Cinco pasos para dejar de fumar y de vapear

dejar de fumar; mano aplastando cigarrillos

 

Ha decidido dejar de fumar, vapear o consumir cualquier tipo de tabaco. ¡Estupendo! Es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar su salud y ganar años de vida. No es fácil, pero puede hacerlo. Es más probable que lo deje para siempre si se prepara para los antojos, los impulsos y los sentimientos que provocan la abstinencia. Recuerde que la nicotina es un producto químico muy adictivo y que su cuerpo se tendrá que volver a acostumbrar a vivir sin ella.

Si desea obtener apoyo para dejar de fumar o de vapear, llame al 1-800-QUIT-NOW a fin de obtener asistencia de profesionales entrenados que pueden ayudarla a dejar de fumar para siempre.

Prepárese para dejar de fumar y vapear para siempre siguiendo estos cinco pasos; no olvide ir paso a paso:

1. Fije el día en el que lo dejará y haga un juramento de no fumar ni vapear más.

Elija una fecha en los próximos siete días en la que dejará de utilizar productos de tabaco, es decir, elija el día en el que dejará de fumar definitivamente. Comprométase o prometa frente a las personas que lo ayudarán en su lucha por dejarlo que no les fallará. Utilice el tiempo hasta el día en el que lo deje para prepararse y reducir gradualmente el número de cigarrillos que fuma o la cantidad de veces que vapea o usa otros productos del tabaco.

Jure lo siguiente: “Prometo no fumar ni utilizar productos del tabaco después del día en el que lo deje. Sé que es un riesgo grave para mi salud (y la de mi familia). También intentaré mantenerme alejada del humo de segunda mano y animaré y apoyaré a los demás a dejar de fumar y de utilizar productos del tabaco”.

2. Elija el método para dejarlo que más le convenga.

Hay tres formas de dejar de fumar; Puede elegir uno o combinarlos. Elija lo que considere que funcionará mejor para usted.

  1. Deje de fumar de golpe. El día en el que decida dejar de fumar para siempre, deje de fumar y vapear de golpe. Este método funciona mejor para algunas personas porque no alarga el proceso.

  2. Reduzca el número de cigarrillos que fuma cada día o la cantidad de veces que vapea hasta que lo deje por completo. Por ejemplo, si fuma 20 cigarrillos al día, redúzcalos a 10 al día durante dos o tres días. A continuación, reduzca el número a cinco cigarrillos durante dos o tres días. Realice un seguimiento en el calendario. Cuando llegue el día que ha decidido dejarlo, deje de fumar definitivamente.

  3. Fume solo una parte de cada cigarrillo, reduciendo la cantidad hasta que deje de fumar por completo. Cuente el número de caladas que normalmente le da a cada cigarrillo y, a continuación, reduzca su número cada dos o tres días. Realice un seguimiento en el calendario. El día que ha decidido dejarlo, deje de fumar definitivamente.

3. Hable con su médico y decida si necesita medicamentos u otra ayuda para dejarlo definitivamente.

4. Planifique el día en el que lo dejará y los días posteriores.

Tenga bocadillos saludables a mano, como:

  • frutas y verduras
  • frutos secos y semillas
  • palomitas de maíz
  • caramelos de menta y chicles sin azúcar

Encuentre formas divertidas de ocupar su tiempo cuando sienta la tentación de fumar:

  • Vaya al cine.
  • Haga ejercicio o vaya al gimnasio.
  • Visite a amigos no fumadores.
  • Dé un paseo.
  • Disfrute de una taza de café o té.
  • Pruebe un nuevo hobby que mantenga sus manos ocupadas, como pintar, tocar un instrumento, trabajar con madera o coser.
  • Trabajar en el patio o el jardín.

Deshágase de todos los cigarrillos, vapeadores, cerillas, encendedores, ceniceros y cualquier otro producto del tabaco que tenga en su casa, oficina o vehículo.

5. Y, por último, abandone el tabaco para siempre a partir del día en el que lo deje.