Lo que debe saber sobre el vapeo

Chica con un vapeador tipo lápiz

¿Está pensando en vapear en lugar de fumar?

Compruebe la verdad sobre los cigarrillos electrónicos antes de utilizarlos.

¿Qué es el vapeo?

El consumo de cigarrillos electrónicos se denomina a veces “vapeo”, un término derivado de la palabra vapor. Los cigarrillos electrónicos son dispositivos accionados por batería que calientan líquido para liberar un aerosol (vapor) que el usuario inhala. El líquido puede contener propilenglicol, nicotina, aromas y otras sustancias. Los fabricantes y defensores de los cigarrillos electrónicos sostienen que constituyen una alternativa más saludable al tabaco. Muchos usuarios piensan que son una forma aceptable de consumir nicotina en lugares en que no se permite fumar.

¿Cuáles son los riesgos?

Aunque el vapor de los cigarrillos electrónicos puede contener menos sustancias tóxicas que el humo de los cigarrillos, los usuarios de cigarrillos electrónicos siguen expuestos a la nicotina, que es una sustancia química peligrosa y extremadamente adictiva, así como a toxinas, metales y contaminantes. Los productos químicos nocivos exhalados con el vapor también pueden afectar a las personas que se encuentran alrededor. Además, el líquido puede ser tóxico si se ingiere o absorbe a través de la piel, lo que supone un riesgo de intoxicación para los niños pequeños en los hogares de los consumidores de este tipo de productos. Fumar mata a más de 480 000 estadounidenses al año. Es una de las causas de muerte y enfermedad que resulta más fácil de evitar. Los adultos y los niños fuman menos cigarrillos, pero consumen más productos asociados al tabaco y cigarrillos electrónicos. El vapeo puede contribuir a normalizar de nuevo el tabaco e iniciar a los niños en su consumo, e incluso inducirles al uso regular de cigarrillos con el paso del tiempo. Los cigarrillos electrónicos son los productos del tabaco más utilizados por los adolescentes. En 2018, el vapeo aumentó en un 78% entre estudiantes de secundaria y en un 48% entre los estudiantes de enseñanza intermedia.

¿Me puede ayudar realmente a dejar de fumar?

Los cigarrillos electrónicos a veces se comercializan como un método para dejar de fumar, pero las pruebas científicas no son lo suficientemente concluyentes. Según un estudio, los fumadores adultos que consumen cigarrillos electrónicos tienen un 28% menos de probabilidades de abandonar el hábito. La American Heart Association recomienda el uso de métodos demostrados para dejar de fumar. La asociación continúa abogando por regular de forma estricta los cigarrillos electrónicos, con medidas como su inclusión en las políticas de prohibición del tabaco, así como la restricción de las iniciativas de marketing y el uso de sabores dirigidos a los niños.

¿Cuál es el resultado final?

Si en la actualidad no fuma, no intente vapear porque está de “moda” o piensa que es “seguro”. No existe ningún producto del tabaco libre de riesgos. Para estar verdaderamente sano, el único método es renunciar al tabaco.