Sexo y cardiopatías

sexo y cardiopatías

Volver a acostumbrarse a la vida cotidiana puede resultar difícil para pacientes con cardiopatías. Duda de todo: ¿Debería comer este alimento? ¿Puedo realizar esta actividad? ¿Puede mi cuerpo combatir el estrés? Entre las numerosas preguntas, se encuentra la pregunta sobre si las cardiopatías, también llamadas enfermedades cardiovasculares, afectarán su vida sexual, o si se pueden tener relaciones sexuales.

Si su enfermedad cardiovascular se estabilizó, probablemente, sea seguro tener relaciones sexuales.

De acuerdo con una nueva declaración científica emitida por la American Heart Association, probablemente es seguro tener relaciones sexuales si su enfermedad cardiovascular se estabilizó.

“La actividad sexual es un gran problema de calidad de vida para los hombres y las mujeres con enfermedades cardiovasculares y sus parejas”, afirmó Glenn N. Levine, M.D., el autor principal de la declaración y profesor de medicina del Baylor College of Medicine en Houston.

Los episodios cardiovasculares, tales como los ataques al corazón o el dolor torácico causados por cardiopatías, en raras ocasiones se producen durante la actividad sexual, ya que la actividad sexual solo dura un breve período de tiempo. “Algunos pacientes pospondrán la actividad sexual cuando en realidad es relativamente seguro que la mantenga”, afirmó Levine, que también es director de la Cardiac Care Unit en el Michael E. DeBakey Medical Center en Houston. “Por otro lado, hay algunos pacientes para los que sea razonable retrasar la actividad sexual hasta que se los evalúe y estabilice”.

Si tiene una enfermedad cardiovascular inestable o si los síntomas son graves, se le debe tratar y estabilizar antes de mantener relaciones sexuales, afirma Levine, que también es voluntario de la American Heart Association.

Pregúntele a su médico antes de reanudar la actividad sexual.

No tenga vergüenza de iniciar una conversación con su médico acerca de las cardiopatías y la vida sexual.

Esto es lo que necesita saber si se le ha diagnosticado una enfermedad cardiovascular:

Pídale a su médico que la examine antes de reanudar la actividad sexual.

  • Si tuvo una insuficiencia cardíaca o un ataque al corazón, la rehabilitación cardíaca y la actividad física regular pueden reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la actividad sexual.

  • Si está pensando en comenzar a usar métodos anticonceptivos o quedar embarazada, hable primero con su médico.

  • Si padece disfunción sexual, consúltelo con su médico para determinar si podría estar relacionada con la enfermedad cardiovascular o la ansiedad, la depresión u otros factores.

  • No deje de tomar los medicamentos que podrían mejorar los síntomas cardiovasculares porque le preocupa que puedan afectar su deseo o función sexual. Su salud cardíaca es lo primero.

  • Los medicamentos para tratar la disfunción eréctil normalmente son seguros, aunque no se deben tomar si está recibiendo un tratamiento con nitratos contra el dolor torácico debido a la enfermedad coronaria.  Tampoco se deben administrar 24 a 48 horas después de tomar medicamentos para la disfunción eréctil (según el medicamento utilizado).

  • Si es una mujer posmenopáusica con una enfermedad cardiovascular, en general, el uso de estrógenos insertados por vía tópica o vaginal para el tratamiento de relaciones sexuales dolorosas es seguro.

Se necesita más investigación sobre la actividad sexual con determinadas enfermedades cardiovasculares, sobre todo en relación con las mujeres y los adultos mayores.