Miocardiopatía periparto (MCPP)

mujer embarazada recostada en una cama

¿Qué es la miocardiopatía periparto?

La miocardiopatía periparto (MCPP), también conocida como "miocardiopatía posparto", es una forma poco común de insuficiencia cardíaca que se manifiesta durante el último mes del embarazo o hasta cinco meses después del parto. El término "miocardiopatía" significa literalmente "enfermedad del músculo cardíaco".

La MCPP es una forma dilatada de la afección, lo que significa que las cámaras del corazón se agrandan y el músculo se debilita. Esto provoca una disminución del porcentaje de sangre que se expulsa del ventrículo izquierdo cada vez que se contrae el corazón. La reducción resultante en el flujo sanguíneo significa que el corazón ya no es capaz de satisfacer las demandas de oxígeno de los órganos del cuerpo, y esto afecta a los pulmones, el hígado y otros sistemas.

La MCPP es poco frecuente en Estados Unidos, Canadá y Europa. Entre 1000 y 1300 mujeres, aproximadamente, desarrollan esta afección en Estados Unidos cada año. En algunos países, la MCPP es mucho más común y puede estar relacionada con diferencias en la dieta, el estilo de vida, otras situaciones clínicas o la genética.

¿Cómo se diagnostica?

La MCPP puede ser difícil de detectar porque los síntomas de la insuficiencia cardíaca se pueden parecer a los del embarazo del tercer trimestre, como la hinchazón de pies y piernas, y cierto grado de respiración entrecortada. Los casos más extremos se caracterizan por un cuadro grave de respiración entrecortada e hinchazón prolongada después del parto.

Durante una exploración física, los médicos buscan signos de líquido en los pulmones. Se utiliza un estetoscopio para detectar crepitaciones pulmonares, una frecuencia cardíaca rápida o ruidos cardíacos anormales. Un ecocardiograma puede detectar la miocardiopatía, ya que muestra la disminución de la función cardíaca.

La MCPP se diagnostica cuando se cumplen los siguientes tres criterios:

  1. Se desarrolla insuficiencia cardíaca en el último mes del embarazo o en los 5 meses posteriores al parto.
  2. La capacidad del corazón para bombear sangre disminuye, con una fracción de eyección (FE) inferior al 45% (normalmente se mide con un ecocardiograma). La FE es la cantidad de sangre que el ventrículo izquierdo bombea con cada contracción. Los valores normales de FE son de entre 55% y 70%.
  3. No se observa ninguna otra causa de insuficiencia cardíaca con FE reducida.

Los análisis de sangre de laboratorio son un componente estándar de la evaluación. Esto incluye pruebas para evaluar la función renal, hepática y tiroidea, pruebas para evaluar los electrolitos, incluidos el sodio y el potasio, y un hemograma (recuento de células sanguíneas) completo para buscar indicios de anemia o signos de infección. Además, se pueden utilizar marcadores de lesión y estrés cardíacos para evaluar el nivel de riesgo.

Algunos síntomas de esta afección son:

  • Fatiga
  • Sentir que el corazón late con un ritmo rápido o irregular (palpitaciones)
  • Aumento de la micción nocturna (nicturia)
  • Respiración entrecortada con la actividad y cuando se está recostada
  • Hinchazón de los tobillos
  • Venas del cuello hinchadas
  • Presión arterial baja o caídas de presión al ponerse de pie

La gravedad de los síntomas en pacientes con MCPP se puede clasificar mediante el sistema de la New York Heart Association:

  • Clase I: enfermedad sin síntomas
  • Clase II: síntomas leves/con efecto en la función o síntomas solo con esfuerzo extremo
  • Clase III: síntomas con esfuerzo mínimo
  • Clase IV: síntomas en reposo

¿Cuáles son las causas?

