Los niños y la actividad física

niños corriendo por una pradera

Los estudios son tajantes: los niños necesitan al menos 60 minutos de actividad física cada día.

La inactividad física es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades coronarias. También aumenta el riesgo de derrame cerebral y otros factores de riesgo cardiovascular importantes como la obesidad, la hipertensión arterial, los niveles bajos de colesterol HDL (“bueno”) y la diabetes. La American Heart Association recomienda que los niños y adolescentes hagan ejercicio de moderado a intenso durante al menos 60 minutos todos los días.

¿Por qué es importante el ejercicio o la actividad física para mi hijo?

El aumento de la actividad física está asociado a una mayor esperanza de vida y a un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. La actividad física produce beneficios físicos, psicológicos y sociales en general. Es probable que los niños inactivos se conviertan en adultos inactivos. Y la actividad física ofrece los siguientes beneficios:

  • Controlar el peso
  • Reducir la presión arterial
  • Aumentar el colesterol HDL (“bueno”)
  • Reducir el riesgo de diabetes y algunos tipos de cáncer
  • Mejorar el bienestar psicológico, incluida una mayor confianza en uno mismo y autoestima

Los niños activos no solo tienen menor riesgo de sufrir cardiopatías, sino, según demuestran que los estudios, la actividad física mejora sus resultados académicos.

¿Cómo animar a mi hijo a practicar actividades físicas?

  • La actividad física debe aumentarse mediante la reducción del tiempo de actividades sedentarias (por ejemplo, ver la televisión, jugar a videojuegos o hablar por teléfono).
  • La actividad física debería ser divertida para niños y adolescentes.
  • Los padres deben tratar de actuar como modelos para estilos de vida activos y ofrecer a los niños oportunidades para aumentar su actividad física.

Intente incentivar a los niños con ayuda de carteles con pegatinas, por ejemplo, colocados en zonas destacadas de la casa, para ayudarlos a considerar la actividad física como algo que merece un reconocimiento positivo y una recompensa.

¿Qué ocurre si mi hijo tiene falta de coordinación o sobrepeso?

Todos los niños, incluso los que tienen menos coordinación, deben estar físicamente activos. La actividad puede ser especialmente útil para el bienestar físico y psicológico de niños con discapacidad o problemas de peso.

La American Heart Association recomienda:

Todos los niños a partir de dos años (inclusive) deben participar como mínimo en 60 minutos de actividades físicas agradables y de intensidad moderada cada día que sean variadas y apropiadas para su desarrollo. Si este período de actividad de 60 minutos cada día no es posible, intente que sus hijos puedan participar en actividades intensas adecuadas a su edad, sexo y etapa de desarrollo físico y emocional durante al menos dos intervalos de 30 minutos o cuatro de 15 minutos.

Actividades que puede realizar con sus hijos:

  • Jugar al corre que te pillo
  • Jugar al tú la llevas o a capturar el pañuelo
  • En los días lluviosos, pruebe un DVD de entrenamiento, por ejemplo, de kickboxing, yoga o baile cardiovascular
  • Saltar a la comba