¿Cómo puedo mejorar mi salud antes de quedar embarazada?

mujer joven leyendo en el teléfono

Un embarazo saludable comienza con una mamá saludable.

Las mujeres que mejoran su salud cardíaca antes del embarazo pueden reducir sus riesgos médicos más adelante. Este enfoque proactivo puede reducir la probabilidad de complicaciones del embarazo. Comenzar tempranamente también protege a la madre y al hijo de problemas a largo plazo, según estudios de investigación.

El embarazo genera esfuerzo en el corazón de la mujer. Esto puede empeorar cualquier afección médica existente, incluidas las afecciones cardíacas. Las afecciones cardíacas son la causa principal de muerte materna.

Siga estos cuatro consejos para mejorar su bienestar antes del embarazo.

  1. Encuentre un buen profesional de la salud.
    Priorizar la salud es importante para un embarazo seguro. Primero, realice un chequeo. Hable de sus planes de embarazo con el profesional de la salud. No evite hablar sobre preocupaciones médicas y sus antecedentes familiares.

  2. Conozca los factores de riesgo de los problemas cardíacos
    Todas las mujeres pueden beneficiarse de mejorar su salud antes de la concepción. Pero esto es especialmente cierto si tiene afecciones médicas subyacentes que podrían hacer que los problemas cardíacos sean más probables. Tales afecciones incluyen obesidad, diabetes o antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares.

    Otros factores que afectan la salud del corazón incluyen lo siguiente:
    • Hipertensión arterial
    • Tabaquismo
    • Estilo de vida sedentario
    • Nivel de colesterol alto
    • Tener sobrepeso (incluso sin obesidad)
    • Complicaciones relacionadas con embarazos previos

    Si tiene antecedentes de enfermedades cardíacas, hable con su equipo de atención médica sobre si es seguro quedar embarazada. Las mujeres con defectos cardíacos congénitos pueden tener un mayor riesgo de presión arterial alta, pérdida de sangre y anemia durante el embarazo. Otras afecciones cardíacas graves (como insuficiencia cardíaca o hipertensión pulmonar) pueden representar riesgos que ponen en riesgo la vida.

    Las mujeres con enfermedades cardíacas deben ser monitoreadas antes y después del embarazo, y también durante este.

  3. Tomar decisiones más saludables.
    Adoptar un estilo de vida más saludable ayuda mucho a prevenir enfermedades cardíacas. Si planea concebir, de estas maneras puede mejorar su salud cardíaca:

    • Manténgase físicamente activa según lo recomendado por su equipo de atención médica. Esto puede reducir el riesgo de presión arterial alta y diabetes. El ejercicio también puede ayudar a controlar el colesterol. Y ayuda a manejar el estrés, que puede afectar la salud del corazón.

    • Tenga una dieta nutritiva con frutas, verduras, carnes magras y reducida en sal.

    • Deje de fumar y evite la exposición al humo. Esto reducirá en gran medida el riesgo de enfermedad cardiovascular.

    • Duerma lo suficiente. Las mujeres con problemas de sueño son más propensas a complicaciones cardiovasculares y otras complicaciones.

    • Maneje el estrés. Encuentre maneras de relajarse.

      Conozca más sobre los principales factores de riesgo de enfermedades cardíacas y cómo reducir su riesgo.

  4. Controle las condiciones médicas antes del embarazo.
    Además de elegir opciones de estilo de vida saludables, algunas mujeres, incluidas aquellas con enfermedades cardíacas existentes, pueden necesitar atención o monitoreo especializados, que pueden durar desde antes de la concepción hasta después del parto. El embarazo puede empeorar algunas afecciones y ser peligroso tanto para la mujer como para su bebé en desarrollo.

    Cuando hable con su equipo de atención médica, asegúrese de lo siguiente:
    • Hable de todos los medicamentos antes de quedar embarazada. Las mujeres que toman algunos medicamentos no deben quedar embarazadas mientras lo hacen. Estos incluyen inhibidores de ACE y ARB para presión arterial alta. Pero nunca deje de tomar un medicamento con receta sin antes consultar con su médico.

    • Mencione las vitaminas y los suplementos que toma. Algunos suplementos prenatales podrían aumentar su presión arterial.

    • Busque maneras de controlar la presión arterial alta. Además de los medicamentos apropiados, los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar.

    • Pierda peso si se le aconseja hacerlo. Tome precauciones adicionales después de los 35 años. El riesgo es mayor en el caso de parto prematuro, diabetes y otros problemas en las mujeres mayores. Su equipo de atención médica puede orientarla. 
El manejo temprano de problemas médicos puede prevenir algunas complicaciones del embarazo. Por ejemplo, tener presión arterial alta, diabetes u obesidad antes del embarazo puede aumentar el riesgo de preeclampsia, un trastorno peligroso de la presión arterial. Y aproximadamente 4 de cada 10 casos de diabetes durante el embarazo pueden deberse al sobrepeso o la obesidad antes del embarazo.
La intervención temprana también beneficia la salud a largo plazo de la mujer. Un estudio encontró que una mejor atención cardíaca a principio del embarazo se relaciona con un menor engrosamiento de las capas internas de las arterias en el cuello 10 años después del embarazo. También se asoció con una mejor salud cardiovascular posparto.