Contracciones prematuras: CAP y CVP

¿Alguna vez sintió como si su corazón “omitiera un latido”? La mayoría de las personas experimentan esta sensación en un momento u otro.

En realidad, el corazón no omite un latido. En cambio, es probable que haya tenido una contracción prematura.

Las contracciones prematuras ocasionales son normales y frecuentes en niños y adolescentes. Generalmente, no se encuentra ninguna causa y muchas desaparecen por sí solas.

Tipos de contracciones prematuras

Se puede originar una contracción prematura en las cámaras superiores (aurículas) o inferiores (ventrículos) de su corazón. Con este latido “adicional”, normalmente una pausa provoca que su siguiente latido normal sea más fuerte.

Los latidos prematuros que comienzan en las cámaras superiores de su corazón son contracciones auriculares prematuras o CAP. Las que comienzan en las cámaras inferiores son contracciones ventriculares prematuras o CVP.

Pruebas y tratamiento

Rara vez, las contracciones prematuras se pueden deber a una enfermedad o lesión en el corazón. Si su médico sospecha esta posibilidad, él o ella puede sugerir pruebas para controlar la función cardíaca.

Si se descubre la causa de las contracciones prematuras, su médico puede recomendar un plan de tratamiento.


Ver, aprender y vivir

Vea su sistema cardiovascular en acción con nuestro sistema interactivo de ilustraciones y animaciones