Medicamentos para el colesterol

Frascos de prescripción para el colesterol

Ayuda para controlar los niveles de colesterol

Para algunas personas, los cambios de estilo de vida, como una dieta más saludable y más ejercicio, pueden servir para evitar o tratar niveles de colesterol poco saludables. Para otras personas con el colesterol alto, puede que además sea necesario el uso de medicamentos.

Colabore con su médico para desarrollar un plan de tratamiento adecuado para usted. Si se precisa algún medicamento, asegúrese de tomarlo como lo recetó su médico. Los posibles beneficios para la salud hacen que merezca la pena convertir estos medicamentos en parte de su rutina normal.

Tipos de fármacos reductores del colesterol

Varios medicamentos pueden reducir los niveles de colesterol en sangre.

Las estatinas se recomiendan para la mayoría de los pacientes y se han asociado directamente con una reducción en el riesgo de ataque cardíaco o ataque cerebral. Las estatinas siguen brindando el tratamiento más efectivo para la reducción de lípidos en la mayoría de los casos.

Las directrices recomiendan que las personas en cualquiera de los siguientes grupos se informen con su médico sobre los riesgos y beneficios del tratamiento con estatinas:

  • Adultos con antecedentes de enfermedad cardiovascular, incluido el ataque cerebral, provocada por la aterosclerosis
  • Pacientes con un nivel de colesterol LDL superior a 190 mg/dl
  • Adultos de entre 40 y 75 años con diabetes
  • Adultos de entre 40 y 75 años, con un nivel de colesterol LDL de 70 a 189 mg/dl y un riesgo de entre el 5% y el 19,9% de desarrollar enfermedades cardiovasculares en 10 años provocada por la aterosclerosis y factores de riesgo añadidos
  • Adultos de entre 40 y 75 años, con un nivel de colesterol LDL de 70 a 189 mg/dl y un riesgo del 20% o superior de desarrollar una enfermedad cardiovascular en 10 años provocada por aterosclerosis

Algunas personas que no pertenecen a ninguna de estas categorías podrían también beneficiarse del tratamiento con estatinas.

Es importante que hable con un profesional de la salud sobre el riesgo en los próximos 10 años o a lo largo de toda su vida. Evalúan los factores de riesgo para determinar su nivel de riesgo y lo ayudan a elegir el mejor tratamiento.

Vea una presentación de diapositivas interactiva sobre el funcionamiento de los fármacos para el colesterol.

En esta sección, se resumen algunos de los principales tipos de medicamentos comúnmente prescritos para el sistema cardiovascular. Hemos incluido nombres genéricos, así como los principales nombres comerciales para ayudarlo a identificar lo que esté tomando. Tenga en cuenta que la American Heart Association no recomienda ni respalda ningún producto en particular. Si su prescripción de medicamento no está en esta lista, su médico o farmacéutico son la mejor fuente de información a la que consultar. Es importante que informe a su médico sobre todos los fármacos que toma y que comprenda los efectos deseados y los posibles efectos secundarios. Nunca deje de tomar un medicamento ni cambie la dosis o frecuencia sin consultar previamente a su médico. Algunos medicamentos para reducir el colesterol pueden interactuar con el pomelo, el zumo de pomelo, la granada y el zumo de granada. Hable con su médico sobre cualquier posible riesgo.

Estatinas

Este tipo de fármacos, también conocido como inhibidor de la HMG-CoA reductasa, actúa sobre el hígado para evitar la formación del colesterol. Esto reduce la cantidad de colesterol que circula en la sangre. Las estatinas son el método más eficaz para reducir los niveles de colesterol LDL (malo). También ayudan a reducir los niveles de triglicéridos (grasas en sangre) y a incrementar los niveles de colesterol HDL (bueno).

Hable con su médico sobre los posibles efectos secundarios antes de comenzar un tratamiento con estatinas. La mayoría de los efectos secundarios son leves y desaparecen cuando el cuerpo se adapta al tratamiento. Los problemas musculares y las anomalías en el hígado son raros, pero puede que su médico indique la realización de pruebas periódicas de la función hepática. Las mujeres embarazadas o con una enfermedad hepática activa o crónica no deben tomar estatinas. 

Entre las estatinas disponibles en los EE. UU., se incluyen las siguientes:

  • Atorvastatina (Lipitor®)
  • Fluvastatina (Lescol®)
  • Lovastatina (Mevacor®, Altoprev™)
  • Pravastatina (Pravachol®)
  • Rosuvastatina de calcio (Crestor®)
  • Simvastatina (Zocor®)

Si las estatinas no lo ayudan lo suficiente o si experimenta efectos secundarios, su médico puede recomendarle distintos medicamentos.

Las estatinas también se encuentran presentes en los medicamentos combinados Caduet® (atorvastatina + amlopidino) y Vytorin™ (simvastatina + ezetimiba).

Si tiene ECV y ya está tomando la estatina más alta tolerada y su colesterol LDL sigue siendo 70 o más, pueden prescribirse uno o más de los siguientes medicamentos. Se pueden tomar en combinación con una estatina.

Ezetimibe (inhibidores de la absorción del colesterol)

Evita que el intestino absorba el colesterol. Es el agente sin estatina que se utiliza con más frecuencia.

