Vivir con un marcapasos

Si tiene arritmias (latido cardíaco irregular), es posible que su médico le haya recomendado un marcapasos para regular la frecuencia cardíaca.

Pero usted también tiene que poner de su parte para ayudar al marcapasos a controlar la frecuencia cardíaca. Por ejemplo, si le han recetado fármacos como parte del tratamiento, no olvide tomarlos siguiendo las indicaciones del médico. Los fármacos para la arritmia colaboran con el marcapasos y ayudan a regular el latido cardíaco.

También es buena idea llevar un registro de la medicación que toma y de cuándo la toma. Descargue una herramienta de seguimiento de medicamentos imprimible.

marcapasos

Ver una animación de un marcapasos

Primeros días con el marcapasos

Después de implantarle el marcapasos, su médico le explicará detalladamente las limitaciones y precauciones que debe adoptar. Asegúrese de que usted o la persona encargada de su cuidado entiendan perfectamente estas instrucciones. No tenga miedo a preguntar.

Antes de salir del hospital, asegúrese de que entiende cuál es la frecuencia cardíaca inferior y superior programada en su marcapasos. Hable con su médico sobre la frecuencia cardíaca máxima aceptable por encima de la frecuencia del marcapasos.

Entre otras consideraciones se incluyen las siguientes:

  • Espere unas ocho semanas hasta que el marcapasos se asiente firmemente. Durante este período, evite realizar movimientos bruscos con los que el brazo se separe del cuerpo.
  • Evite ejercer presión en la zona en la que esté implantado el marcapasos. Las mujeres pueden llevar un pequeño parche sobre la incisión como protección de la correa del sostén.
  • Relativamente poco después de la cirugía, podrá realizar todas las actividades normales para una persona de su edad. Pregunte a su médico cómo y cuándo debe aumentar la actividad.

Llevar una vida normal

Poco después de la cirugía, lo más seguro es que ni se acuerde del marcapasos en su día a día. Lo único que debe hacer es aplicar las recomendaciones de su médico en sus actividades diarias. Tenga en cuenta lo siguiente:

  • Realice ejercicio físico. Procure hacer lo que le gusta o lo que le apetezca cada día. Dé paseos cortos o simplemente mueva los brazos y las piernas para facilitar la circulación sanguínea.
  • No se exceda. Deténgase antes de sentirse cansado. La cantidad adecuada de actividad debe hacerlo sentir mejor, no peor.
  • No dude en bañarse y ducharse. El marcapasos está completamente protegido contra el contacto con el agua.
  • Los viajes en vehículo, tren o avión no suponen ningún peligro.
  • Manténgase alejado de imanes y de campos eléctricos intensos. Obtenga más información sobre cómo otros dispositivos pueden interferir en los DCI y los marcapasos.
  • Infórmeles a los otros integrantes del equipo médico, como dentistas, enfermeras, técnicos médicos y miembros del personal del hospital, que lleva un marcapasos.
  • Las personas con marcapasos pueden continuar con su actividad sexual habitual.
  • Recuerde que lleva un marcapasos cuando llegue a un aeropuerto o a otros lugares públicos con controles de seguridad. Los detectores de metales no dañan los marcapasos, pero pueden detectar el metal del dispositivo. En el aeropuerto, informe al agente responsable de la seguridad que lleva un marcapasos. Es posible que tenga que someterse a un control de seguridad independiente, como puede ser con un detector manual.

Descargue gratuitamente una tarjeta de identificación de marcapasos. Mostrársela al personal de lugares con detectores de metales u otros dispositivos de seguridad puede ahorrarle algunas molestias.

Revisar el dispositivo

Los marcapasos modernos están diseñados para durar mucho tiempo. Aun así, los marcapasos deben revisarse periódicamente para evaluar la batería y comprobar el funcionamiento de los cables. No olvide acudir a las citas de revisión del marcapasos. En esas citas:

  • Su médico comprobará si la medicación está funcionando y si la está tomando correctamente.
  • Podrá hacer preguntas y expresar cualquier preocupación que pueda tener sobre vivir con un marcapasos. Asegúrese de que tanto usted como las personas encargadas de su cuidado entiendan las explicaciones del médico. Puede ser conveniente tomar notas.
  • Su médico utilizará un analizador especial para comprobar la duración de la batería. Esta herramienta de diagnóstico puede detectar si la batería está baja antes de que usted note algún cambio.

Con el tiempo, es posible que se deba sustituir la batería en un procedimiento quirúrgico. Este procedimiento de sustitución es menos complicado que la intervención original para implantar el marcapasos. Su médico le explicará el procedimiento cuando llegue el momento.

Controlarse

Su médico puede recomendarle que se tome el pulso con frecuencia y que lo anote para poder medir su frecuencia cardíaca. De esta forma, podrán comprobar si su frecuencia cardíaca se encuentra dentro del rango aceptable y podrán determinar si el marcapasos funciona correctamente.

Cuando se tome el pulso en casa, siga las instrucciones de su médico respecto a las situaciones en las que debe ponerse en contacto con él. Por lo general, no suele haber motivos para ponerse en contacto con el médico, salvo que:

  • Su corazón late a más de 100 latidos por minuto.
  • Su frecuencia cardíaca desciende repentinamente por debajo del valor aceptable.
  • Su frecuencia cardíaca aumenta considerablemente.
  • Su pulso es rápido e irregular (por encima de los 120 latidos por minuto) y el marcapasos está programado para un tipo de latido rápido-lento.
  • Nota que su frecuencia cardíaca se ralentiza repentinamente.

Si el latido de su corazón corresponde a la frecuencia cardíaca deseada, o está cerca de esta, pero tiene alguna irregularidad ocasional, no se preocupe. Probablemente solo se deba a que el marcapasos natural del corazón está compitiendo con las señales emitidas por el marcapasos artificial. Ocurre con poca frecuencia, pero es normal.

Otros motivos de preocupación

Póngase en contacto con su médico inmediatamente en las siguientes situaciones:

  • Si tiene dificultades para respirar.
  • Si empieza a subir de peso y se le hinchan las piernas y los tobillos.
  • Si se desmaya o sufre mareos.

Llevar la tarjeta de identificación del marcapasos

Lleve una tarjeta que avise al personal médico que lleva un marcapasos en caso de que usted no pueda decírselo. Guárdela en la cartera, el bolso o la funda del teléfono para llevarla siempre con usted. Descargue una tarjeta de identificación de marcapasos imprimible.

Si sufre un accidente, el personal de urgencias debe saber que usted lleva un marcapasos. Por ejemplo, el personal médico debe saber que lleva un marcapasos antes de realizar pruebas diagnósticas con RM, que es uno de los dispositivos que pueden interferir en el funcionamiento del marcapasos.

También puede considerar la posibilidad de llevar una pulsera identificativa o una cadena con una chapa para mayor seguridad y comodidad.