Prevención y tratamiento de la EAP

woman on exercise bike

El tratamiento de la enfermedad arterial periférica (EAP) se centra en la reducción de los síntomas y la prevención de la progresión de la enfermedad. En la mayoría de los casos, los cambios en el estilo de vida, el ejercicio y los medicamentos para la claudicación son suficientes para ralentizar la progresión o incluso revertir los síntomas de la EAP.

Consulte nuestra biblioteca interactiva para obtener más información sobre la EAP.

Hoja descargable: An Important Reason To Take Your Socks Off (PDF)

Actividad física

La actividad física regular suele ser un tratamiento eficaz para los síntomas de la EAP. Su médico puede recomendarle un programa de entrenamiento con ejercicios supervisados, también conocido como rehabilitación cardíaca. Es posible que tenga que empezar poco a poco, pero las rutinas sencillas de paseo, ejercicios de piernas y programas de ejercicio en cinta de correr pueden aliviar los síntomas. En el ejercicio para la claudicación intermitente (circulación deficiente en las arterias de las piernas debido a acumulación de placa), se tiene en cuenta el hecho de que caminar causa dolor. El programa consiste en alternar actividad y reposo hasta acumular la cantidad de tiempo que puede caminar antes de que aparezca el dolor. Lo mejor es que este programa de ejercicios se lleve a cabo en un centro de rehabilitación, en una cinta de correr y con supervisión. Si no puede ir a un centro de rehabilitación, el profesional de la salud puede recomendarle un programa organizado que se adapte mejor a su situación para practicarlo en casa o en la comunidad.

Obtenga más información sobre la rehabilitación cardíaca en nuestro sitio web específico.

Dieta

Muchos pacientes con EAP tienen niveles elevados de colesterol. Una dieta baja en grasas saturadas y trans puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre, pero es posible que sea necesario tomar medicación para reducir el colesterol a fin de mantener los niveles adecuados.

Dejar de fumar

El humo del tabaco es un factor de riesgo importante para la EAP, y de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral. Deje de fumar. Ayudará a ralentizar la progresión de la EAP y otras enfermedades relacionadas con el corazón.

Descubra cómo puede lograrlo en nuestro sitio web para dejar de fumar.

Medicación

  • Es posible que se le prescriban medicamentos para la hipertensión arterial o reductores del colesterol. Es importante asegurarse de tomar la medicación según las recomendaciones del profesional de la salud. Si no se siguen las indicaciones, aumenta el riesgo de desarrollar EAP, así como de sufrir un ataque al corazón y un derrame cerebral.
  • Además, es posible que se le prescriban medicamentos para ayudar a prevenir los coágulos.

Controlar la diabetes

Trabajar con un equipo de cuidado de la salud coordinado y realizar los cambios necesarios en el estilo de vida para controlar la diabetes puede ayudar a reducir las complicaciones relacionadas con las extremidades.

Procedimientos

Para una minoría de los pacientes, las recomendaciones y tratamientos anteriores no son suficientes y puede ser necesario un tratamiento o una cirugía mínimamente invasiva. La angioplastia o la colocación de un stent (como se hace en el corazón para la enfermedad coronaria [EC]) son procedimientos no quirúrgicos y se realizan mediante una pequeña incisión a través de la cual se inserta un catéter para llegar a la arteria bloqueada. Se infla un pequeño globo dentro de la arteria para abrir el coágulo. En ese momento, también se puede implantar un stent (un cilindro pequeño de malla de alambre) para ayudar a mantener la arteria abierta. A veces, se puede administrar un medicamento a través del catéter o se puede insertar un dispositivo especial para eliminar el coágulo que bloquea la arteria. La aterectomía es un procedimiento para eliminar la placa de la arteria.

Si hay una porción larga de la arteria en la pierna que está completamente bloqueada y tiene síntomas graves, es posible que sea necesario realizar una intervención quirúrgica. Se puede utilizar una vena de otra parte del cuerpo para “derivar” y redirigir la sangre alrededor de la arteria cerrada. El profesional de la salud analizará sus opciones a fin de que puedan elegir el mejor procedimiento para su situación.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios científicos que determinan si un nuevo avance médico puede ayudar a las personas y si tiene efectos secundarios perjudiciales. Encuentre respuestas a preguntas habituales sobre ensayos clínicos en nuestra Guía para comprender los ensayos clínicos.

Tres razones para quitarse los calcetines

Ver, aprender y vivir

Vea su sistema cardiovascular en acción con nuestro sistema interactivo de ilustraciones y animaciones