Rachel Owens, mujer real del 2021

Después de dos cirugías a corazón abierto y múltiples procedimientos, Rachel Owens, de 33 años, tiene una vida de experiencia lidiando con su defecto cardíaco congénito.

Ahora, ese conocimiento ayuda a la residente de Jacksonville, Fla., a cuidar de su hijo de 2 años, Eli, que tiene problemas cardíacos. 

Rachel Owens se basa en la experiencia de su vida para ayudar a su hijo, Eli, a luchar contra su enfermedad cardíaca congénita. Cuenta que tuvo una buena formación porque su familia le enseñó a controlar su salud desde una edad temprana.  

“Mi mamá nunca me trató como si estuviera enferma”, dijo Rachel de Jacksonville, Fla. “Sé que mi voz y mi actitud se convertirán en la voz de Eli acerca de su afección. Su confianza y aliento se convertirán en lo que les ayudará a controlar su afección”. 

Rachel, de 33 años, dijo que intenta mantener una actitud positiva a pesar de saber cómo se siente haber tenido un defecto del tabique auricular primum, un orificio en la pared entre las cámaras superiores del corazón. También tuvo una válvula mitral hendida, que ocasiona que la sangre fluya de forma incorrecta.  

A partir de 1989, cuando tenía solo 22 meses, fue sometida a dos cirugías a corazón abierto, además de varios procedimientos de seguimiento para corregir las afecciones. 

Durante la universidad en 2011, se desmayó en la ducha debido a una insuficiencia cardíaca. Dijo que había estado experimentando dolor de estómago y agotamiento durante tres años. Los médicos lo determinaron como “problemas gastrointestinales”, cuando los síntomas realmente fueron causados por una mala circulación de la sangre al corazón. Fue sometida a una cirugía de emergencia para instalar un desfibrilador y administrar una cantidad controlada de corriente eléctrica a su corazón. 

Los problemas médicos de Rachel la mantuvieron en alerta máxima cuando quedó embarazada años después. Su primer hijo, Keith, nació prematuro, pero por lo demás, sano. Sin embargo, durante su segundo embarazo en 2018, Eli nació con múltiples afecciones cardíacas que incluyen ASD primum, válvula mitral hendida y estenosis pulmonar.  

Eli tuvo su primer procedimiento cardíaco a los 2 meses por su estenosis pulmonar, que restringía la sangre entre su corazón y pulmones. Luego, en marzo del 2020, durante la pandemia del coronavirus, se sometió a procedimientos para corregir su ASD primum y la válvula mitral hendida, con una segunda cirugía a corazón abierto nueve meses después. 

Su salud es estable por ahora, aunque Rachel dijo que ambos necesitarán procedimientos de seguimiento en el futuro.  

En todos los desafíos médicos, el bloguero de familia y estilo de vida se basa en un lema: “Triunfa en tus pruebas y luce bien mientras lo haces”. 

“A pesar de que tenemos estas afecciones, es importante no centrar tu vida en tu situación médica”, dijo. “No dejes que tu afección controle tu vida”. 

Otra razón por la que a Rachel le apasiona ayudar a otras personas con afecciones cardiovasculares es porque su padre murió de insuficiencia cardíaca congestiva en junio del 2020.  

Los problemas causaron mucho estrés últimamente, dijo. Además, su esposo, Troy, está en servicio activo en el ejército. Esto significa que Rachel suele ser la principal cuidadora.  

“Soy una gran creyente de que la forma en que lidias con las cosas será la forma en que tu cuerpo reaccionará ante ellas”, dijo. 

Ella ha aprendido a pedir ayuda y a encontrar formas de aliviar su carga, consejo que da a los demás en situaciones similares.  

“Es muy necesario tener un buen sistema de apoyo”, dijo. “La fe es importante para mi familia. Hago todo lo que puedo para controlar las cosas que puedo controlar. Y oro por todas las cosas que no puedo controlar”.