Organizar una fiesta de fin de año saludable

close up of gingerbread cookies, cinnamon sticks, and fresh oranges

Las fiestas de fin de año están en pleno apogeo y, si va a ser anfitriona este año, ya sabe que las sabrosas tentaciones estarán por todos los lados. Sin embargo, no tendría por qué ser así. Este año, elija ser una persona con un corazón saludable para usted y sus invitados. ¿No está segura de cómo hacerlo? Aquí tiene cinco sencillos aspectos que debe tener en cuenta.

1. Planificar con antelación

Tómese su tiempo para planificar qué comidas y bebidas servirá a sus invitados. Esto garantizará que tenga alimentos que beneficien a su cuerpo y que se mantengan dentro del presupuesto, menciona Maribet Rivera-Brut, nutricionista y voluntaria de la American Heart Association. Sugiere buscar frutas y verduras de temporada, lo que también ayudará a reducir los costos.

2. Buscar equilibrio

“No puede hacer feliz a todo el mundo, pero puede equilibrar”, afirma Maribet. Su principal sugerencia es: asegurarse de servir una gran variedad de productos, ya que le dará la oportunidad de trabajar con nuevos alimentos. “El ingrediente número uno que debe intentar tener, como anfitriona, es la fibra”, afirma. “Trate de encontrar alimentos con un alto contenido en fibra y granos integrales”.

Esto no tiene por qué ser costoso ni tardar mucho tiempo. ¿Va a servir queso y galletas saladas? Sustituya sus galletas saladas de harina blanca estándar con una versión más saludable de trigo integral y enriquecida con fibra. ¿Va a tener un plato de salsas? Agregue unas crudités a su bandeja. Y, sobre todo, busque alimentos que sean de temporada, como los arándanos rojos. Este fruto del bosque es un complemento fantástico para un menú navideño por su alto contenido en antioxidantes y su intenso sabor.

3. Beber con precaución

En las fiestas de fin de año se suele beber mucho, lo que significa que se consumirán calorías vacías y azúcares añadidos. Tanto para el anfitrión como para el invitado, la clave es la moderación. Asegúrese de que haya bebidas alternativas a mano, especialmente agua. Y aunque todo el alcohol es calórico, puede servir licores claros en vez de oscuros (menos azúcar) y vinos tintos en vez de blancos (más saludables para el corazón).

4. Servir dulces con moderación

Es probable que sus invitados hayan sido bombardeados con dulces en las últimas semanas. Refresque sus paladares con un plato de fruta fresca lleno de frutos del bosque saludables para el corazón o unas fresas bañadas en chocolate negro. “Intente siempre tener algo con fruta fresca. Puede hacer muchas cosas solo con fruta”, afirma Maribet.

¿Todavía no se puede resistir a servir las laureadas galletas con chispas de chocolate de su abuela? Recuerde esta palabra clave: sustitución. Cuando se trata de productos horneados, hay tantas cosas que puede sustituir. Y tienen un sabor igual de bueno, si no mejor, que los originales.

5. Permanecer relajada

Un anfitrión relajado es un buen anfitrión. Trate de mantener la calma el día de la fiesta. Tendrá menos probabilidades de comer y beber en exceso si piensa con claridad. Y no tenga miedo de probar los deliciosos bocados que elija servir. Si se priva de ellos solo se sentirá frustrada y hambrienta, una combinación que la llevará fácilmente al desastre de comer en exceso.

Julia Rodack es una escritora y editora que vive en Nueva York. Le encanta la comida, la moda y la aliteración. Su trabajo ha aparecido en Time Out New York, The Brooklyn Downtown Star y varias publicaciones online.


Macy's

Macy's es el promotor de la actividad física de Go Red For Women

Macy's