Cómo cocinar más sano en casa

Técnicas de cocina saludable

Cuando prepara y cocina comida en casa, 1) tiene el control de lo que usted y su familia comen, 2) se puede inspirar e inventar creaciones culinarias y 3) ahorra dinero.

Es bastante fácil. ¡Así que volvamos a darle vida a la cocina!

No tiene que ser un cocinero experimentado para preparar algo que a todo el mundo le encantará. Cualquiera puede aprender a cocinar sano, sí, incluso usted.

Los siguientes consejos son los diez mejores para iniciarse en la cocina saludable en casa:

  1. Inspírese en libros de cocina, programas de cocina y blogs saludables, y pruebe nuevas recetas que sorprenderán a su familia.

  2. Elija carnes y proteínas más sanas, como pollo, pescado y frijoles.

  3. Añada color a sus comidas con frutas y verduras, y mézclelo todo si es necesario. ¡Y todo cuenta! Los alimentos frescos, congelados, en lata y secos son una buena opción, solo hay que tener cuidado con el exceso de sal y azúcares añadidos.

  4.  Realice sustituciones saludables cuando pueda. Avance poco a poco para sustituir los ingredientes menos saludables de las comidas favoritas de la familia.

  5. Rompa poco a poco con la sal y conozca nuevas formas de dar a los alimentos un sabor fantástico, como hierbas, especias y otros condimentos.

  6. Comience una nueva historia de amor con la ensalada. No, no es la típica ensalada de dos ingredientes con la que puede que se haya criado… hablo de la increíble ensalada saludable y colorida que se puede comer por sí sola como plato principal.

  7. Mejore sus grasas. Utilice aceites vegetales saludables en lugar de mantequilla, manteca y aceites tropicales.

  8. ¡Cambie los alimentos de su despensa! Si los armarios, el refrigerador y el congelador están bien equipados con los ingredientes básicos adecuados, será más fácil preparar comidas saludables.

  9. Aprenda nuevos métodos y técnicas de cocina. Perfeccione sus habilidades con nuestros videos y artículos de instrucciones o asista a una clase de cocina con sus amigos.

  10. ¡Relájese! Diviértase en la cocina y no se lo tome tan en serio. Todos hemos tenido problemas con la cocina y los hemos sobrevivido.

Así que respire hondo, aléjese del menú de comida para llevar y pruébelo.


Eggland's Best

Nationally Supported by

Eggland's Best