Realizar ejercicio físico

pareja mayor paseando a su perro en otoño

Las personas con una cardiopatía deben hacer deporte de forma regular tanto como cualquier otra persona. Los estudios muestran que las personas que comienzan a hacer deporte de forma regular y a adoptar otros cambios saludables después de padecer un ataque al corazón viven más tiempo y tienen una mejor calidad de vida que las que no lo hacen. Sin ejercicio físico regular, el cuerpo pierde lentamente su fuerza y capacidad para funcionar correctamente.

La actividad física es cualquier cosa que lo obliga a mover el cuerpo y quemar calorías, como rastrillar hojas, subir escaleras, caminar o practicar deportes. Se convierte en algo regular o planificado cuando se organizan los ejercicios en un programa coherente y continuo. Además de su rutina de ejercicios, puede aumentar la actividad física durante el día mediante actividades como hacer las tareas domésticas, jugar con niños y mascotas o subir escaleras.

En este programa de actividad física, se combinan ejercicios que benefician al corazón (ejercicios aeróbicos), como caminar, trotar, nadar o andar en bicicleta, con ejercicios de fuerza y estiramiento para aumentar la resistencia y flexibilidad en general.

Pregúntele a su médico si puede iniciar un programa de actividad física. Su médico puede ayudarlo a encontrar un programa adecuado a sus necesidades y condición física, y puede pedirle que participe en un programa de rehabilitación cardíaca oficial para que aprenda a ejercitarse de forma segura. También es posible que deba realizar una prueba de esfuerzo físico antes de empezar a hacer ejercicio nuevamente.

Su médico puede indicarle cuáles son los síntomas a los que tiene que prestar atención durante la actividad física. Si presenta alguno de estos síntomas, asegúrese de seguir las instrucciones de su profesional de la salud.

Salvar vidas de un paso a la vez

 

¿Cómo el estar físicamente activo ahora afecta la salud de su corazón en el futuro? Con la ayuda de una nueva tecnología como Apple Watch y iPhone, los investigadores están explorando la conexión e innovaciones en la conducción que nos ayudarán a llevar vidas más largas y saludables.