Ablación de arritmias

La ablación con catéter es un procedimiento que utiliza energía de radiofrecuencia (similar al calor por microondas) para destruir un área pequeña de tejido cardíaco que está causando que los latidos cardíacos sean rápidos e irregulares. Destruir este tejido ayuda a restaurar el ritmo regular del corazón. Este procedimiento también se denomina ablación por radiofrecuencia.

Puntos clave

  • La ablación con catéter se utiliza para tratar los ritmos cardíacos anormales (arritmias) cuando los medicamentos no se toleran o no son eficaces.
  • Los medicamentos ayudan a controlar el tejido cardíaco anormal que causa las arritmias. La ablación con catéter destruye el tejido.
  • La ablación con catéter es un procedimiento de bajo riesgo que tiene éxito en la mayoría de las personas que se someten a él.
  • Este procedimiento se lleva a cabo en una sala de hospital especial denominada laboratorio electrofisiológico (EF) o de cateterismo cardíaco. Se tarda de 2 a 4 horas.

¿Por qué algunas personas se someten a la ablación con catéter?

El corazón tiene unas células especiales que crean señales eléctricas que viajan a través de las cámaras del corazón. Estas señales permiten que las cámaras superior e inferior del corazón latan en la secuencia correcta. Si hay células anormales, estas pueden crear señales eléctricas desorganizadas que provocan latidos cardíacos irregulares o rápidos denominados arritmias. Cuando esto sucede, puede que el corazón no bombee la sangre de manera eficaz y es posible que sienta que va a desmayarse y que tiene la respiración entrecortada y débil. También puede sentir que su corazón late con fuerza.

Los medicamentos para tratar los latidos cardíacos irregulares y rápidos funcionan muy bien en la mayoría de la gente. Pero no funcionan con todo el mundo y pueden provocar efectos secundarios en algunas personas. En estos casos, los médicos pueden sugerir la ablación con catéter. El procedimiento se utiliza con mayor frecuencia para tratar una enfermedad llamada taquicardia supraventricular, o TSV, que se produce a causa de las fibras de conducción anormales en el corazón. La ablación con catéter también se usa para ayudar a controlar otros problemas del ritmo cardíaco, como el flúter auricular y la fibrilación auricular. La ablación con catéter destruye el tejido anormal sin dañar el resto del corazón.

¿Cuáles son los riesgos de someterse a la ablación con catéter?

Presenta pocos riesgos. Los problemas más comunes se generan por el uso de los catéteres, unos tubos largos y delgados que los médicos insertan en las arterias o venas. En ocasiones, insertar los tubos puede dañar el vaso sanguíneo o causar una hemorragia o infección. Estos problemas son poco frecuentes.

“Cada pocos días iba al servicio de urgencias con TSV. Me sentía muy mal y los medicamentos no estaban funcionando. Después de la ablación con catéter, puedo ir al trabajo y hacer ejercicio sin TSV”. Bill, 61 años.

¿Cómo debo prepararme para la ablación con catéter?

  • El médico le informará sobre lo que debe comer y beber durante las 24 horas anteriores a la prueba.
  • Normalmente, se le indicará que no coma ni beba nada durante al menos 6-8 horas antes del procedimiento.
  • Informe a su médico de los medicamentos que toma. Probablemente le pida que no los tome antes de la prueba. No deje de tomarlos hasta que el médico se lo indique.
  • Deje toda la joyería en casa.
  • Solicite a alguien que lo lleve a casa después del procedimiento.

¿Qué sucede durante la ablación con catéter?

Un médico con formación especial realiza el procedimiento junto con un equipo de enfermeros y técnicos. El procedimiento se realiza en un laboratorio de electrofisiología (EF) o de cateterismo del hospital.

