Veteranas y salud del corazón

Una misión urgente para las veteranas de sexo femenino: Enfocarse en la salud cardíaca.

Centrarse en la salud cardíaca es importante para cada mujer, pero especialmente para veteranas militares de sexo femenino, que pueden tener factores de riesgo únicos de enfermedades cardíacas.

"Es común que las mujeres cuiden a otras personas y que no se cuiden ellas mismas", afirmó la Dra. Sally Haskell, subdirectora de operaciones clínicas y directora de salud integral de la mujer para la Administración de salud de veteranos. "Esto aplica a todas las mujeres, pero queremos comunicarnos especialmente con las veteranas para recordarles que cuiden su propia salud".

Las mujeres son el grupo de veteranos de más rápido crecimiento y se espera que sus cifras aumenten en los próximos 25 años. El Department of Veterans Affairs y la American Heart Association están tratando de comprender los riesgos de las veteranas de sufrir enfermedades cardíacas, la principal causa de muerte de todas las mujeres, y alentarlas a llevar una vida más saludable. 

"A las veteranas de sexo femenino se les capacita para ser estoicas en el ejército", dijo Haskell. "Esa mentalidad puede ser parte de la razón por la que algunas postergan ver a un médico o se demoran en cuidar de su salud".
Es vital que las mujeres se den cuenta de la importancia de recibir atención preventiva y prestar atención a sus cuerpos, dijo. "Queremos estar especialmente seguros de que las veteranas de sexo femenino reciben la atención que merecen".

Infografía de Salud del corazón y veteranas¿Por qué las mujeres veteranas corren riesgo de sufrir enfermedades cardíacas?

Los principales factores de riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares incluyen diabetes, fumar, presión arterial alta, falta de actividad física, obesidad y antecedentes familiares.

Los veteranos pueden tener tasas más altas de algunos de estos factores de riesgo tradicionales, como el tabaquismo y la obesidad.

Sin embargo, las veteranas de sexo femenino se enfrentan a riesgos de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares por razones adicionales: 

  • Diversidad: Como grupo, las veteranas de sexo femenino son más diversas desde el punto de vista racial y étnico que las mujeres civiles o los veteranos de sexo masculino, a menudo sufren más estrés debido a muchos factores.

  • Salud mental: Los problemas de salud mental que pueden surgir por el estrés del servicio militar, como el trastorno de estrés postraumático y la depresión, afectan la salud cardíaca de las veteranas, afirmó Haskell.

  • Síntomas desapercibidos: En el caso de las mujeres, los signos de problemas cardíacos suelen ser más sutiles, por lo que los profesionales de la salud pueden no percibirlos. Las mujeres también son más propensas a enfrentar disparidades de género en su atención, como no recibir las mismas pruebas de diagnóstico que los hombres.

  • Hábitos poco saludables: Otro problema, dijo Haskell, es que los veteranos pueden "recaer" en hábitos poco saludables después de dejar las fuerzas armadas, lo que contribuye a un rápido desarrollo de factores de riesgo cardiovascular.

¿Cómo pueden las veteranas de sexo femenino ayudar a prevenir enfermedades cardíacas?

Las veteranas de sexo femenino pueden tomar varias medidas para mejorar su salud cardíaca, incluida la atención preventiva y la revisión de la presión arterial, el peso y el colesterol.

Estos conceptos básicos se encuentran entre los siete factores de riesgo clave fijados como objetivos por Life's Simple 7 de AHA, que describe los cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a cualquier persona a lograr una salud cardíaca ideal: 

  1. Controlar la presión arterial
  2. Controlar el colesterol
  3. Reducción de la glucemia
  4. Haga actividad física
  5. mejorar la alimentación;
  6. perder peso;
  7. Deje de fumar

Apoyo especializado para las veteranas

Las veteranas de sexo femenino deben buscar profesionales de la salud que comprendan cómo su experiencia militar puede tener efectos de por vida en su salud, afirmó Haskell.

En cada centro médico de VA, un gerente del programa de veteranas de la mujer (defensor) asiste a las pacientes de sexo femenino, dijo. VA también ofrece pruebas de detección de salud mental en las visitas de atención primaria para que los veteranos puedan obtener ayuda rápidamente. Los estudios han vinculado las enfermedades mentales con una salud cardíaca más deficiente.

VA (del inglés Veteran Affairs, Asuntos de veteranos) se centra en garantizar que las veteranas de sexo femenino cuenten con los servicios que necesitan para su salud física y mental.

La VA también ofrece servicios educativos sobre temas como nutrición y diabetes. Y durante la pandemia del COVID-19, las consultas virtuales de telemedicina han aumentado, afirmó Haskell.

Signos de alarma

Los síntomas del corazón y los accidentes cerebrovasculares pueden diferir en las mujeres:

  • El dolor torácico es el signo más común de ataque cardíaco tanto en mujeres como en hombres.
    Sin embargo, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de experimentar los demás síntomas frecuentes, en particular, respiración entrecortada, náuseas/vómitos y dolor de espalda o mandíbula.

  • Los signos de accidente cerebrovascular en hombres y mujeres son los mismos.
    Estos incluyen parálisis facial, debilidad en los brazos, dificultad para hablar y problemas de visión, equilibrio y coordinación. Pero las mujeres pueden tener otros signos menos evidentes: debilidad general, desorientación, confusión, problemas de memoria, fatiga, náuseas o vómitos.

"El mejor consejo es que las mujeres presten atención a sus cuerpos y a cualquier síntoma que tengan", comentó Haskell. "Si algo no parece correcto, no dude en obtener atención médica".

Descargar la infografía (PDF)