La narcolepsia, mejor conocida como trastorno del sueño, también puede afectar la salud cardíaca.

Hombre durmiendo en el escritorio

Muchos de nosotros tenemos problemas para dormir lo suficiente, y eso es especialmente cierto para las personas con narcolepsia, un extraño trastorno que puede causar síntomas tales como los siguientes:

  • Somnolencia extrema durante el día
  • Debilidad repentina e incontrolable de los músculos
  • Parálisis del sueño
  • Ataques de sueño que pueden llegar en cualquier momento 

¿Qué es la narcolepsia?

La enfermedad relativamente rara, que afecta a hasta 200,000 estadounidenses, por lo general, comienza en personas de entre 10 y 30 años. Las personas con antecedentes familiares de narcolepsia son entre 20 y 40 veces más propensas a ser diagnosticadas con la afección.

Si bien la mayoría de las personas ingresan a un estado profundo lleno de sueños llamado REM (del inglés Rapid Eye Movement, movimientos oculares rápidos) aproximadamente 90 minutos después de quedarse dormidas, las personas con narcolepsia pueden entrar en el sueño REM minutos después de dormirse o, incluso, cuando están despiertas.

La narcolepsia no tratada puede afectar negativamente muchos aspectos de la vida, desde el trabajo hasta la socialización, incluso la conducción de un vehículo. Además de estas preocupaciones, se asocia con la presión arterial alta, el colesterol alto y las cardiopatías.

De hecho, un estudio retrospectivo a gran escala descubrió que el riesgo de accidente cerebrovascular, el infarto al miocardio y la insuficiencia cardíaca fueron significativamente más altos en personas con narcolepsia, quienes también se sometieron a una mayor cantidad de procedimientos de angioplastia y revascularización.

¿Cómo afecta la narcolepsia al corazón?

Es necesario realizar más investigaciones para comprender mejor la asociación entre la narcolepsia y la salud cardíaca, pero puede haber una serie de factores involucrados.

Para la mayoría de las personas, la presión arterial disminuye de forma natural durante el sueño, un fenómeno llamado descenso nocturno. Esto lo regula una proteína llamada hipocretina, que a menudo es deficiente en personas con narcolepsia. Las investigaciones sugieren que una ausencia o reducción en este descenso nocturno puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Además, las personas con narcolepsia también suelen tener afecciones tales como diabetes, depresión y obesidad, que se asocian de forma independiente de enfermedades cardíacas.

Finalmente, si no existen otros factores de riesgo, dormir lo suficiente durante la noche y sentirse demasiado cansado durante el día también puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón.

De hecho, estudios demuestran que los buenos patrones de sueño son importantes para la salud cardiovascular.

Los medicamentos también puede influir.

Algunos medicamentos prescritos para mantener a las personas despiertas también tienden a aumentar la frecuencia cardíacay la presión arterial.

Cuando se toma en su dosis recomendada, por ejemplo, un medicamento comúnmente prescrito para la narcolepsia incluye hasta 1,640 miligramos de sodio.

Esa es una gran parte de la recomendación diaria máxima de sodio de 2,300 miligramos de la American Heart Association y supera la recomendación ideal de 1,500 miligramos de la AHA.

Hay un motivo para esas recomendaciones. Ya sea que se trate de sal de mesa o ingerido como ingrediente en un medicamento, se demostró que el sodio aumenta el riesgo de presión arterial alta y eventos como el accidente cerebrovascular.

Además, los antidepresivos utilizados para tratar la cataplexia en personas con narcolepsia tipo 1 pueden hacer que los eventos cardiovasculares sean más probables.

Sin embargo, hay esperanza para los pacientes con narcolepsia que se preocupan por su salud. La FDA recientemente aprobó un medicamento con menos sodio; por lo tanto, si tiene narcolepsia, consulte a su médico.

Recomendaciones para la salud del corazón para personas con narcolepsia

Si bien no hay cura para la narcolepsia, los pacientes pueden minimizar su riesgo de padecer problemas cardíacos siguiendo muchos de los mismos consejos recomendados para el público en general:

Haga ejercicio con regularidad

La American Heart Association recomienda realizar, al menos, 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa por semana, o una combinación de ambas, preferentemente repartidas durante toda la semana. Algunos ejemplos incluyen caminata a paso ligero, ejercicios aeróbicos en el agua, baile, jardinería y tenis.

Llevar una dieta sana

Para ayudar a controlar el peso, el colesterol y la presión arterial, la AHA recomienda comer alimentos nutritivos de todos los grupos de alimentos. Esto incluye diferentes frutas y verduras, cereales llenos de fibras, productos lácteos bajos en grasa, carne blanca y pescado sin piel, frutos secos y legumbres y aceites vegetales no tropicales. Limite o elimine las grasas saturadas y trans, el sodio, la carne roja y los dulces.

No fume

Con más de 5000 sustancias químicas dañinas, los cigarrillos son responsables de aproximadamente un tercio de las muertes por cardiopatías coronarias y están asociados con la gran mayoría de los casos de cáncer de pulmón en los EE. UU. Además, los fumadores mueren, en promedio, 10 años antes que los no fumadores.  

Conozca sus cifras

Conocer su colesterol, presión arterial, azúcar en la sangre e IMC o índice de masa corporal es una herramienta fundamental para luchar contra las enfermedades del corazón, porque lo ayuda a determinar su riesgo y a tomar medidas de protección, ya sea relacionadas con el estilo de vida o los medicamentos, para mantener el corazón saludable. Los niveles ideales para la mayoría de las personas son los siguientes:

  • Presión arterial: 120/80 mmHg
  • Índice de masa corporal (IMC): 25 kg/m2
  • Glucemia en ayunas: 100 mg/dl

Practique una buena higiene del sueño. 

Si bien las personas con narcolepsia presentan desafíos únicos en lo que respecta al sueño, practicar una buena higiene del sueño puede ayudar. Esto significa seguir una rutina de sueño constante, evitar tiempo frente a pantallas antes de acostarse y dormir en una habitación fresca, oscura y cómoda.


Serie de podcasts Llegar al centro de la salud del sueño

Aprenda de expertos en medicina del sueño acerca de la salud del sueño y sus consecuencias cardiovasculares.