La ansiedad relacionada con el riesgo de derrame cerebral a largo plazo

La ansiedad relacionada con el riesgo de derrame cerebral a largo plazo

Cuanto mayor es el nivel de ansiedad, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, según una nueva investigación publicada en la revista Stroke de la American Heart Association en diciembre del 2013.

Este estudio es el primero en el que los investigadores relacionaron la ansiedad y el derrame cerebral independientemente de otros factores como la depresión. Los trastornos de ansiedad son uno de los problemas de salud mental más frecuentes. Los síntomas incluyen sentirse inusualmente:

  • Preocupado/a
  • Estresado/a
  • Nervioso/a
  • Tenso/a

Durante un período de 22 años, los investigadores estudiaron un grupo representativo a nivel nacional de 6019 personas de entre 25 y 74 años en la primera edición de la National Health and Nutrition Examination Survey (Encuesta nacional de examen de salud y nutrición).

A los participantes se les realizó una entrevista, se sometieron a análisis de sangre y exámenes médicos, y respondieron cuestionarios psicológicos para medir sus niveles de ansiedad y depresión.

Incluso aumentos moderados de la ansiedad se asociaron a un mayor riesgo de derrame cerebral

Los investigadores buscaron derrames cerebrales entre los informes de hospitales o residencias de ancianos y en los certificados de defunción. Tras tener en cuenta otros factores, encontraron que incluso aumentos moderados de la ansiedad estaban asociados a un mayor riesgo de derrame cerebral.

Las personas que tenían el tercio más elevado de síntomas de ansiedad tenían un riesgo de derrame cerebral un 33% más alto que aquellas personas que tenían los niveles más bajos.

“Todo el mundo sufre cierto nivel de ansiedad de vez en cuando. Pero cuando se trata de un nivel elevado o crónico, podría afectar a la vasculatura años después”, dijo Maya Lambiase Ph.D., autora del estudio e investigadora de Medicina Conductual Cardiovascular en el Department of Psychiatry (Departamento de Psiquiatría) de la University of Pittsburgh School of Medicine (Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh) en Pittsburgh.

Las personas con elevados niveles de ansiedad son más propensas a fumar y no ser físicamente activas, lo que posiblemente explique en parte la relación entre ansiedad y derrame cerebral. Niveles más elevados de hormona del estrés, frecuencia cardíaca o presión arterial también podrían ser factores, señaló Lambiase.

En trabajos anteriores, los investigadores encontraron que la depresión estaba relacionada con un mayor riesgo de derrame cerebral, que ocupa el cuarto lugar entre las causas de muerte y es una de las principales causas de discapacidad en Estados Unidos. En contraste con la ansiedad, la depresión es un sentimiento constante de desesperanza, abatimiento y falta de energía, entre otros síntomas.

El estudio fue patrocinado por el National Heart, Lung, and Blood Institute (Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre) y el National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental).

Cómo combatir el estrés y aprender estrategias para manejarlo.