What is Diabetes?

pareja abrazada

La diabetes, también llamada diabetes mellitus, es una enfermedad en la que aumenta el nivel de glucemia (o azúcar en sangre). Se considera peligroso tener un nivel de glucemia en ayunas de 126 miligramos por decilitro (mg/dl) o más.

Cómo se desarrolla la diabetes

Cuando el aparato digestivo descompone los alimentos, el nivel de azúcar en sangre aumenta. Las células del organismo absorben el azúcar (o glucosa) del torrente sanguíneo y lo utilizan como fuente de energía. Para ello, las células necesitan una hormona llamada insulina, que se produce en el páncreas (un órgano cercano al estómago).

Cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza de forma eficiente, el nivel de azúcar en el torrente sanguíneo aumenta. Esto tiene las siguientes consecuencias:

  1. En lo inmediato, las células del organismo reciben menos energía de la que necesitan.
  2. A largo plazo, el nivel elevado de glucemia puede dañar los ojos, los riñones, los nervios o el corazón.

Tipos de diabetes

Diabetes de tipo 1

Este tipo de diabetes también se denomina "diabetes insulinodependiente". Los pacientes con diabetes de tipo 1 deben tomar insulina u otros medicamentos todos los días. Esto les permite compensar por la cantidad insuficiente de insulina, una hormona necesaria para convertir la glucosa que circula por la sangre en energía para el organismo.

La diabetes de tipo 1 solía llamarse diabetes juvenil, porque normalmente se diagnosticaba en niños y adultos jóvenes. Sin embargo, esta enfermedad crónica, que dura toda la vida, puede manifestarse a cualquier edad. Los pacientes con antecedentes familiares de diabetes de tipo 1 tienen un mayor riesgo.

Riesgos para la salud de la diabetes de tipo 1

Durante el desarrollo de la diabetes de tipo 1, el sistema inmunitario del organismo ataca a determinadas células (denominadas células beta) del páncreas.

Aún se desconocen los motivos por los que ocurre esto, pero los efectos son claros: Cuando se destruyen estas células, el páncreas produce poca o ninguna insulina, por lo que no se elimina glucosa de la sangre. Y cuando hay demasiada glucosa en la sangre, especialmente durante periodos prolongados, todos los aparatos y sistemas del cuerpo sufren daño a largo plazo.

Obtenga más información sobre las consecuencias para la salud de la diabetes y cómo tratarla.

Diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 es la forma más común de diabetes. Históricamente, la diabetes de tipo 2 se diagnosticaba principalmente en adultos.

Sin embargo, los adolescentes y los adultos jóvenes están desarrollando diabetes de tipo 2 a un ritmo alarmante debido a los índices más elevados de obesidad e inactividad física, que son factores de riesgo de la diabetes de tipo 2.

Este tipo de diabetes puede producirse en las siguientes circunstancias:

  • El organismo desarrolla "resistencia a la insulina" y no puede utilizar de forma eficiente la insulina que produce.
  • El páncreas pierde gradualmente su capacidad para producir insulina.

Si es leve, este tipo de diabetes puede no detectarse y diagnosticarse durante muchos años. Eso es preocupante, ya que la diabetes sin tratar puede provocar muchos problemas médicos graves, incluidas enfermedades cardiovasculares.

La diabetes de tipo 2 puede retrasarse o controlarse con dieta y ejercicio físico.

Precursores de la diabetes

Resistencia a la insulina

La resistencia a la insulina es una alteración que afecta a más de 60 millones de estadounidenses. Se da cuando el organismo produce insulina, pero no la utiliza de forma eficiente. Esto significa que la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo, en lugar de que la utilicen las células del cuerpo.

Para compensar por el alto nivel de glucemia, las células productoras de insulina en el páncreas liberan cada vez más de esta hormona en un intento por mantener niveles normales de azúcar en sangre. Gradualmente, estas células van perdiendo la capacidad de producir suficiente insulina para las necesidades del cuerpo. Como consecuencia, el nivel de azúcar en sangre comienza a aumentar.

Cuando una persona en ayunas tiene demasiada glucosa en la sangre (hiperglucemia) o demasiada insulina en la sangre (hiperinsulinemia), es posible que tenga resistencia a la insulina.

Riesgos para la salud de la resistencia a la insulina

Las personas con resistencia a la insulina tienen un mayor riesgo de padecer prediabetes, diabetes de tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Las personas con resistencia a la insulina también tienen más probabilidades de tener antecedentes de obesidad e inactividad física, y es probable que tengan otros factores de riesgo cardiovascular, como dislipidemia (demasiado colesterol LDL), niveles insuficientes de colesterol HDL (bueno), triglicéridos altos e hipertensión arterial.

La diabetes no tratada puede provocar muchos problemas médicos graves, como cardiopatías y derrames cerebrales. Por esta razón, es importante conocer los síntomas de la diabetes y los factores de riesgo. Tome todas las medidas que estén a su alcance para prevenir y tratar la resistencia a la insulina y la diabetes.

Prediabetes

La prediabetes significa que el nivel de azúcar en sangre es más alto de lo normal, pero no ha cruzado el umbral del diagnóstico de diabetes.

Si su médico le dijo que tiene prediabetes, es importante que haga algunos cambios en su estilo de vida. De lo contrario, tendrá un mayor riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2.

Obtenga más información sobre la prediabetes.


Una mujer posa con vestido rojo

Únase a la iniciativa Know Diabetes by Heart

El boletín mensual es el único lugar donde puede encontrar todo.

  • Nuestros mejores consejos basados en la ciencia 
  • Historias personales de personas como usted
  • Recetas y soluciones de planificación de comidas
  • Recursos para vivir con el tipo 2