Crisis de hipertensión: Cuándo debe llamar al teléfono de emergencias por la hipertensión arterial

Una crisis hipertensiva (hipertensión arterial o presión alta) es cuando la presión arterial aumenta de forma rápida y grave con lecturas de 180/120 o más.  

Las consecuencias de la presión arterial no controlada en este rango pueden ser graves e incluyen:

Una lectura elevada puede ir acompañada o no de uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Fuerte dolor de cabeza
  • Respiración entrecortada
  • Hemorragia nasal
  • Ansiedad grave

Conozca los dos tipos de crisis de hipertensión arterial que hay que vigilar

Existen dos tipos de crisis hipertensivas y ambas requieren atención inmediata, ya que la evaluación precoz de la función orgánica es fundamental para determinar el mejor curso de acción.

Urgencia hipertensiva leve

Si su presión arterial es 180/120 o superior, espere unos cinco minutos y vuelva a medirla. Si la segunda lectura es igual de alta y no experimenta otros síntomas relacionados con daño del órgano objetivo, como dolor torácico, respiración entrecortada, dolor de espalda, entumecimiento/debilidad, cambios en la visión o dificultad para hablar, entonces debe considerarse una urgencia hipertensiva leve. Es posible que su profesional de la salud solo tenga que añadir medicamentos o ajustar la medicación, pero rara vez se requiere hospitalización.

Urgencia hipertensiva grave

Si la lectura de la presión arterial es de 180/120 o más y experimenta otros síntomas relacionados con daño del órgano objetivo, como dolor torácico, respiración entrecortada, dolor de espalda, entumecimiento/debilidad, cambios en la visión o dificultad para hablar, entonces debe considerarse una urgencia hipertensiva grave. No espere a ver si la presión disminuye por sí sola, llame al teléfono de emergencias.

Prepárese

Si le han diagnosticado hipertensión arterial, realice un seguimiento de su presión arterial y su medicación. En caso de emergencia, si es posible, disponer de esos registros puede proporcionar información valiosa al equipo médico que le proporciona asistencia.