Presión arterial baja: cuándo la presión arterial es demasiado baja

mujer mareada¿Qué nivel de presión arterial baja se considera demasiado bajo?

Dentro de ciertos límites, cuanto menor sea la lectura de la presión arterial, mejor. Tampoco existe un número específico en el que la presión arterial diaria se considere demasiado baja, siempre y cuando no tenga ningún síntoma grave.

Síntomas de la presión arterial baja

La mayoría de los médicos solo consideran que la presión arterial baja de forma crónica es peligrosa si se observan signos y síntomas, como:

  • Mareo o aturdimiento
  • Náuseas
  • Desmayos (síncopes)
  • Deshidratación y sed inusual
  • La deshidratación a veces puede provocar una caída de la presión arterial. Sin embargo, la deshidratación no siempre causa una presión arterial baja. La fiebre, los vómitos, la diarrea grave, el uso excesivo de diuréticos y el ejercicio extenuante pueden provocar deshidratación, una afección potencialmente grave en la que el cuerpo pierde más agua de la que se toma. Incluso una deshidratación leve (una pérdida de tan solo el 1% al 2% del peso corporal) puede causar debilidad, mareo y fatiga.
  • Falta de concentración
  • Visión borrosa
  • Piel fría, húmeda y pálida
  • Respiración superficial y rápida
  • Fatiga
  • Depresión

Causas subyacentes de la presión arterial baja

La presión arterial baja se puede producir con:

  • Reposo prolongado en cama
  • Embarazo: Durante las primeras 24 semanas de embarazo, es normal que la presión arterial descienda.
  • Disminución del volumen sanguíneo: Una disminución del volumen sanguíneo también puede provocar una caída de la presión arterial. Una pérdida significativa de sangre debido a un traumatismo, deshidratación o hemorragia interna grave reduce el volumen sanguíneo, lo que provoca una grave caída de la presión arterial.
  • Algunos medicamentos: Una serie de medicamentos pueden causar una presión arterial baja, incluidos los diuréticos y otros medicamentos que tratan la hipertensión; medicamentos cardíacos como los betabloqueantes; medicamentos para la enfermedad de Parkinson; antidepresivos tricíclicos; medicamentos para la disfunción eréctil, especialmente en combinación con nitroglicerina; narcóticos y alcohol. Otras prescripciones de fármacos y medicamentos sin receta pueden causar una presión arterial baja cuando se toman en combinación con medicamentos para la hipertensión arterial.
  • Problemas cardíacos: Entre las afecciones cardíacas que pueden dar lugar a una presión arterial baja se encuentran la frecuencia cardíaca anormalmente baja (bradicardia), los problemas con las válvulas cardíacas, los ataques al corazón y la insuficiencia cardíaca. Es posible que su corazón no pueda hacer circular suficiente sangre para satisfacer las necesidades de su cuerpo.
  • Problemas endocrinos: Estos problemas incluyen complicaciones con las glándulas productoras de hormonas en los sistemas endocrinos del cuerpo; en concreto, una tiroides hipoactiva (hipotiroidismo), enfermedades de la paratiroides, insuficiencia suprarrenal (enfermedad de Addison), niveles bajos de glucemia y, en algunos casos, diabetes.
  • Infección grave (shock séptico): El shock séptico se puede producir cuando las bacterias abandonan el lugar original de una infección (con mayor frecuencia en los pulmones, el abdomen o el tracto urinario) y entran en el flujo sanguíneo. A continuación, las bacterias producen toxinas que afectan los vasos sanguíneos, lo que provoca un descenso profundo y potencialmente mortal de la presión arterial.
  • Reacción alérgica (anafilaxia): El shock anafiláctico es una reacción alérgica a veces mortal que se puede producir en personas que son muy sensibles a medicamentos como la penicilina, a algunos alimentos como los maníes o las picaduras de abejas o avispas. Este tipo de shock se caracteriza por problemas respiratorios, temblores, picores, una garganta hinchada y una caída repentina y drástica de la presión arterial.
  • Hipotensión mediada por vía neuronal: A diferencia de la hipotensión ortostática, este trastorno hace que la presión arterial descienda tras permanecer de pie durante largos períodos, lo que provoca síntomas como mareos, náuseas y desmayos. Esta afección afecta principalmente a los jóvenes y se produce debido a una mala comunicación entre el corazón y el cerebro.
  • Deficiencias nutricionales: La falta de las vitaminas esenciales B-12 y el ácido fólico puede provocar anemia, lo que a su vez puede provocar una presión arterial baja.

Si observa una disminución repentina de la presión arterial

Una única lectura inferior a la normal no es motivo de alarma, a menos que experimente otros síntomas o problemas. Si sufre mareos, aturdimiento, náuseas u otros síntomas, debería consultar a su profesional de la salud. Para ayudarlo con el diagnóstico, lleve un registro de los síntomas y las actividades que realizaba en el momento en el que se produjeron.

¿La presión arterial baja se relaciona con una frecuencia cardíaca baja? Averígüelo.