Dispositivos y procedimientos quirúrgicos para tratar la insuficiencia cardíaca

médico hablando con paciente

Desfibrilador cardioversor implantable (DCI)

Algunos pacientes con insuficiencia cardíaca o arritmias graves (latidos cardíacos irregulares) pueden necesitar desfibriladores implantables o DCI. Estos dispositivos se colocan quirúrgicamente y administran electroestimulación, o una contradescarga eléctrica, al corazón cuando se detecta un ritmo anormal potencialmente mortal. Los DCI salvan millones de vidas, pero solo están recomendados en determinadas circunstancias. La decisión de utilizar un DCI deben tomarla entre el médico y el paciente.

Obtenga más información sobre los dispositivos implantables.

Tratamiento de resincronización cardíaca (TRC)

Algunas personas con insuficiencia cardíaca desarrollan una conducción anormal del sistema eléctrico del corazón que altera la eficacia de los latidos cardíacos.

En esos casos, puede ser necesario emplear el tratamiento de resincronización cardíaca (TRC), también conocido como estimulación biventricular. Mediante este procedimiento, se consigue que los ventrículos se contraigan con normalidad y en sincronía con la ayuda de un marcapasos especial.

Este tratamiento puede mejorar la función cardíaca, reducir el riesgo de hospitalización y aumentar la supervivencia.

Obtenga más información sobre el tratamiento de resincronización cardíaca.

Dispositivo de asistencia ventricular izquierda (DAVI)

  • ¿Qué es un dispositivo de asistencia ventricular izquierda? El ventrículo izquierdo es la cámara muscular grande del corazón que bombea la sangre hacia el cuerpo. Un dispositivo de asistencia ventricular izquierda (DAVI) es un dispositivo mecánico de tipo bomba que funciona con batería y se implanta quirúrgicamente. Ayuda a mantener la capacidad de bombeo cuando el corazón no puede funcionar de forma eficaz por sí solo. Estos dispositivos están disponibles en la mayoría de los centros de trasplante cardíaco.
  • ¿Cuándo se utiliza un DAVI? A veces, este dispositivo se denomina “puente a trasplante”, pero ahora se utiliza en tratamientos a largo plazo. A menudo, los pacientes tienen que esperar mucho tiempo hasta que llega un corazón compatible. Durante la espera, el corazón ya debilitado del paciente puede deteriorarse aún más y perder la capacidad de bombear sangre por todo el cuerpo. Un DAVI puede ayudar a un corazón débil a “ganar tiempo” para el paciente o eliminar la necesidad de un trasplante cardíaco. Recientemente, los DAVI se utilizan a largo plazo como “tratamiento definitivo” en pacientes con insuficiencia cardíaca en fase terminal para los que el trasplante cardíaco no es una opción.
  • ¿Cómo funciona un DAVI? Un DAVI corriente tiene un tubo que extrae la sangre del ventrículo izquierdo a una bomba. A continuación, la bomba envía sangre a la aorta (el vaso sanguíneo grande que sale del ventrículo izquierdo). Esto ayuda de forma muy eficaz al ventrículo debilitado. La bomba se coloca en la parte superior del abdomen. Otro tubo conectado a la bomba se lleva por la pared abdominal hacia el exterior del cuerpo y se conecta a la batería y al sistema de control de la bomba. Ahora los DAVI son portátiles y a menudo se utilizan desde semanas hasta meses. Los pacientes con un DAVI pueden ser dados de alta en el hospital y mantener una calidad de vida aceptable mientras esperan a que esté disponible un corazón.

Procedimientos quirúrgicos para la insuficiencia cardíaca

No se suele utilizar cirugía para tratar una insuficiencia cardíaca. Sin embargo, se recomienda cuando el médico identifica un problema corregible que está causando la insuficiencia cardíaca, como un defecto en una válvula cardíaca o una arteria coronaria bloqueada.

Trasplante cardíaco

Algunas personas padecen insuficiencia cardíaca grave y progresiva que no se puede tratar con medicamentos ni cambios en la dieta y el estilo de vida. En estos casos, el trasplante cardíaco puede ser la única opción de tratamiento eficaz.

Los cirujanos sustituyen el corazón dañado por uno sano de un donante que haya sufrido muerte cerebral. Pueden pasar varios meses hasta que se encuentra un corazón de un donante que presente una coincidencia alta con los tejidos del receptor del trasplante. Sin embargo, este proceso aumenta la probabilidad de que el cuerpo del paciente acepte el corazón.