Secuestrantes de ácidos biliares

También denominados agentes ligantes a ácidos biliares, hacen que el intestino se deshaga de más colesterol. 

Entre los disponibles en los EE. UU., se incluyen los siguientes:

  • Colestiramina (Questran®, Questran® Light, Prevalite®, Locholest®, Locholest® Light)
  • Colestipol (Colestid®)
  • Colesevelam HCl (WelChol®)

Inhibidores de la PCSK9

Los inhibidores de PCSK9 son medicamentos potentes para la reducción de LDL. Se unen a una proteína en las células del hígado y la inactivan para bajar el colesterol LDL (malo). Algunos de estos inhibidores son el alirocumab y el evolocumab.

Inhibidores de la licasa de trifosfato de adenosina-citrato (ACL)*

Los inhibidores de la ACL actúan en el hígado para bloquear la producción de colesterol. Se utilizan en combinación con cambios en el estilo de vida y estatinas para reducir aún más el colesterol LDL en adultos con hipercolesterolemia familiar heterocigótica y pacientes con cardiopatías que necesitan reducir aún más su LDL.

  • Ácido bédoico (Nexletol)
  • Ácido bempedoico y ezetimiba (Nexlizet)

Los inhibidores de la licasa de trifosfato de adenosina-citrato (ACL) no están en las pautas actuales para el tratamiento del colesterol en sangre, ya que fueron aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. en el 2020. Para obtener más información sobre los inhibidores de la ACL, visite la Biblioteca Nacional de Medicina(en vínculo se abre en una ventana nueva).


Los siguientes fármacos de reducción de triglicéridos tienen una acción leve de reducción de LDL, pero los datos no apoyan su uso como complemento a las estatinas.

Fibratos

Los fibratos son especialmente buenos para disminuir los niveles de triglicéridos (grasa en sangre) y tienen una acción leve de reducción de LDL. 

Entre los fibratos disponibles en los EE. UU., se incluyen los siguientes:

  • Gemfibrozilo (Lopid®)
  • Fenofibrato (Antara®, Lofibra®, Tricor® y Triglide™)
  • Clofibrato (Atromid-S)

Niacina (ácido nicotínico)

La niacina es una vitamina B que limita la producción de grasas en sangre en el hígado. Solo tómela si se la recetó su médico. Reduce los triglicéridos y tiene una acción leve de reducción de LDL.

Los efectos secundarios de la niacina pueden incluir sonrojo, picores y molestias estomacales. Puede que resulte necesario supervisar su función hepática de manera exhaustiva, ya que la niacina puede provocar toxicidad. Las formas de liberación inmediata sin prescripción son normalmente las que más efectos secundarios presentan, especialmente a dosis más altas. La niacina se usa con precaución en pacientes diabéticos porque puede incrementar los niveles de azúcar en sangre.

La niacina existe con prescripción médica y como suplemento dietético. La niacina como suplemento dietético no debe usarse como sustituto de la niacina con prescripción médica debido a los posibles efectos secundarios graves. La niacina como suplemento dietético no está regulada por la Administración de Alimentos y Medicamentos y puede contener cantidades muy variables de niacina (desde nada, hasta mucha más de la indicada en la etiqueta). La cantidad de niacina puede variar incluso de un lote a otro de la misma marca de suplemento dietético. Consulte a su médico antes de empezar cualquier tratamiento con niacina.

Ésteres de etilo de los ácidos grasos omega-3

Estos se obtienen de los aceites de pescado químicamente tratados y purificados. Junto con los cambios en la dieta, se utilizan para ayudar a las personas con niveles altos de triglicéridos.

Entre los ésteres de etilo de los ácidos grasos omega-3 disponibles en los EE. UU., se incluyen los siguientes:

  • Lovaza®
  • Vascepa™
  • Epanova®
  • Omtryg®

Ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega-3 de origen marino

Conocidos como aceites de pescado omega-3 o ácidos grasos omega-3, se utilizan en grandes dosis para reducir los niveles altos de triglicéridos en sangre. Ayudan a reducir la secreción de triglicéridos y a eliminarlos. Es difícil obtener únicamente de la dieta la cantidad de AGPI omega-3 de origen marino necesaria para reducir significativamente los triglicéridos (de 2 a 4 g), por lo que puede resultar necesario el uso de cápsulas como suplemento.

Utilice estos suplementos con la supervisión e instrucciones proporcionadas por su médico, ya que las dosis altas pueden provocar efectos secundarios graves. Entre estos efectos se pueden incluir un aumento en el sangrado, un derrame cerebral hemorrágico y una reducción en el control de la glucemia en pacientes diabéticos. También pueden producirse interacciones negativas con otros medicamentos, preparaciones con hierbas y suplementos nutricionales. Las personas con alergias al pescado o al marisco pueden sufrir una reacción adversa grave al usar estos suplementos.


Mi guía de colesterol

Mi guía de colesterol

¿Tiene alguna pregunta sobre el colesterol? Tenemos las respuestas. Nuestra guía GRATUITA sobre el colesterol lo ayudará a comprender y controlar su colesterol, para que pueda tomar medidas y vivir de forma saludable.

Mujer usando su computadora portátil en el sofá con su perro

Revise. Cambie. Controle.
Calculadora

¿Cuál es su riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un derrame cerebral?