  • Un enfermero le colocará una vía intravenosa en una vena del brazo para que pueda recibir el medicamento (anestesia) a fin de evitar el dolor. También es posible que le administren un medicamento (sedante) para ayudarlo a relajarse, pero con el que estará despierto durante el procedimiento.
  • La enfermera limpiará y afeitará la zona en la que vaya a trabajar el médico. Normalmente, será en la ingle.
  • El enfermero le suministrará una inyección (de anestésico local) para insensibilizar el sitio de la punción con la aguja.
  • El médico hará una punción con aguja en la piel hacia el vaso sanguíneo (normalmente una vena, pero a veces una arteria) en la ingle. Insertará un pequeño tubo del tamaño de una pajita, que recibe el nombre de manguito, en el vaso sanguíneo. El doctor introducirá con cuidado el catéter (un tubo largo y fino) en el vaso sanguíneo a través del manguito. En una pantalla de video, se le mostrará la posición del catéter. Es posible que sienta cierta presión en la ingle, pero no debería dolerle en absoluto.
  • El médico inserta varios tubos largos y delgados con alambres, denominados catéteres de electrodos, a través del manguito y los dirige hasta el corazón.
  • Para localizar el tejido anormal que causa la arritmia, el médico envía un pequeño impulso eléctrico a través del catéter de electrodo. Este activa el tejido anormal que está causando la arritmia. Los demás catéteres registran las señales eléctricas del corazón para localizar los sitios anormales.
  • El médico coloca el catéter en el sitio exacto del corazón donde se encuentran las células anormales. Entonces, se envía energía de radiofrecuencia suave e indolora (similar al calor de microondas) al tejido. Esto destruye las células del músculo cardíaco de un área muy pequeña (alrededor de 0,5 cm [1/5 de pulgada]) que son responsables de los impulsos adicionales que causaban el ritmo cardíaco rápido.
  • La ablación con catéter generalmente tarda de 2 a 4 horas. Si tiene más de un área de tejido anormal, el procedimiento será más largo. Normalmente, puede irse a casa el mismo día o puede que tenga que pasar la noche ingresado.

NOTA: Durante este procedimiento, la punta de un catéter se dirige a la zona de tejido cardíaco que está produciendo señales eléctricas anormales. Después, el catéter emite un pulso indoloro de energía de radiofrecuencia que destruye el tejido anormal y corrige el latido cardíaco irregular.

¿Qué sucede después de la ablación con catéter?

Después, será trasladado a una sala de recuperación. Normalmente, el manguito permanece en la pierna durante varias horas después de la ablación con catéter. Durante ese tiempo, debe permanecer tumbado.

Después de que el médico o enfermero quite el manguito:

  • Un enfermero pondrá presión sobre la zona de punción para detener la hemorragia.
  • Debe mantener la pierna estirada durante 6 a 8 horas después de que el médico o enfermero le retire el manguito. El enfermero le indicará cuándo puede levantarse de la cama.
  • El enfermero lo vigilará de cerca y controlará su latido cardíaco y constantes vitales (pulso y presión arterial).
  • Informe a su médico o enfermero de inmediato si observa cualquier hinchazón, dolor o sangrado en la zona de la punción, o si le duele el pecho.
  • Antes de salir del hospital, el enfermero le dará instrucciones por escrito acerca de qué hacer en casa.
  • A menudo, se receta aspirina durante 2 a 4 semanas para minimizar el riesgo de formación de coágulos en los sitios de la ablación.

¿Qué ocurre después de llegar a casa?

Siga las instrucciones de su médico o enfermero. La mayoría de las personas puede retomar su actividad normal el día después de salir del hospital.

  • No conduzca durante las 24 horas posteriores a abandonar el hospital.
  • No beba alcohol durante las 24 horas posteriores a abandonar el hospital.
  • Evite la actividad física intensa durante tres días. Consulte con su médico cuándo puede volver al ejercicio extenuante.
  • Es normal que aparezca un pequeño hematoma en la zona. Si la zona comienza a sangrar, acuéstese y presione firmemente sobre la zona. Pida a alguien que llame al médico o al hospital.

Llame al teléfono de emergencias si nota lo siguiente:

  • El sitio de la punción se hincha con mucha rapidez.
  • El sangrado del sitio de la punción no disminuye cuando lo presiona con firmeza.

Llame a su médico si sucede lo siguiente:

  • Nota adormecimiento u hormigueo en la pierna que ha recibido la punción, o su pie se siente frío o está azulado.
  • El área alrededor del sitio de la punción parece más amoratada.
  • La zona comienza a hincharse o a drenar líquido.
  • Siente dolor o molestias en el pecho que pasan hacia el cuello, la mandíbula o el brazo.
  • Se siente mal del estómago o suda mucho.
  • Tiene un latido cardíaco irregular o rápido.
  • Siente dificultad para respirar.
  • Se siente mareado o tiene vértigo lo suficiente como para tener que acostarse.

¿Cómo puedo informarme mejor sobre la ablación con catéter?

Hable con su médico. A continuación, se muestran algunas preguntas interesantes:

  • ¿Por qué cree que la ablación con catéter me ayudará?
  • ¿Existen otros tratamientos que deberíamos considerar?
  • ¿Por qué he empezado a tener esta arritmia?
  • ¿Tendré que tomar medicamentos o someterme a otro procedimiento después de la ablación con catéter?

Más información: