Cómo hacerse una prueba de colesterol

Una prueba importante y sencilla

Por lo general, el colesterol alto no presenta síntomas. Este es el motivo por el que es importante que su médico compruebe los niveles de colesterol con un sencillo análisis de sangre. 

Puede ser un perfil de lipoproteína “en ayunas” o “no en ayunas”. Su médico le indicará si debe estar en ayunas antes de la prueba. (En ayunas normalmente significa no comer, beber ciertas bebidas ni tomar medicamentos de 9 a 12 horas antes de la prueba de colesterol).

En el análisis, un profesional de la salud toma una muestra de sangre. Si es necesario realizar análisis de sangre adicionales, generalmente todas las muestras se toman a la vez. Las molestias son menores.

Después de tomar la muestra de sangre, se analizará en un laboratorio, donde se medirán los niveles de colesterol HDL, LDL y triglicéridos. (Si no se encuentra en ayunas, solo resultarán útiles los valores del colesterol total y el colesterol HDL). El informe de la prueba mostrará el nivel de colesterol en miligramos por decilitro de sangre (mg/dl).

Para determinar el riesgo cardiovascular, su médico tendrá en cuenta los resultados de la prueba del colesterol en el contexto de su edad, sexo y antecedentes familiares. Se tendrán en cuenta otros factores de riesgo, como el tabaquismo, la diabetes y la presión arterial alta. Si no puede determinarse el riesgo y las opciones de tratamiento no están totalmente claras, el profesional de la salud puede considerar otros factores o solicitar una cuantificación de calcio coronario (CCC) a fin de contar con más información que resultará útil en la toma de decisiones y para evaluar el riesgo.

¿Con qué frecuencia debería comprobar los niveles de colesterol?

La American Heart Association recomienda a todos los adultos de 20 años o mayores que comprueben sus niveles de colesterol y otros factores de riesgo tradicionales cada 4 a 6 años mientras su riesgo se mantenga bajo. Después de los 40, los profesionales de la salud usarán una ecuación para calcular el riesgo de padecer un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular en los próximos 10 años. 

Para los pacientes con enfermedad cardiovascular y aquellos con riesgo elevado, puede ser necesario comprobar y evaluar los niveles de colesterol y otros factores de riesgo más a menudo.

El médico le explicará qué significan sus niveles de colesterol y podrá comentarle las distintas opciones de tratamiento en caso de que sus niveles no sean los adecuados.

¿Dónde debería realizar la prueba del colesterol?

Lo mejor es que su médico de atención primaria realice la prueba. Como se señaló, sus niveles de colesterol representan solo uno de los numerosos factores que afectan la salud cardiovascular. Su médico de atención primaria tiene una comprensión más completa de su historial personal y familiar, así como de cualquier otro factor de riesgo que pueda aplicar.

Si la prueba del colesterol se realiza en un establecimiento público, pueden medir el colesterol HDL y el colesterol total. Sin embargo, si no se mide el colesterol HDL, conocer el nivel de colesterol total también proporciona información valiosa. Obtener información periódicamente sobre el colesterol en sangre, la presión arterial, el índice de masa corporal y la glucemia en ayunas debería ser parte de un plan general de cuidados personales.

Si los resultados de la prueba del colesterol proceden de una fuente externa a la consulta de su médico, asegúrese de compartir esa información con su médico de atención primaria. La información adicional servirá para establecer el riesgo cardiovascular. Esto es especialmente importante para las personas que fuman, los que tienen otros problemas de salud, como diabetes o afecciones inflamatorias, o aquellas con antecedentes familiares de enfermedades cardíacas, presión arterial alta o ataques cerebrales.