Colaboración con su equipo de cuidado de la salud para la diabetes

madre e hija hablando con el médico

Un enfoque basado en equipo es la mejor manera de prevenir las enfermedades cardiovasculares (ECV) y controlar su diabetes. El tratamiento de la diabetes requiere un enfoque multidisciplinario con profesionales médicos que cuenten con experiencia en campos específicos. Su equipo de atención médica puede ayudarla a desarrollar un plan de tratamiento para controlar su afección y prevenir o minimizar las complicaciones relacionadas.

Usted es el miembro más importante de su equipo de atención. Y su equipo depende de usted para decirle cómo se siente. Puede trabajar con varios profesionales de la salud. Estos pueden incluir un médico de familia, un endocrinólogo, un dietista registrado, un educador certificado de la diabetes y otros.

Es importante tener un equipo que le proporcione el apoyo que necesita. Asegúrese de anotar las preguntas y las inquietudes para conversar con su médico cuando vaya al consultorio.

Es importante tener un equipo que le proporcione el apoyo que necesita. Y es importante que usted haga lo siguiente:

  • Investigar y proporcionar los antecedentes familiares de diabetes y riesgos relacionados. 
  • Cumplir el plan de tratamiento del equipo de atención médica, incluido el hecho de realizar cambios en el estilo de vida tomar medicamentos y controlar los valores de salud clave.
  • Mantener una actitud de sinceridad acerca del cumplimiento del plan de tratamiento.
  • Consultar a los profesionales de la salud como se recomienda.

Su equipo de atención médica

Médico de familia (médico de cabecera)

Si tiene diabetes, es recomendable que visite a su médico de familia más de una vez al año. El personal del médico puede incluir enfermeras practicantes y asistentes médicos. Con el apoyo del personal, el médico hará lo siguiente:

  • Le proporcionará información valiosa sobre la diabetes y su tratamiento.
  • Se centrará en los problemas de su caso de diabetes y en su estado de salud general.
  • Analizará la realización de cambios en el estilo de vida para disminuir los efectos de la diabetes y evitar complicaciones.
  • Le indicará que consulte a otros profesionales con conocimientos especializados que pueden ayudar a tratar la diabetes y sus efectos.

Es recomendable preguntarle a su médico:

  • ¿Cuál es mi nivel de azúcar en sangre y cuál debería ser mi objetivo?
  • ¿Cuál es mi presión arterial y cuál debería ser mi objetivo?
  • ¿Cuál es mi nivel de colesterol en sangre y cuál debería ser mi objetivo?
  • ¿Tengo sobrepeso u obesidad? ¿Cuánto peso debería perder?
  • ¿Cuáles son mis factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, como las cardiopatías o los derrames cerebrales? ¿Cuáles son los signos de alarma?
  • ¿Qué tipos de alimentos debería comer? ¿Qué debo evitar?
  • ¿Cuáles son los mejores tipos de actividad física para mí? ¿Qué nivel de actividad debo tener?
  • ¿Qué medicamentos debo tomar para ayudar a controlar mi diabetes? 

Educadores sobre diabetes

Estos profesionales de la salud se preocupan por las personas que padecen diabetes y se ocupan de la educación de dichas personas. Los educadores de la diabetes ofrecen educación y apoyo para el autocontrol de la diabetes (DSMES, del inglés Diabetes Self-Management Education and Support), que ayuda a los pacientes que sufren de diabetes a tomar decisiones y realizar actividades que apoyen su plan de tratamiento. Pueden ser enfermeros, dietistas, farmacéuticos, médicos, fisiólogos del ejercicio, podólogos y trabajadores sociales, entre otros. Muchos han cumplido los criterios de atención adicional.

Los educadores de la diabetes ofrecen educación y apoyo para el autocontrol, que ayuda a los pacientes que sufren de diabetes a tomar decisiones y realizar actividades que apoyen su plan de tratamiento. La capacitación ha mejorado los resultados de salud en algunas personas con diabetes. A menudo, si el estado del paciente cambia, el médico de atención primaria o de cabecera debe considerar derivar al paciente a una ronda adicional de DSMES. 

Los educadores de la diabetes que brindan a los pacientes una atención integral pueden:

  • Asesorarlos sobre cómo incorporar en su vida una dieta saludable y actividad física regular.
  • Ayudarlos a entender cómo funciona la medicación.
  • Enseñarles a controlar la glucemia para evitar el riesgo de tener complicaciones.
  • Ayudarlos a resolver problemas asociados con la diabetes, que incluye hacer ajustes emocionales.
  • Crear un plan de autogestión personalizado basado en las necesidades, la edad, el horario escolar o laboral, las actividades diarias, las exigencias familiares, los hábitos alimentarios y los problemas de salud.

