Es más probable que las mujeres se mueran de un ataque cardíaco que los hombres

Dra. Brooke Aggarwal

La Dra. Brooke Aggarwal sabe bien que las mujeres son más propensas a morir por un ataque al corazón. Sin embargo, muchos todavía consideran la cardiopatía como una enfermedad del hombre.

La Dra. Brooke Aggarwal está trabajando para cambiar esa noción y lograr que más mujeres participen en estudios relacionados con las cardiopatías, que matan a más mujeres estadounidenses que todos los tipos de cánceres combinados.

“Estamos animando a las mujeres a defender su propia salud cardíaca”, dijo Aggarwal, investigadora principal de la Strategically Focused Research Network (SFRN) de Go Red For Women de la American Heart Association en el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Proyectos de investigación centrados en mujeres

“Se está llevando a cabo una investigación para ayudar a las futuras generaciones”, afirma. “Ese es el legado del movimiento Go Red For Women. Es un problema que necesitaba atención”.

Impulsada por la pionera y cardióloga preventiva de Go Red For Women, la Dra. Lori J. Mosca, Aggarwal ha emprendido una variedad de proyectos de investigación centrados en las mujeres: disparidades de género, raza y etnia en la prevención de enfermedades cardiovasculares; predictores del aumento de peso durante la menopausia utilizando una plataforma de medicina de precisión; y el riesgo de enfermedad cardiovascular y patrones de sueño en una población diversa de mujeres a lo largo de diversas etapas de la vida.

“Cuando la AHA hizo un llamado a redes de investigación enfocadas estratégicamente para la salud de la mujer, nuestro grupo decidió enfocarse en las mujeres y el sueño”, dijo Aggarwal, quien también es profesora asistente de ciencias médicas en el Columbia University Vagelos College of Physicians & Surgeons y directora de entrenamiento para el Centro Go Red For Women en Columbia. “Las mujeres son propensas a dormir de manera deficiente y una razón es que son quienes cuidan a sus hijos. También hay factores hormonales, especialmente durante la menopausia. ¿Duermen mal y aumentan de peso y luego aumentan su riesgo de cardiopatía? Estamos tratando de dilucidar las razones”.

Abordar los problemas críticos de la salud de la mujer

SFRN de Go Red For Women se lanzó a través de una generosa financiación por la donante Sarah Soter con fondos de apoyo de la American Heart Association en 2016; es un mecanismo de colaboración para abordar problemas críticos en la salud de la mujer. Columbia es una de las cinco instituciones de SFRN de Go Red For Women que se centra en las mujeres y las enfermedades cardiovasculares. Otros participantes son la Universidad de Nueva York, sobre estrés; Universidad de California San Diego, sobre comportamiento sedentario; Universidad Johns Hopkins, sobre insuficiencia cardíaca; y el Instituto de Investigación de Mujeres Magee de la Universidad de Pittsburgh, sobre las complicaciones del embarazo.

Las 500 mujeres del estudio del sueño de Columbia están entusiasmadas con su participación, dijo Aggarwal.

“Tuvimos una tasa de retención del 90% durante un año”, confirmó. “Las mujeres quieren participar e investigar. Ahora nos enfocamos en estudiar el peso y la menopausia en un nuevo estudio con mujeres que se inscribieron a través de Research Goes Red y tienen grandes planes para llevar a cabo más investigaciones en el futuro. Nos encantaría ampliar esto a cinco, 10 años, y seguir a esta cohorte de mujeres e involucrar a más mujeres”.

Colaboración para cerrar la brecha de disparidad de género

La colaboración de Go Red For Women con Project Baseline de Verily, Research Goes Red, se formó en 2019 para empoderar a las mujeres para que contribuyan a la investigación de la salud. La iniciativa ha creado una comunidad de mujeres científicas, investigadoras, médicas y profesionales de la salud para aumentar la conciencia sobre la salud cardíaca de las mujeres al cerrar las brechas de disparidad de género en la investigación y los ensayos clínicos. Research Goes Red expandió su alcance e impacto a través de una encuesta sobre el COVID-19 en 2020, que evaluaba las principales preocupaciones que las mujeres han relacionado con el impacto social, económico, emocional y de salud que el COVID-19 ha tenido en sus vidas. Las encuestas futuras sobre los factores de salud exclusivos de las mujeres incluyen la salud materna, el bienestar mental y los prejuicios raciales y de género dentro del sistema de atención de la salud.  

“Si podemos inscribir a mujeres de diferentes ubicaciones geográficas y diferentes orígenes raciales y étnicos, eso puede permitirnos identificar nuevos factores de riesgo de cardiopatía que ayudarán a las mujeres a mejorar la calidad de sus vidas”, señaló Aggarwal.

La pandemia tuvo como resultado una nueva dimensión en su estudio, dijo.

“Las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada por la pandemia en términos de salud general, economía y trabajo no remunerado”, dijo Aggarwal. “Tradicionalmente, asumen más en términos de responsabilidad doméstica. Dado que los niños no asisten a la escuela en muchas partes del país, su carga ha aumentado en términos de cuidado, limpieza y, además, cuidarse a sí mismos. Es mucho para buscar el equilibrio.

La pandemia también ha cambiado la forma en que los investigadores estudian a las mujeres, que se someten a análisis de sangre en su laboratorio local y participan en videoconferencias y llamadas telefónicas.  

“Estamos analizando una amplia gama de mujeres, de diferentes etnias, razas y ubicaciones geográficas”, dijo Aggarwal. “Esto abre un mundo nuevo de posibilidades en términos de quiénes participan y quiénes pueden haber sido ignorados previamente”.

“Para las mujeres que participan, realmente están contribuyendo a la investigación que podría ayudar a millones de mujeres en las generaciones futuras”.

Lea el comunicado de prensa que anuncia Research Goes Red.