Rehabilitación cardíaca y dejar de fumar

El tabaquismo aumenta el riesgo de sufrir enfermedad coronaria, así como muchos otros trastornos crónicos. Si ya tiene una cardiopatía, puede que piense: "¿cómo me va a ayudar ahora dejar de fumar?". La respuesta es que puede ayudarla bastante. Las cardiopatías pueden evitarse y controlarse a través del seguimiento de su plan de tratamiento, lo que incluye dejar de fumar.

Obtenga más información sobre el tabaquismo y las cardiopatías.

Descargue nuestra hoja de información para el paciente: How Can I Quit Smoking?: Inglés (PDF) | Español (PDF)

Prepararse para dejar de fumar

Felicitaciones. Dejar de fumar es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar su salud general y alargar su vida. Las personas que dejan de fumar suelen vivir más tiempo que las personas que siguen fumando. Es más probable que deje de fumar definitivamente si se prepara para dos cosas:

1) su último cigarrillo y 2) los antojos, los impulsos y los sentimientos que se experimenta cuando se deja de fumar.

Piense en dejar de fumar como un proceso de cinco pasos:

Paso 1: decida un día para dejarlo

Elija una fecha en los próximos 7 días en la que dejará de fumar. Utilice el tiempo hasta el día de dejarlo para prepararse y reducir gradualmente el número de cigarrillos que fuma.

Paso 2: decida un método para dejarlo

Hay tres formas de dejar de fumar; elija el método o la combinación que considere más adecuada para usted.

  • De repente: simplemente deje de fumar definitivamente el día que ha decidido dejarlo. Este método no prolonga el proceso de dejarlo.
  • Reduzca el número de cigarrillos que fuma cada día hasta que deje de fumar por completo. Por ejemplo, si ahora fuma 20 cigarrillos al día, reduzca el número a 10 al día durante dos o tres días. Después, reduzca el número a cinco cigarrillos durante dos o tres días. El día que ha decidido dejarlo, deje de fumar definitivamente.
  • Fume solo una parte de cada cigarrillo. La ayudará contar el número de caladas que da a cada cigarrillo y reduzca el número cada dos o tres días. El día que ha decidido dejarlo, deje de fumar definitivamente.

Paso 3: decida si necesita medicamentos para ayudarla a dejarlo

A veces, los medicamentos pueden hacer más llevaderas las primeras semanas. Un medicamento de sustitución de nicotina (chicle, pulverizador, parche o inhalador) puede ayudarla a dejar de fumar.

También hay medicamentos de sustitución sin nicotina, vareniclina o bupropión, que pueden ayudar a disminuir los síntomas de abstinencia. 

  • Cuando tome estos fármacos, si experimenta cambios graves e inusuales en su estado de ánimo o comportamiento o tiene pensamientos sobre autolesionarse o hacer daño a otra persona, debe dejar de tomar el medicamento y llamar inmediatamente a un profesional de la salud.
  • Los amigos y familiares que perciban estos cambios de comportamiento en alguien que esté tomando vareniclina o bupropión para dejar de fumar deben comentar su preocupación con el interesado, recomendarle que deje de tomar el fármaco y que se comunique con un profesional de la salud inmediatamente.

Los medicamentos son más útiles cuando se utilizan correctamente y se combinan con un programa de modificación del comportamiento como este. Llame a la consulta de su médico para hablar sobre cuál es el medicamento más adecuado para usted y para que le dé instrucciones sobre cómo utilizarlo.

Paso 4: planifique el día en el que va a dejarlo

Utilice esta lista de comprobación el día anterior al día en el que va a dejarlo. Si puede marcar los tres elementos, está preparada.

___ Tengo alimentos saludables para comer cuando deje de fumar, como los siguientes:

  • Fruta fresca
  • Verdura fresca
  • Caramelos sin azúcar
  • Chicles sin azúcar
  • Otros alimentos que me gustan: _______________________________

___ Cada día que no fumo, tengo pensado marcar mi éxito con una de estas actividades:

  • Ver una película
  • Visitar a mis amigos
  • Dar un paseo
  • Dedicar tiempo a una afición
  • Hacer otras actividades que me gustan: __________________________

___ Me he deshecho de todos los cigarrillos, las cerillas, los mecheros, los ceniceros y las colillas que tenía en casa y el auto.

Paso 5: deje de fumar el día que haya decidido dejarlo

Felicítese por dar un gran paso para mejorar su salud.

En cuanto lo deje, su circulación sanguínea aumentará, la presión arterial y la frecuencia cardíaca mejorarán rápidamente y los niveles de monóxido de carbono y oxígeno de la sangre volverán pronto a la normalidad.

Después de unos días de haberlo dejado, le resultará más sencillo respirar y los sentidos del olfato y el gusto mejorarán.

Las ganas de fumar deberían disminuir cada día después de dejar de fumar.

Consiga un calendario y marque cada día el número de días que lleva sin fumarse un cigarrillo. A medida que pasen los días, verá cuánto tiempo ha invertido en dejarlo, un motivo más para seguir sin fumar.

Obtenga ayuda más personalizada si la necesita. Dejar de fumar nunca es fácil. Si tiene problemas, consulte a su médico, al personal de enfermería o al personal del centro de rehabilitación acerca de programas más intensivos que la puedan ayudar. Comuníquese con la American Cancer Society o la American Lung Association, o visite sus sitios web, para obtener información sobre programas en grupo.

La American Heart Association proporciona una gran cantidad de información sobre cómo dejar de fumar, incluida una lista más detallada de las ventajas y herramientas que la ayudarán a dejar el hábito.