Puede pedirle a su educador de la diabetes lo siguiente:

  • ¿Qué significan los resultados de la prueba de glucemia y cuándo debo llamar a mi médico?
  • ¿Qué actividad física es la adecuada para mí?
  • ¿Qué necesito saber sobre alimentación saludable y planificación de comidas?
  • ¿Cómo debo organizarme cuando esté enfermo?
  • ¿Qué debo hacer si empiezo a sentirme mal en el trabajo?
  • ¿Cómo interactúan mis medicamentos para la diabetes con otros medicamentos (de venta libre o con receta)?
  • ¿Qué debo hacer si se me olvida alguna de sus indicaciones?

Busque un educador para la diabetes cerca de usted (el vínculo se abre en una nueva ventana).

Dietistas registrados

Los dietistas registrados pueden ayudar a entender qué hacer y qué no hacer en relación con la alimentación, algo imprescindible para el control de la diabetes. La regularidad en lo que come, cuándo come y cuánto come es fundamental. Y sin la ayuda de un experto en nutrición, puede ser frustrante y generar confusión. Los dietistas registrados se someten a un riguroso entrenamiento académico y cuentan con una amplia experiencia práctica. Además, mantienen actualizados sus conocimientos sobre alimentos y nutrición mediante la realización de programas de entrenamiento profesional continuo.

Cuando acuda a una cita con su dietista, puede preguntar:

  • ¿Cómo afectan los alimentos a la glucemia?
  • ¿Puedo comer alimentos con azúcar?
  • ¿Cómo puedo comer y mantener mi glucemia en un nivel saludable?
  • ¿Por qué debo comer aproximadamente la misma cantidad y a las mismas horas cada día?
  • ¿Qué cantidad de cada tipo de comida debo comer cada día?
  • ¿Qué debo comer cuando me sienta enfermo?
  • ¿Qué alimentos puedo comer mucho?
  • ¿Puedo beber alcohol?

Obtenga más información sobre lo que hacen los dietistas y encuentre uno cerca de usted (el vínculo se abre en una nueva ventana).

Farmacéuticos

El farmacéutico puede ser de gran ayuda para informarse sobre los medicamentos que toma para la diabetes y otras enfermedades. Los farmacéuticos cuentan con entrenamiento en el uso científico y clínico de medicamentos con y sin receta.

Tenga en cuenta estos consejos útiles para establecer una buena relación con su farmacéutico:

  • Aunque tenga varios médicos, adquiera todos los medicamentos con receta en la misma farmacia. De esta manera, todos sus registros de medicamentos estarán en un único lugar y su farmacéutico podrá avisarle sobre cualquier posible interacción entre los fármacos que le prescriben distintos médicos.
  • Consulte al farmacéutico antes de tomar cualquier suplemento natural o medicamento sin receta, ya que estos pueden interactuar con sus medicamentos con receta y causar efectos secundarios.
  • Lea la etiqueta. Si no está seguro de si la medicación es la prescrita por su médico o si la dosis parece incorrecta, consulte a su farmacéutico.
  • Para evitar reacciones adversas, su médico y el farmacéutico deben conocer si usted es alérgica a medicamentos, alimentos o cualquier otra cosa.

Para sacar el máximo partido a su medicación, pregunte a su farmacéutico:

  • ¿Cuándo es el mejor momento para tomar esta medicación? ¿Debería tomarlo antes o después de comer?
  • ¿Cómo interactuará este fármaco con mi medicación actual?
  • ¿Hay algún alimento que deba evitar?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Cuál es la mejor forma de almacenar el medicamento?
  • ¿Qué debo hacer si olvido una toma?
  • ¿Hay una versión genérica del medicamento?

Endocrinólogos (médicos de las hormonas)

Los endocrinólogos tratan a las personas con trastornos de las glándulas endocrinas, como diabetes, y enfermedades tiroideas y trastornos hormonales. En muchos casos, el endocrinólogo puede convertirse en su médico principal para el control de la diabetes.