No se sabe con certeza cuál es la causa subyacente. En algunos casos, una biopsia cardíaca revela que la mujer tiene inflamación del músculo cardíaco. Esto puede deberse a una enfermedad vírica anterior o a una respuesta inmunitaria anormal. Otras causas posibles son problemas de nutrición, espasmos de las arterias coronarias, enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños y deficiencias de las defensas antioxidantes. La genética también puede influir.

Al principio, se pensaba que la MCPP era más común en mujeres mayores de 30 años, pero desde entonces se ha documentado en grupos de edad muy diversos. Estos son algunos de los factores de riesgo:

  • Obesidad
  • Antecedentes de trastornos cardíacos, como miocarditis (inflamación del músculo cardíaco)
  • Uso de determinados medicamentos
  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Embarazos múltiples
  • Ascendencia afroamericana
  • Mala alimentación

¿Cómo se puede tratar la MCPP?

El objetivo del tratamiento de la miocardiopatía periparto es evitar que se acumule líquido adicional en los pulmones y contribuir a que el corazón se recupere de la mejor forma posible. Muchas mujeres recuperan la función cardíaca normal o se estabilizan con medicamentos. Algunas desarrollan una insuficiencia cardíaca grave que requiere asistencia mecánica o trasplante cardíaco.

Son varios los tipos de medicamentos que un médico puede recetar para el tratamiento de los síntomas, con variaciones que resultan más seguras para las mujeres que dan el pecho.

  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA): ayudan al corazón a trabajar de forma más eficiente.
  • β bloqueantes: hacen que el corazón lata más lentamente para que tenga tiempo de recuperación.
  • Diuréticos: reducen la retención de líquidos.
  • Digitálicos: un grupo de sustancias derivadas de la planta dedalera que se usan desde hace más de 200 años para tratar la insuficiencia cardíaca. Los digitálicos fortalecen la capacidad de bombeo del corazón.
  • Anticoagulantes: favorecen la dilución de la sangre. Las pacientes con MCPP tienen un mayor riesgo de desarrollar coágulos, sobre todo si la FE es muy baja.

Algunos médicos pueden recomendar una dieta baja en sal, restricciones de líquidos o pesaje diario. Un aumento de peso de aproximadamente 1,5 a 2 kg (3 a 4 libras) o más en un día o dos puede indicar la existencia de acumulación de líquido.

A las mujeres que fuman y beben alcohol se les aconseja que dejen de hacerlo, ya que estos hábitos pueden empeorar los síntomas.

Una biopsia del corazón puede ayudar a determinar si la causa subyacente de la miocardiopatía es una infección del músculo cardíaco (miocarditis). Sin embargo, este procedimiento es poco común.

¿Cómo pueden minimizar el riesgo las mujeres?

Para desarrollar y mantener un corazón fuerte, las mujeres deben evitar los cigarrillos y el alcohol, consumir una dieta equilibrada y hacer ejercicio de forma habitual. Las mujeres que desarrollan miocardiopatía periparto presentan un elevado riesgo de desarrollar la misma afección en embarazos posteriores.

Posibles avances futuros

Se están llevando a cabo investigaciones para comprender la causa de la MCPP y para desarrollar nuevos tratamientos. Se han probado tratamientos que alteran el sistema inmunológico, como la inmunoglobulina intravenosa y la inmunoabsorción, pero su eficacia no está comprobada. Algunos investigadores también se han enfocado en el papel de la prolactina en la MCPP. La prolactina es una hormona liberada por la hipófisis al final del embarazo y después del parto, que estimula la producción de leche materna. Sin embargo, la prolactina puede tener efectos adversos sobre el músculo cardíaco al limitar el aporte sanguíneo y causar la muerte celular. La bromocriptina es un medicamento que inhibe la secreción hipofisaria de prolactina. Algunos estudios preliminares sugieren que ayuda a tratar la MCPP, pero aún falta realizar más estudios.

Un embarazo complicado: lea la historia de Rebecca Stewart sobre la MCPP en la revista Heart Insight.