Reconocer los síntomas de agravamiento de la valvulopatía

La importancia del seguimiento de los síntomas de la valvulopatía

Conocer los signos de falta de respiración

Las pistas pueden ser sutiles: el sillón reclinable de Monty

Monty tiene 75 años y su médico observó un soplo cardíaco hace varios años. Recientemente, visitó a su hijo David durante unos días.

  • Cada noche, Monty se iba a la cama en la habitación de invitados y, a la mañana siguiente, David lo encontraba durmiendo en el sillón reclinable del salón.
  • David le preguntó si la cama le resultaba incómoda y Monty respondió que no se sentía capaz de respirar profundamente cuando se acostaba y que el sillón reclinable parecía ayudar.
  • Monty insistió en que no era un problema, pero David se preguntaba si debía pedirle que consultara con su profesional de la salud.

¿Reconocería este comportamiento como posible signo de avance de la valvulopatía?

Observe el descenso en su capacidad para mantener el ritmo

La negación puede retrasar el tratamiento: la rutina de ejercicio de Mónica

Mónica nació con una válvula aórtica bicúspide, lo que significa que es posible que la válvula no se abra completamente, porque tiene dos valvas en lugar de tres.

  • Los vecinos Mónica y Alexis disfrutan entrenar juntos desde hace años.
  • Aunque han sido compañeros de carrera constantes durante los últimos dos años, en las últimas semanas, Mónica no parece capaz de seguir el ritmo.
  • Incluso caminar la deja sin aliento algunos días y se molesta consigo misma por quedarse atrás.
  • Monica sabe que tiene una válvula bicúspide y se pregunta si es por eso que está perdiendo el ritmo de su paso, a pesar de sus esfuerzos por mantenerse en forma.

¿Entrenaría más o concertaría una cita con su profesional de la salud?

En estas tres situaciones, se describe a personas que corren el riesgo de ignorar pistas sobre el agravamiento de la valvulopatía. Cuando una situación se agrava con el tiempo, puede ser fácil ir adaptándose a ella poco a poco. Es una de las razones por las cuales es muy importante que las personas con valvulopatías se realicen exámenes de manera periódica.

Registre la progresión de sus síntomas

Es importante preguntarse sobre los síntomas. Cuando lo haga, no piense simplemente en términos de “sí” o “no”, sino que en el grado en el cual presenta los síntomas.

¿Qué causa que se quede sin aliento? ¿Es la caminata de 3 millas (4.8 km)? ¿O la caminata se ha reducido con el transcurso del tiempo y ahora siente que se queda sin aliento tras caminar hasta el buzón de correo?

¿Alguna vez se siente aturdida? ¿Alguna vez ha sentido un impulso repentino de acostarse hasta sentirse más estable? ¿Con qué frecuencia tiene esta sensación?

¿Qué ocurre con el dolor torácico o la hinchazón inusual de los pies o los tobillos? Es importante realizar un seguimiento de los síntomas (PDF)(el vínculo se abre en una ventana nueva) y recuerde revisarlos cada seis meses o una vez al año como mínimo. Dado que la mayoría de los problemas de las válvulas cardíacas progresan lentamente, si toma notas detalladas, probablemente verá evidencias que indiquen que su afección está comenzando a agravarse.

¿Y si solo “no estoy en buena forma física”?

Vista en miniatura de la herramienta de seguimiento de síntomas de valvulopatíaPuede ser difícil separar los hábitos de la mecánica del corazón, lo cual es una razón importante por la que necesita que un profesional de la salud controle su progreso con regularidad. Su profesional de la salud puede confiar en sus informes para tomar decisiones sobre el tratamiento. Cuanto mejor se dé cuenta de lo que está pasando, mejor podrá cuidarse y tener una vida más prolongada y saludable.

Descargue nuestro localizador de síntomas (PDF) (también disponible en español [PDF]) y comprométase a revisarlo cada seis meses y repetir el ejercicio. Nunca se sabe si estar atento le permitirá salvar una vida.

La experiencia personal de Ray Rivera, representante de Heart Valve Ambassador, con la valvulopatía