Podólogos (médicos de los pies)

Un podólogo cuenta con la certificación y la capacitación necesarias para diagnosticar y tratar problemas asociados con los pies y los tobillos. La American Diabetes Association recomienda que todas las personas con diabetes se sometan a un examen anual de los pies. Con el tiempo, hasta el 50% de las personas con diabetes acaban por padecer neuropatía, es decir, daños en los nervios de los pies y la parte baja de las piernas. Esta pérdida de sensibilidad puede provocar que los pacientes no sientan calor, frío o dolor. Pueden llegar incluso a cortarse o sufrir otras heridas en los pies y las piernas sin darse cuenta de ello. Los cortes que no se tratan pueden provocar infecciones, ulceraciones y, en casos graves, la amputación.

Su médico puede enviarla a un podólogo para reconocer y controlar de forma temprana los problemas de pies y piernas. Sus visitas pueden ser más frecuentes si tiene otras condiciones de riesgo para los pies.

El podólogo se encargará de lo siguiente:

  • Controlará el pulso y la circulación de los pies.
  • Buscará cortes, hematomas o infecciones.
  • Comprobará la sensación en los pies.
  • Brindarle información sobre:
    • Los riesgos que corre.
    • Cómo tratar sus pies.
    • La importancia del control diario de los pies
    • Cómo cuidarse los pies y las uñas
    • El calzado adecuado

Oftalmólogos/optometristas (médicos de la vista)

Los oftalmólogos y los optometristas se especializan en el tratamiento de los ojos, que pueden verse afectados por la diabetes. “Retinopatía” es un término general que se usa para todos los trastornos de la retina causados por la diabetes y es común en personas con diabetes tipo 1 y 2.

Si le diagnostican diabetes tipo 2, se le recomienda enfáticamente que se someta lo antes posible a un examen ocular completo. Después de este examen se recomienda la realización de exámenes anuales, salvo que la retinopatía esté avanzando.

Cardiólogos (médicos del corazón)

Los cardiólogos son médicos con una certificación especial para el tratamiento de los problemas del sistema cardiovascular, lo cual incluye el corazón y las arterias. También tratan enfermedades relacionadas, como presión arterial alta, colesterol alto, dolor torácico, insuficiencia cardíaca, infartos al miocardio, accidente cerebrovascular, lesiones cardíacas congénitas y arritmia. Dado que usted puede presentar un riesgo mayor de enfermedades cardiovasculares, su profesional de atención primaria puede derivarlo a un cardiólogo. Los cardiólogos pueden recomendar una serie de pruebas para diagnosticar la enfermedad de un paciente.

Nefrólogos

Los nefrólogos son médicos que se especializan en trastornos de los riñones y enfermedades que los afectan, como la tensión arterial alta y la diabetes. Si el médico de atención primaria considera que los riñones no funcionan correctamente, puede enviarla a un nefrólogo para diagnosticar y tratar el problema.

La diabetes puede dañar los riñones con el paso del tiempo si no se la controla de forma correcta. De hecho, la diabetes es la principal causa de insuficiencia renal en los EE. UU. Las personas con diabetes deben realizarse exámenes renales anuales. Un análisis comprueba la cantidad de albúmina (proteína) en la orina. Demasiada cantidad en la orina es un signo de daño renal. Un análisis de sangre también puede mostrar qué tan bien funcionan los riñones. 

El papel de familiares y amigos

Además del equipo de atención médica, sus familiares y amigos pueden ser fundamentales en el control de la diabetes, brindándole ayuda para tener un mejor bienestar emocional y ofreciéndole asistencia ante una emergencia.

En el caso de la diabetes, existen elecciones y cuestiones importantes que debe recordar acerca de los cuidados de la salud. Tener un amigo o un familiar cerca puede ayudarla. Pídale a un miembro de su familia que asista con usted a las consultas médicas y que lo ayude con el control de la diabetes.

Su equipo de atención médica está obligado por ley a mantener la confidencialidad de su información médica. Sin embargo, es posible que los miembros de su familia deseen hablar con el equipo y obtener apoyo para manejar sus sentimientos. Si no tiene objeciones a ello, puede entregarle a su equipo de atención médica una lista de personas que usted permita para que hablen sobre su situación clínica.

Recursos adicionales 


Una mujer posa con vestido rojo

¿Vive con diabetes de tipo 2?

Reciba consejos mensuales sobre diabetes basados en la ciencia y salud cardíaca en su bandeja de entrada. Know Diabetes by Heart aumenta la concienciación de que vivir con diabetes de tipo 2 aumenta el riesgo de padecer cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, y de que las personas deberían hablar con su médico en su próxima cita sobre las formas de reducir el riesgo.