8 cosas que puede hacer para prevenir cardiopatías y derrames cerebrales

grupo variado de adultos felices al aire libre

¿Cómo puede vivir una vida más larga y saludable? Estos ocho factores clave pueden ayudarla a reducir el riesgo de sufrir ataques al corazón y derrames cerebrales si nunca ha sufrido uno. Forman parte de un estilo de vida saludable para adultos. Además, pueden ayudarla a crear un buen plan de prevención con su equipo de cuidado de la salud (médicos, enfermeras, farmacéuticos, dietistas registrados y otros profesionales). 

1.  Conozca su riesgo.

Si tiene entre 40 y 75 años y nunca ha sufrido un ataque al corazón o un derrame cerebral, utilice nuestra calculadora Revise. Cambie. Controle. TM para calcular su riesgo de padecer un episodio cardiovascular en los próximos 10 años. Algunos factores pueden aumentar su riesgo, como el tabaco, la enfermedad renal o los antecedentes familiares de cardiopatías prematuras. Conocer sus factores de riesgo puede ayudarlos a usted y a su equipo de cuidado de la salud a elegir el mejor plan de tratamiento. Se pueden mejorar muchos factores de riesgo con cambios en el estilo de vida.

2.  Siga una dieta sana.

Centre su plan de alimentación en torno a verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, nueces, proteínas vegetales, proteínas magras de origen animal y pescado. Tome decisiones inteligentes como limitar la ingesta de carbohidratos refinados, carnes procesadas y bebidas azucaradas. Utilice la etiqueta de información nutricional en los alimentos envasados para reducir el consumo de sodio, los azúcares añadidos y las grasas saturadas, y evitar así las grasas trans.

3.  Realice ejercicio físico.

Moverse más es una de las mejores maneras para mantenerse sana, prevenir enfermedades y envejecer con salud. Los adultos deben realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de actividad intensa cada semana. Si ya lleva una vida activa, puede aumentar su intensidad para obtener incluso más beneficios. Si aún no lleva una vida activa, comience por sentarse menos y moverse más.

4.  Controle su peso.

Mantenga un peso saludable. Baje de peso si padece sobrepeso u obesidad. Empiece ingiriendo menos calorías y moviéndose más. Puede comprobar su índice de masa corporal (IMC). Si necesita ayuda, hable con su equipo de cuidado de la salud sobre un plan de pérdida de peso.

5.  Viva sin tabaco.

Si no fuma, vapea ni utiliza productos del tabaco, no empiece a hacerlo nunca. No existe ningún producto del tabaco seguro. Si dejar de fumar es un reto para usted, pida a su equipo que la ayude a abandonar el mal hábito con métodos probados. No sustituya una fuente de tabaco por otra. E intente evitar también el humo de segunda mano.

6.  Trate las afecciones.

Si tiene hipertensión arterial, colesterol alto, niveles altos de glucemia, diabetes u otras afecciones que la pongan en riesgo, es muy importante que colabore con su equipo de cuidado de la salud y realice cambios en su estilo de vida. Muchas afecciones se pueden evitar o tratar si come mejor, lleva una vida más activa, baja de peso y deja de fumar. 

7.  Tome los medicamentos.

Si padece una afección, su médico puede prescribirle estatinas u otros medicamentos para ayudar a controlar el colesterol, la glucemia y la presión arterial. Tome todos los medicamentos como se le indique. Pero no tome aspirinas como una medida preventiva, a menos que su médico se lo prescriba. Si nunca ha sufrido un ataque al corazón o un derrame cerebral, puede que una aspirina diaria no la ayude en absoluto y podría causarle problemas, como hemorragias. Si ha sufrido un ataque al corazón o un derrame cerebral, es posible que su médico le indique que tome una dosis baja de aspirina para reducir el riesgo de sufrir otro. 

8.  Colabore

Su equipo de cuidado de la salud puede ayudarla a reducir el riesgo de padecer cardiopatías o derrames cerebrales para vivir una vida más larga y saludable. Trabajen juntos en su plan de prevención. Haga preguntas y esté abierta a cualquier obstáculo al que se pueda enfrentar para intentar realizar cambios saludables. El estrés, el sueño, la salud mental, las situaciones familiares, el consumo de tabaco, el acceso a los alimentos, la asistencia social y otros problemas pueden afectar su salud y su bienestar.
 

Viva bien hoy para estar más saludable mañana.

¿Cuál es la conclusión? Una vida sana es la mejor forma de retrasar o evitar muchas cardiopatías y enfermedades cerebrales. Esto significa ser activa y estar en forma, comer sano, evitar el tabaco y tratar las afecciones que pueden suponer un mayor riesgo. Tome el control de su salud. Únase a Healthy for Good a fin de obtener consejos, herramientas e inspiración para realizar cambios y crear hábitos saludables que pueda mantener a lo largo de su vida.

Infografía sobre ocho pasos para prevenir cardiopatías y derrames cerebrales

Ocho pasos para prevenir cardiopatías y derrames cerebrales

Transamerica®

Patrocinado a nivel nacional por

Transamerica<sup>®</sup>