Cómo puede provocar la hipertensión arterial un derrame cerebral

Derrame cerebral e hipertensión arterial

Los derrames cerebrales son una de las principales causas de muerte y discapacidad grave a largo plazo. La mayoría de las personas que sufren un primer derrame cerebral también presentan hipertensión arterial  (HTA o hipertensión).

derrame cerebral isquémico

La hipertensión arterial daña las arterias de todo el cuerpo y produce afecciones que hacen que las arterias se rompan o se obstruyan con mayor facilidad. La debilitación de las arterias del cerebro, como resultado de una hipertensión arterial, supone un riesgo mucho más alto de sufrir un derrame cerebral. Por este motivo controlar la hipertensión arterial es fundamental para reducir las posibilidades de sufrir un derrame cerebral.

¿Qué ocurre cuando sufre un derrame cerebral?

Un derrame cerebral se produce cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se obstruye por un coágulo (derrame cerebral isquémico) o se rompe (derrame cerebral hemorrágico). Cuando esto ocurre, parte del cerebro ya no obtiene la sangre y el oxígeno que necesita, por lo que empieza a morir. Su cerebro controla sus movimientos y pensamientos, así que un derrame cerebral no solo afecta a este órgano, sino que también puede amenazar su capacidad para pensar, moverse y funcionar. Los derrames cerebrales pueden afectar al lenguaje, la memoria y la vista. Los derrames cerebrales graves pueden causar parálisis o incluso la muerte.

La mayoría de los derrames cerebrales son los derrames cerebrales isquémicos causados por vasos sanguíneos estrechos u obstruidos (aterosclerosis) en el cerebro que cortan el flujo sanguíneo a las células cerebrales (la trombosis cerebral y la embolia cerebral son derrames cerebrales isquémicos). Vea una animación interactiva de un derrame cerebral isquémico.

Un porcentaje mucho menor de derrames cerebrales son los derrames cerebrales hemorrágicos (hemorragias cerebrales) que se producen cuando un vaso sanguíneo se rompe en el cerebro o cerca de él, lo que provoca una hemorragia subaracnoidea (HSA) en la superficie del cerebro o una hemorragia intracerebral (HIC) profunda dentro del cerebro. Vea una animación detallada de un derrame cerebral hemorrágico.

Un AIT (derrame cerebral isquémico transitorio) se produce por un coágulo temporal. A menudo se le denomina “miniderrame cerebral”. Se deben tomar muy en serio estos derrames cerebrales de advertencia. Vea lo que ocurre durante un AIT.

No permita que la hipertensión arterial provoque un derrame cerebral:


Videos de testimonios de los sobrevivientes de HTA