Durante un procedimiento de trasplante, el cirujano conecta al paciente a un sistema de circulación extracorpórea, que se encarga de las funciones del corazón y los pulmones. A continuación, el cirujano extrae el corazón enfermo y lo sustituye por el corazón del donante. Por último, se vuelven a conectar los vasos sanguíneos principales y el nuevo corazón está listo para funcionar.

Las perspectivas de las personas que han recibido un trasplante cardíaco son buenas durante los primeros años después del trasplante. De hecho, aproximadamente el 90% de los pacientes viven más de un año después de la operación. No obstante, el número de pacientes que reciben trasplantes cardíacos sigue siendo relativamente bajo, alrededor de 2500 al año.

Obtenga más información sobre los trasplantes cardíacos.

Intervención coronaria percutánea (ICP, también denominada angioplastia)

Se puede desarrollar una insuficiencia cardíaca cuando bloqueos en las arterias coronarias restringen el aporte sanguíneo al músculo cardíaco. La eliminación de estos bloqueos puede mejorar la función cardíaca general, lo que puede mejorar o resolver los síntomas de insuficiencia cardíaca. La ICP, a menudo denominada angioplastia, es un tipo de procedimiento para reabrir vasos sanguíneos bloqueados.

Ver una ilustración de las arterias coronarias.

El procedimiento se suele realizar en el laboratorio de cateterismo cardíaco. Se inserta un tubo pequeño (catéter) con un pequeño globo desinflado en el extremo a través de una incisión en la ingle (u otra zona desde la que se pueda acceder a la arteria) y se empuja por la arteria enferma. A continuación, el globo se infla para abrir la arteria. El globo se elimina una vez que la arteria se ha abierto por completo.

Se puede colocar un stent durante el procedimiento para mantener el vaso sanguíneo abierto.

Aunque existe un ligero riesgo de daños en la arteria durante la ICP, este procedimiento suele mejorar el estado del paciente.

Ver una animación de una ICP.

Revascularización coronaria

La cirugía de revascularización coronaria redirige el flujo sanguíneo alrededor de la sección bloqueada de la arteria.

Durante este procedimiento, los cirujanos retiran vasos sanguíneos sanos de otra parte del cuerpo, como la pierna o la pared torácica. A continuación, unen quirúrgicamente los vasos a la arteria enferma para que la sangre pueda fluir alrededor de la sección bloqueada.

Tras una operación de revascularización, es especialmente importante reducir el consumo de grasa y colesterol, ya que estas sustancias provocan que las arterias se obstruyan. Los médicos también recomiendan aumentar la actividad física para fortalecer los músculos cardíacos.

Ver una ilustración de una revascularización coronaria.

Reemplazo de válvula

cirugía valvularLa insuficiencia cardíaca, a veces, se debe a una válvula cardíaca defectuosa o enferma.

Las válvulas regulan el flujo de sangre en el interior del corazón. Cuando las válvulas no funcionan correctamente, se ejerce una presión adicional sobre el corazón, lo que puede provocar una insuficiencia cardíaca.

En el caso de algunos problemas de válvulas, el control médico es el primer paso en el tratamiento. Corregir el problema quirúrgicamente, a menudo, mejora o soluciona el problema.

Se pueden utilizar varias válvulas de reemplazo distintas, incluida una válvula mecánica de metal y plástico, o una de tejido humano o animal. Durante la cirugía, el paciente se conecta a un sistema de circulación extracorpórea que suministra sangre al cerebro y al cuerpo. La válvula defectuosa se retira y se sustituye.

Después de la operación y según el tipo de válvula de reemplazo utilizada, los pacientes pueden tomar medicamentos para evitar que se formen coágulos alrededor de la nueva válvula cardíaca. A menudo, es un tratamiento a largo plazo para garantizar que la nueva válvula funcione correctamente. La mayoría de las intervenciones quirúrgicas de válvulas cardíacas son un éxito, pero solo se consideran una opción cuando una válvula defectuosa o enferma pone en peligro la vida de una persona.

En algunos pacientes, la sustitución de la válvula cardíaca se puede realizar sin cirugía. Pero la idoneidad para someterse a este tipo de procedimiento se comprueba de forma muy individualizada.

Obtenga más información sobre la cirugía de válvulas cardíacas.