Opciones de sustitución de las válvulas cardíacas

ilustración de las válvulas del corazón

Sustitución de válvula

La válvula aórtica y la válvula mitral son las válvulas que se sustituyen con mayor frecuencia. Las sustituciones de válvulas pulmonares y tricúspides son bastante poco comunes en adultos.

Sustitución de una válvula estrechada:

El procedimiento quirúrgico más común para la estenosis aórtica o el estrechamiento de la válvula aórtica es la sustitución de la válvula aórtica. La estenosis mitral es otra afección que puede exigir la sustitución o reparación valvular.

Sustitución de una válvula con fugas:

La regurgitación aórtica (a veces llamada insuficiencia aórtica) es otro problema valvular común que puede requerir una sustitución valvular. Regurgitación significa que la válvula permite que la sangre regrese atravesando la válvula y entre en el corazón, en lugar de empujarla hacia delante, hacia el resto del cuerpo. La regurgitación aórtica puede dar lugar a una insuficiencia cardíaca.

La regurgitación mitral también puede requerir una sustitución de válvula. En este caso, la válvula mitral permite que la sangre oxigenada retroceda hacia los pulmones en lugar de continuar a través del corazón como debería. Las personas que presentan este cuadro pueden experimentar respiración entrecortada, latidos cardíacos irregulares y dolor torácico.

Algunas de las opciones quirúrgicas para la sustitución de válvula son:

El procedimiento elegido dependerá de la válvula que se tenga que sustituir, la gravedad de los síntomas y el riesgo de la cirugía. Algunos procedimientos pueden requerir medicamentos a largo plazo para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.

Existen opciones a la hora de elegir una válvula cardíaca. El sobreviviente Robert Epps explica los factores que influyeron en su elección de una válvula cardíaca:

Cómo comprender las opciones de tratamiento para las válvulas cardíacas desde el punto de vista de un paciente
Su cirugía cardíaca: Realización y reparación