Síndrome coronario agudo

Así que nunca ha oído hablar del síndrome coronario agudo. ¿Y del ataque al corazón o la angina inestable? Estas afecciones conocidas son síndromes coronarios agudos, un término general para las situaciones en las que la sangre suministrada al músculo cardíaco se bloquea repentinamente.

"Indiscutiblemente se trata de una emergencia médica. Algo terrible está pasando en las arterias justo en este momento que afecta al flujo sanguíneo al corazón", comenta la Dra. Ann Bolger, M.D., cardióloga del San Francisco General Hospital (Hospital General de San Francisco) y miembro del Council on Clinical Cardiology (Consejo de Cardiología Clínica) de la American Heart Association.

El bloqueo puede ser repentino y completo, o puede aparecer y desaparecer: se forma el coágulo, se deshace, y después vuelve a formarse. "En cualquier caso, el tejido cardíaco muere, ya sean unas cuantas células o una gran sección del corazón", manifiesta Bolger.

Los médicos utilizan el término general con frecuencia, pero normalmente solo entre ellos y en la literatura médica. "Es como decir un estado norteamericano en lugar de decir simplemente Texas", comenta Bolger. "No creo que muchos médicos digan 'está sufriendo un síndrome coronario agudo'. Dicen: 'está sufriendo un ataque al corazón'".

¿Cuáles son los síntomas?

El dolor torácico o las molestias pueden indicar inmediatamente que hay un problema en el corazón. Sin embargo, otros síntomas no indican claramente qué está ocurriendo. Tome nota de estos signos comunes del síndrome coronario agudo:

  • Dolor o molestias en el tórax, que puede notarse como presión, compresión o pesadez
  • Dolor o molestias en uno o ambos brazos, la mandíbula, el cuello, la espalda o el estómago
  • Respiración entrecortada
  • Sensación de mareo o aturdimiento
  • Náuseas
  • Sudoración

Estos síntomas deben tomarse en serio. Si experimenta dolor torácico u otros síntomas, llame inmediatamente al teléfono de emergencias. "Mucha gente lo niega y se queda pensando 'esto no me puede estar pasando de verdad'", explica Bolger. "Queremos que se sientan con derecho a llamar al teléfono de emergencias. No están siendo alarmistas".

El dolor torácico causado por síndromes coronarios agudos puede manifestarse de repente, como ocurre con un ataque al corazón. En otras ocasiones, el dolor puede ser impredecible o empeorar incluso con el descanso, y ambos son síntomas distintivos de la angina inestable. Las personas que experimentan dolor torácico crónico como resultado de años de acumulación de colesterol en las arterias pueden presentar un síndrome coronario agudo si se forma un coágulo sobre la acumulación de placa.

¿Cómo se diagnostica y cuál es el tratamiento?

Para determinar la causa de los síntomas, un médico se hace cargo minuciosamente de la historia clínica y realiza un examen físico. Si el médico sospecha que existe un síndrome coronario agudo, se llevan a cabo las siguientes pruebas:

  • Un análisis de sangre puede mostrar indicios de que las células cardíacas están muriendo.
  • Un electrocardiograma (ECG) puede diagnosticar un síndrome coronario agudo a través de la medición de la actividad eléctrica del corazón.

Si las pruebas confirman que el flujo sanguíneo al corazón se ha bloqueado, los médicos trabajarán rápidamente para reabrir la arteria. "Minuto a minuto, el corazón está acumulando daños irreversibles. Así que no hay tiempo que perder cuando se trata del miocardio, que es el propio músculo cardíaco", afirma Bolger.

coronary arteries

"En el San Francisco General Hospital, el objetivo es que la arteria se vuelva a abrir en una hora desde que el paciente llega al hospital", expone Bolger. Por lo general, los pacientes responden mejor cuando se reabre la arteria en las cuatro horas siguientes a los primeros síntomas.

El tratamiento del síndrome coronario agudo incluye medicamentos y un procedimiento conocido como angioplastia, durante el cual los médicos inflan un pequeño globo para abrir la arteria. Vea una ilustración de las arterias coronarias(el enlace se abre en una ventana nueva). Un stent, que es un tubo de malla de alambre, puede colocarse permanentemente en la arteria para mantenerla abierta. En el caso de los hospitales que no están equipados para realizar angioplastias con rapidez, se pueden utilizar fármacos para disolver los coágulos, pero cada vez más hospitales se están preparando para poder realizar el procedimiento a tiempo", explica Bolger.

¿Tengo riesgo?

Los síndromes coronarios agudos, al igual que la insuficiencia cardíaca y el derrame cerebral(el enlace se abre en una ventana nueva), son mucho más probables en personas con determinados factores de riesgo. Entre ellos se incluyen los siguientes:

Su médico de atención primaria puede ayudarla a comprender su riesgo personal y lo que puede hacer al respecto. "[El médico] también debe ser el que diga 'por cierto, si alguna vez tiene alguno de estos síntomas, quiero que llame al teléfono de emergencias'", comenta Bolger. "Si alguien se lo dice a uno de antemano, es mucho más probable que lo haga".