Síntomas, diagnóstico y monitorización de la diabetes

doctor meeting with patient

Alrededor de 8 millones de adultos estadounidenses tienen diabetes de tipo 2, y muchos no lo saben. Además, con frecuencia la diabetes de tipo 1 permanece sin diagnosticar hasta que los síntomas se vuelven tan graves que se requiere la hospitalización del paciente.

Estos hechos revelan la cruda realidad: si no se trata, la diabetes puede causar numerosas complicaciones. Por eso, es fundamental conocer los signos de alarma y acudir a un profesional de la salud con regularidad para someterse a exámenes rutinarios.

Síntomas

La prediabetes no produce síntomas.

Del mismo modo, los pacientes con diabetes de tipo 1 o tipo 2 pueden no presentar síntomas, o presentar síntomas tan leves que pasan desapercibidos durante un tiempo.

Aun así, como algunas personas experimentan signos de alarma, merece la pena familiarizarse con los siguientes síntomas:

Prediabetes Diabetes de tipo 1 Diabetes de tipo 2
Sin síntomas Sed excesiva o extrema Sed excesiva
  Apetito excesivo Apetito excesivo
  Cansancio excesivo Fatiga
  Micción excesiva o frecuente Micción excesiva, especialmente por la noche
  Pérdida de peso inusual Pérdida de peso
  Visión borrosa Visión borrosa
  Aliento u olor afrutado Llagas que no cicatrizan
  En algunos casos, no se presentan síntomas En algunos casos, no se presentan síntomas

Si presenta alguno de estos síntomas, acuda a su profesional de la salud inmediatamente. La diabetes solo la puede diagnosticar un profesional de la salud.

¿Quiénes deben examinarse para detectar prediabetes y diabetes?

En los EE. UU., el Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.) recomienda realizarse pruebas si se cumple con lo siguiente:

  • Tiene sobrepeso y es mayor de 45 años
  • Tiene sobrepeso y es menor de 45 años, con uno o más factores de riesgo adicionales, como:
    • Hipertensión arterial
    • Colesterol alto
    • Antecedentes familiares de diabetes
    • Origen afroamericano, asiático, latino/hispanoamericano, nativo americano o isleño del Pacífico
    • Antecedentes de diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) o parto de un bebé de más de 4 kg (9 libras)

Si su glucemia es normal, debe someterse a un análisis cada tres años. Si tiene prediabetes, debe someterse a un examen de diabetes cada uno o dos años después de recibir ese diagnóstico.

Pruebas para diagnosticar la prediabetes y diabetes

Los profesionales de la salud pueden usar tres tipos de pruebas para hacer un diagnóstico de prediabetes y diabetes:

HbA1C (A1C o prueba de hemoglobina glucosilada)

La prueba de A1C puede diagnosticar prediabetes y diabetes. Mide el control glucémico promedio durante los últimos dos o tres meses. Esta prueba es más cómoda porque no requiere ayuno. Si los resultados de la prueba de A1C se sitúan entre el 5,7% y el 6,4%, significa que tiene prediabetes y que tiene un alto riesgo de presentar diabetes. La diabetes se diagnostica cuando la A1C es del 6,5% o más.

Prueba de glucosa plasmática en ayunas (GPA)

La prueba de glucosa plasmática en ayunas requiere que no coma ni beba nada, excepto agua, durante las 8 horas anteriores a la prueba.

Para esta prueba, el profesional de la salud extrae sangre del paciente. A continuación, el plasma (la parte líquida de la sangre) se combina con otras sustancias para determinar la cantidad de glucosa en plasma (medida en mg/dl).

La siguiente tabla contiene los rangos de glucemia de la prueba de GPA para la prediabetes y diabetes, y describe lo que significa cada diagnóstico:

Intervalos de glucemia Diagnóstico Significado
De 100 a 125 mg/dl Prediabetes (también denominada glucosa en ayunas alterada) La glucemia es más alta de lo normal, pero no lo suficientemente alta como para diagnosticarse como diabetes. Esta afección aumenta el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2, cardiopatías y derrames cerebrales.
126 mg/dl o más Diabetes mellitus (diabetes de tipo 2) La diabetes de tipo 2 aparece cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o desarrolla resistencia a la insulina y no puede utilizarla eficientemente. Aumenta en gran medida el riesgo de sufrir una cardiopatía o un derrame cerebral.

Test de tolerancia oral a la glucosa (TTOG)

Esta prueba mide la eficacia con la que el cuerpo maneja una cantidad estándar de glucosa.

Para realizar esta prueba, el profesional de la salud extrae sangre antes y dos horas después de tomar una bebida grande que contiene una cantidad predefinida de glucosa. A continuación, el médico puede comparar la glucemia que contiene el plasma antes y después para ver lo bien que su cuerpo ha procesado el azúcar. Estos niveles se miden en mg/dl.

La siguiente tabla contiene los rangos del test de tolerancia oral a la glucosa (TTOG) para la prediabetes y diabetes, y describe lo que significa cada diagnóstico:

Intervalos de glucemia Diagnóstico Significado
De 140 a 199 mg/dl Prediabetes (también denominada glucosa en ayunas alterada) La glucemia es más alta de lo normal, pero no lo suficientemente alta como para diagnosticarse como diabetes. Esta afección aumenta el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2, cardiopatías y derrames cerebrales.
200 mg/dl o más Diabetes mellitus (diabetes de tipo 2) La diabetes de tipo 2 aparece cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o desarrolla resistencia a la insulina y no puede utilizarla eficientemente. Aumenta en gran medida el riesgo de sufrir una cardiopatía o un derrame cerebral.

Pruebas para controlar la diabetes

Si le diagnostican diabetes de tipo 2, puede controlar el nivel de azúcar en sangre de varias formas para evaluar la eficacia de su plan de tratamiento:

HbA1C (A1C o prueba de hemoglobina glucosilada)

El profesional de la salud puede realizar con regularidad una prueba denominada HbA1c (A1C o prueba de hemoglobina glucosilada).

La prueba de A1C ofrece una imagen de su control de glucemia promedio durante los últimos dos o tres meses. La glucemia se mide por la cantidad de hemoglobina glucosilada (A1C) presente en la sangre.

Monitoreo doméstico

Los glucómetros domésticos son fáciles de usar y permiten que los pacientes analicen su glucemia de forma independiente. Hay una gran variedad de estos dispositivos en el mercado.

Si va a tratar la diabetes con la ayuda de un glucómetro doméstico, asegúrese de consultarlo con su médico para saber qué debe hacer cuando los resultados sean demasiado altos o bajos en su caso.

Pruebas para evaluar la salud cardíaca

Las personas diabéticas presentan un mayor riesgo de sufrir una serie de complicaciones, incluidas las enfermedades cardiovasculares.

Obtenga más información sobre las pruebas invasivas y no invasivas que los médicos pueden utilizar para comprobar la salud cardíaca.


Ver, aprender y vivir

Vea su sistema cardiovascular en acción con nuestro sistema interactivo de ilustraciones y animaciones
Una mujer posa con vestido rojo

¿Vive con diabetes de tipo 2?

Reciba consejos mensuales sobre diabetes basados en la ciencia y salud cardíaca en su bandeja de entrada. Know Diabetes by Heart aumenta la concienciación de que vivir con diabetes de tipo 2 aumenta el riesgo de padecer cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, y de que las personas deberían hablar con su médico en su próxima cita sobre las formas de reducir el riesgo.