo-brazo (ITB): Este examen indoloro compara la presión arterial en la parte baja de las piernas con la presión arterial en los brazos. Solo dura unos minutos y puede realizarla un profesional de la salud como parte de un examen de rutina. Un ITB normal es de 1.00 a 1.40. Un valor inferior o igual a 0.90 se considera anormal y, en enfermedades graves, es inferior a 0.5. Si los resultados del ITB son normales o apenas normales (de 0.91 a 0.99), también se puede realizar una prueba de ejercicio en una cinta de correr del índice dedo-brazo (IDB) o ITB. Vea una ilustración detallada de la prueba ITB.

Prueba ITB de la biblioteca de animaciones Ver, aprender y vivir sobre la EAP

Si el ITB no es normal, puede que necesite más pruebas. El médico puede recomendarle una de estas pruebas:

  • Ecografía dúplex: La prueba no invasiva visualiza la arteria con ondas de sonido y mide el flujo sanguíneo en una arteria para indicar la presencia de un bloqueo.
  • Angiografía por tomografía axial computarizada (TAC): La prueba no invasiva utiliza rayos X y un agente de contraste (tinte) para crear imágenes de vasos sanguíneos en las arterias, el abdomen, la pelvis y las piernas. Esta prueba resulta especialmente útil en pacientes con marcapasos o stents.
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM): La prueba proporciona imágenes transversales como una TAC sin utilizar rayos X.
  • Angiografía: Durante una angiografía, también denominada arteriografía, se inyecta un tinte de contraste en la arteria y se toman radiografías para mostrar el flujo sanguíneo en las arterias de las piernas con el fin de localizar cualquier bloqueo. Obtenga más información sobre la angiografía periférica.

Recuerde, a menudo la EAP no se diagnostica. La EAP sin tratar puede provocar síntomas dolorosos o la pérdida de una pierna. Además, las personas con EAP tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular e infarto al miocardio. Por esta razón, la American Heart Association anima a las personas en riesgo a conversar sobre la EAP con el profesional de la salud para garantizar un diagnóstico y tratamiento tempranos.

Obtenga más información sobre los factores de riesgo de la EAP.


Síntomas de la EAP y factores de riesgo

Si tiene calambres, hormigueo o debilidad en las piernas, es posible que padezca enfermedad arterial periférica, también conocida como EAP. La EAP puede provocar la amputación de una pierna o un pie e incluso un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. ¡Una detección precoz es la clave!

Si tiene problemas con los pies o las piernas, hable con un médico sobre la EAP y quítese los calcetines.