Enfermedad arterial periférica y diabetes

Las personas con diabetes presentan un mayor riesgo de padecer ateroesclerosis, la causa más común de la enfermedad arterial periférica (EAP). Y las personas con EAP corren un riesgo mucho mayor de sufrir un infarto al miocardio  o accidente cerebrovascular.

La EAP es similar a la enfermedad coronaria (bloqueo en las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco) y a la arteriopatía carotídea (bloqueo en las arterias que conducen al cerebro). Sin embargo, con la EAP, las que se bloquean son las arterias que conducen a áreas distintas del cerebro y del corazón, como el cuello, los brazos y el abdomen, pero se produce con más frecuencia en las piernas y en los pies (EAP de las extremidades inferiores). Los depósitos de grasa se acumulan en los revestimientos interiores de las paredes de las arterias de las piernas, lo que las vuelve más estrechas, obstaculizando el flujo sanguíneo e incluso pudiendo detenerlo en su curso a las piernas y los pies. Esta afección puede provocar dolor, especialmente cuando se camina. Otros síntomas incluyen heridas en el pie que se curan lentamente, un pie mucho más frío que el otro o gangrena. En casos graves, puede que sea necesario amputar los pies o las piernas.

¿Por qué la diabetes aumenta el riesgo de presentar EAP?

Las personas con diabetes presentan un mayor riesgo de desarrollar EAP. Hay aún más probabilidades de sufrir EAP si existe uno o más de estos factores de riesgo adicionales:

Prevención y tratamiento de la EAP

A number of the above risk factors can be controlled to reduce the chance of developing PAD or slow its progression. It's especially important for people with diabetes to keep blood glucose levels under control. Regular physical activity is also important. Special footwear and medications also may be needed. Learn more about how to prevent and treat PAD.

Las 3 mejores razones para lucir las piernas