Vivir con una cardiopatía

Vivir con una cardiopatía

Jamie Napolitano es la prueba viviente de que las cardiopatías no tienen por qué acabar con su vida y de que las mujeres con estas enfermedades todavía pueden lograr sus sueños. “Somos valiosas, y la única forma de hacer lo que nos apasiona es mantenernos sanas y fuertes”, dice Jamie, que se encuentra entre los cientos de miles de personas que han aprendido a introducir cambios saludables en sus vidas para controlar la cardiopatía.

Pero no nos engañemos, hay mucho con lo que lidiar. Citas médicas periódicas, estar conectada a un sinfín de máquinas, escuchar las mismas preguntas de “¿Cómo estás?” una y otra vez. Todos estos factores pueden pasar factura, por lo que gestionar un diagnóstico de cardiopatía puede resultar desconcertante.

Afrontar sus emociones

Obtener apoyo emocional de los demás es un paso importante en el camino hacia la recuperación. Así que no sea tan dura consigo misma y aprenda a ser la mejor en levantarse el ánimo. Nadie sabe mejor la importancia de esto mismo que la sobreviviente Migdalia Rivera, quien, desde su diagnóstico, tiene una nueva actitud que ella llama “latinaliciosa”. Migdalia aprendió que tiene que ponerse en primer lugar, porque, como explica: “Amo a mis hijos y a mi familia, y por ello tengo que hacer que mi salud sea una prioridad”.

Como mujer, usted sabe que a menudo el papel de cuidadora de los demás hace que deje de lado sus propias necesidades. Pero Migdalia, y otras mujeres que se unen a Go Red, saben que cuando se trata de vivir con una cardiopatía, todo eso tiene que cambiar.

Arrojar el orgullo por la ventana

En teoría, suena fácil. Pero la realidad es que puede resultar difícil pedir ayuda. Si siente que esto la sobrepasa, deje su orgullo a un lado y busque ayuda. Busque asistencia psicológica o acuda a grupos de apoyo; elija la opción con la que mejor se sienta. No piense únicamente en abrirse a aquellos que la quieren y se preocupan por usted. Contar con un sistema de apoyo fuera de su entorno inmediato hará que vivir con una cardiopatía sea menos estresante. Y recuerde:  No está solo.

Unirse a Go Red con mujeres de ideas afines

No importa lo difícil que sea ni las veces que quiera rendirse; recuerde que puede vencer esto. Y que lo hará. Porque con la información, la educación y la atención adecuadas, las cardiopatía en las mujeres pueden tratarse, prevenirse e incluso erradicarse. Es por eso que las mujeres que se unen a Go Red son más propensas a tomar decisiones saludables, como estas:

  • Casi el 90% realizó al menos un cambio saludable en su día a día.
  • Más de 1/3 bajó de peso.
  • Más del 50% comenzó a hacer más ejercicio.
  • 6 de cada 10 incorporaron cambios saludables en sus dietas.
  • Más del 40% comprobaron sus niveles de colesterol.
  • 1/3 acudió al médico para iniciar planes de salud cardíaca.

Tomar el control de su recuperación

  • Conozca las etiquetas de los alimentos. Céntrese en llenar su vida con opciones de alimentación saludable.
  • Encuentre maneras de mantenerse activa. No tiene que convertirse en una rata de gimnasio, pero debe moverse.
  • Sea menos exigente consigo misma. Trate de manejar sus propias expectativas y no espere milagros de la noche a la mañana. 
  • Relájese. Encuentre tiempo para hacer algo que la tranquilice y la haga feliz.
  • No piense que tiene que cambiar sus planes. En definitiva, ser un sobreviviente significa vivir. Por lo tanto, intente llevar una vida normal.