¡Socorro! Quiero dejar de fumar

parches de nicotina

Enhorabuena por su decisión de dejar de fumar, vapear o consumir tabaco. Ha concedido prioridad a su salud y debería sentirse orgulloso. Sin embargo, la decisión de abandonar el tabaco solo es el primer paso. El resto del proceso quizá no resulte tan fácil. Es ahí cuando los medicamentos y otros recursos pueden ser útiles para ayudarlo a dejar el tabaco definitivamente.

Recursos para ayudarlo a dejar de fumar

No tiene por qué hacerlo solo: muchas personas recurren a grupos de apoyo y líneas directas para abandonar el tabaco. A veces, el hecho de saber que alguien entiende y comparte su lucha puede ayudar a dejar de fumar definitivamente.

Líneas de ayuda para dejar de fumar

  • La organización North American Quitline Consortium es una red de sitios web y líneas de atención telefónica gratuitas. Busque la línea de ayuda y recursos disponibles en su estado en map.naquitline.org.

Residentes en EE. UU.

  • Inglés: 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669) o www.smokefree.gov
  • Español: 1-855-DEJELO-YA (1-855-335-3569) o espanol.smokefree.gov
  • Chino: 1-800-838-8917 o www.asiansmokersquitline.org
  • Coreano: 1-800-556-5564 o www.asiansmokersquitline.org
  • Vietnamita: 1-800-778-8440 o www.asiansmokersquitline.org
  •  Veteranos: 1-855-QUIT VET (1-855-784-8838) o www.publichealth.va.gov/smoking
  •  Teléfono de texto (TTY): 1-800-332-8615

Residentes en Canadá

  • Inglés: 1-866-366-3667 o www.gosmokefree.gc.ca/quit
  •  Francés: 1-866 JARRETE (1-866-527-7383) o www.vivezsansfumee.gc.ca/abandon

Recursos en línea

Estas organizaciones ofrecen información en línea y pueden contar con recursos locales en su área:

  •  American Heart Association: 1-800-AHA-USA1 o www.heart.org
  • American Cancer Society: 1-800-ACS-2345 (1-800-227-2345) o www.cancer.org/healthy/stay-away-from-tobacco
  • American Lung Association: 1-800-LUNGUSA (1-800-586-4872) o www.lung.org/stop-smoking
  • Instituto Nacional de Cáncer: 1-877-44U-QUIT (1-877-448-7848) o www.smokefree.gov
  • Become An Ex de Truth Initiative: www.becomeanex.org

Programas privados

Muchos hospitales, compañías de salud y empresas ofrecen programas para abandonar el tabaco dirigidos a pacientes ambulatorios y hospitalizados. Incluso es posible que el seguro le ayude a costearlo.

Las características que debe buscar en un programa para abandonar el tabaquismo varían. Por ejemplo, algunos pueden basarse en la modificación del comportamiento, mientras que otros pueden incluir productos de sustitución de nicotina o prescripciones de medicación sin nicotina. (Consulte siempre a su médico antes de comenzar a tomar cualquier medicamento). Los buenos programas para abandonar el tabaquismo comparten varias características en común.

Busque programas:

 Integrales: los mejores programas tienen en cuenta muchos factores, incluidos los desencadenantes, el estilo de vida y los esfuerzos anteriores de abandono del hábito. Su familia y amigos pueden desempeñar un papel fundamental para ayudarlo.

 Basados en datos: los programas de mayor éxito se basan en datos científicos demostrados. Busque sistemas que incluyan métodos clínicamente probados, como asesoramiento, terapias conductuales y consultas con un médico.

Una solución perfecta para su caso: para algunas personas, los mensajes de ayuda por teléfono, correo electrónico o texto son cruciales, mientras que otros responden mejor a los grupos de apoyo presenciales. Tendrá mayores probabilidades de éxito si elige un programa con las características adecuadas para su caso.

Medicamentos para ayudarlo a dejar de fumar

Si se utilizan correctamente, hay diversos medicamentos que pueden ayudarlo durante el proceso de abandono del tabaco. El objetivo de algunos tratamientos es reducir los efectos secundarios del abandono, como el dolor de cabeza o la irritabilidad, mientras que otros ayudan a reducir la ansiedad que provoca la falta de nicotina. Quizá necesite un medicamento de sustitución de nicotina, un medicamento de sustitución sin nicotina o una combinación de ambos. Debe hablar con su médico o profesional sanitario sobre el plan de tratamiento más adecuado para su caso.

Medicamentos sustitutivos de la nicotina

Normalmente, el tratamiento de sustitución de nicotina dura entre dos y tres meses. Aunque puede comprar varios de estos productos sin receta, consulte primero a su médico para determinar qué tipo específico sería más adecuado para usted. Recuerde que NO debe utilizar medicamentos de sustitución de nicotina si sigue fumando, vapeando o consumiendo otros productos del tabaco. El uso simultáneo de ambos puede ser peligroso.

1. Píldoras y chicles de nicotina

  •  Durante décadas, los chicles de nicotina han ayudado a las personas a dejar de fumar con éxito. Puede comprar chicles o píldoras en una farmacia sin prescripción. Asegúrese de leer las instrucciones del envase y de seguir las dosis recomendadas.

  • Utilice un chicle o una píldora cada una o dos horas mientras está despierto, pero nunca más de 20 unidades de 4 mg o 30 unidades de 2 mg de chicle o píldoras diariamente. El número de unidades diarias debe reducirse con el tiempo.

  •  No beba café, zumo de naranja, bebidas gaseosas o alcohol 15 minutos antes de tomar un chicle o pastilla ni mientras lo está tomando. Estas bebidas reducen el efecto de sustitución de la nicotina.

  • Si no utiliza correctamente los chicles o píldoras de nicotina, puede sufrir efectos secundarios como molestias en la boca y la garganta.

  • Quizá necesite utilizar chicles o píldoras de nicotina durante tres meses aproximadamente.

2. Parches de nicotina

  •  No necesita prescripción médica para comprar parches de nicotina.

  •  Algunas marcas están disponibles en concentraciones de 5, 10 y 15 mg; otras tienen una concentración de 7, 14 y 21 mg. La intensidad con la que debe empezar depende de la cantidad de tabaco que consuma actualmente. En el envase encontrará las dosis recomendadas para determinar por dónde empezar.

  •  Con el tiempo, reducirá gradualmente la dosis y comenzará a utilizar parches con menor concentración según el programa recomendado por la marca específica que utilice.

  •  Lleve el parche en el pecho o en la parte superior del brazo.

  •  Cambie el parche cada 16 o 24 horas. Si tiene problemas para dormir o pesadillas, quítese el parche antes de acostarse y colóqueselo de nuevo inmediatamente después de levantarse.

  •  No tendrá que cambiar su rutina diaria: con el parche, podrá ducharse, nadar y disfrutar de todas sus actividades físicas favoritas.

  •  Los efectos secundarios pueden incluir enrojecimiento e irritación de la piel debajo el parche. Para ayudar a reducir los efectos secundarios, debe cambiar la ubicación del parche a diario.

3. Aerosoles de nicotina

  •  A diferencia de las dos primeras opciones de sustitución de nicotina, necesitará una prescripción de su médico para comprar un aerosol de nicotina.
  • El aerosol se aplica en la nariz una o dos veces por hora durante el día.

  •  Puede provocar tos, secreción nasal o lagrimeo durante la primera o dos semanas. Estos efectos secundarios pueden desaparecer con el tiempo.

  • Puede que tenga que utilizar el aerosol de nicotina hasta seis meses, pero comenzará a reducir las dosis gradualmente a partir de los tres meses o antes. 

Medicamentos sin nicotina con receta

El clorhidrato de bupropión es un medicamento para la depresión, pero también es eficaz para dejar de fumar. Entre las marcas disponibles se incluyen Zyban®, Wellbutrin®, Wellbutrin SR® y Wellbutrin XL®. Este medicamento también está disponible en forma de genérico. La vareniclina es un medicamento que puede ayudar a reducir la ansiedad que provoca la falta de nicotina y el efecto placentero que ejerce sobre el cerebro. Entre las distintas marcas cabe destacar Chantix® y Champix®.

Se trata de dos medicamentos que se prescriben habitualmente para dejar de fumar. Para su información y como referencia, hemos incluido nombres genéricos, así como nombres de marcas que lo ayudarán a identificar lo que está tomando. Sin embargo, la AHA no recomienda ni respalda ningún producto específico. Si su prescripción de medicación no está en esta lista, recuerde que su profesional de la salud o farmacéutico es la mejor fuente de información a la que consultar. Es importante que informe a su médico de todos los fármacos que toma y que comprenda los efectos deseados y los posibles efectos secundarios. Nunca deje de tomar un medicamento ni cambie la dosis o frecuencia sin consultar previamente a su médico.

  • Ambos medicamentos bloquean el flujo de los productos químicos del cerebro que provocan el deseo de fumar.
  • Los dos se suministran en forma de píldora. Se comienza con una dosis baja, que va aumentando gradualmente hasta la dosis completa.
  •  Estos medicamentos tardan aproximadamente una semana en hacer efecto, por lo que el tratamiento debe iniciarse antes de dejar de fumar o vapear.
  •  Cada uno de estos medicamentos puede interactuar de forma diferente con otros medicamentos que esté tomando. Asegúrese de que su médico y farmacéutico disponen de una lista completa de todos sus medicamentos, incluidos medicamentos sin receta, suplementos y fitoterapia.
  •  Es posible que necesite utilizar un medicamentos sin nicotina con receta durante un período de siete a 12 semanas o superior. Siga las recomendaciones de su médico.
  • Cuando esté listo para dejar de tomar un medicamento sin nicotina con receta, quizá sea necesario reducir las dosis gradualmente antes de interrumpir el tratamiento por completo.
  • Según la FDA, la vareniclina y el bupropión pueden provocar cambios de comportamiento, con episodios de hostilidad, agitación, depresión y pensamientos o acciones suicidas. La FDA exige a los fabricantes de estos productos que incluyan una advertencia en la etiqueta del producto para alertar a los profesionales de la salud de esta nueva e importante información de seguridad.
  •  Cuando tome estos fármacos, si experimenta cambios acusados e inusuales en su estado de ánimo o comportamiento, o tiene pensamientos sobre autolesionarse o hacer daño a otra persona, debe dejar de tomar el medicamento y llamar inmediatamente a un profesional de la salud.
  •  Los amigos y familiares que perciban estos cambios de comportamiento en alguien que esté tomando vareniclina o bupropión para dejar de fumar deben comentar su preocupación al interesado, recomendarle que deje de tomar el fármaco y que se comunique con un profesional de la salud inmediatamente.

Independientemente de la forma que escoja para dejar de fumar, puede estar seguro de que está dando un paso importante para mejorar su salud y prolongar su vida. No renuncie y siga intentándolo si experimenta una recaída a lo largo del proceso. Merece la pena.