Disección de la arteria coronaria: no es solo un ataque al corazón

A veces, un ataque al corazón no es solo un ataque al corazón, sino el resultado de un desgarro espontáneo en la pared de la arteria coronaria.

La pared de la arteria tiene tres capas y, cuando se produce un desgarro, la sangre puede pasar a través de la capa más interna, quedar atrapada y formar una protuberancia en el interior. Esto estrecha o bloquea la arteria y puede provocar un ataque al corazón porque el flujo sanguíneo no puede llegar al músculo cardíaco.

La disección coronaria espontánea (DCE) no es muy frecuente, pero debido a que se produce de forma espontánea, es importante reconocer los síntomas y recibir tratamiento inmediatamente.

"Si tiene un paciente joven que no muestra ateroesclerosis en las arterias y presenta síntomas de un ataque al corazón, debe buscar una DCE", indicó la Dra. Kathy E. Magliato, cirujana cardiotorácica, directora de Women’s Cardiac Services (Servicio de Cardiología para Mujeres) en St. John’s Health Center (Centro de Salud St. John) de Santa Mónica, California, y autora de “Heart Matters” (El corazón importa).

Los investigadores no están seguros de las causas de la DCE, pero, con frecuencia, las pacientes son mujeres sanas, con pocos o ningún factor de riesgo de cardiopatía.  Algunos estudios han señalado un vínculo hormonal, que muestra una mayor incidencia entre las mujeres después del parto y que están en el ciclo menstrual o cerca de uno.

"El treinta por ciento de todas las pacientes de DCE ha dado a luz recientemente", comenta la Dra. Magliato, que también es presidenta de la American Heart Association en el área metropolitana de Los Ángeles. "Cuando lo vemos en hombres, es después de un esfuerzo extremo, como ejercicios isométricos".

Además, los estudios recientes han demostrado que muchos pacientes con DCE también presentan displasia fibromuscular, una enfermedad que provoca un crecimiento celular anómalo en las arterias que puede causar estrechamiento, gránulos o desgarros en las paredes arteriales, o aneurisma.

La DCE es difícil de diagnosticar antes de que provoque un ataque al corazón, porque no hay signos de alarma. Y aunque puede producir un ataque al corazón potencialmente mortal, los pacientes con DCE no suelen tener otros factores de riesgo de cardiopatía.

Por eso, reconocer los síntomas de un ataque al corazón es tan importante para los pacientes con DCE.  Los signos de alarma pueden incluir dolor torácico o presión, respiración entrecortada, sudoración abundante y mareo.

"Alrededor del 80 por ciento de las veces, vemos esta enfermedad en pacientes bastante jóvenes, sanos y activos", observa la Dra. Magliato. "Si cree que está sufriendo un ataque al corazón, busque atención médica de inmediato. ”

El tratamiento para pacientes con DCE es diferente al de otros pacientes con ataque al corazón, que pueden requerir un procedimiento para insertar un stent a fin de mantener la arteria abierta o una revascularización quirúrgica. "En el caso de los pacientes con DCE, una terapia más conservadora centrada en el control de la presión arterial y en el uso de medicamentos puede tener mejores resultados", afirma la Dra. Magliato.

"Cuando se coloca un stent en un paciente con DCE, existe un mayor riesgo de complicaciones y una tasa de éxito menor", comenta la Dra. Magliato.

"Los médicos pueden reconocer los signos de la DCE mediante una angiografía (PDF), pero es necesario realizar una evaluación mediante ecografía intravascular o una tomografía de coherencia óptica que permita a los médicos ver la arteria desde dentro hacia fuera para poder hacer un diagnóstico definitivo", explica la Dra. Magliato.

Los pacientes con DCE presentan un alto riesgo de recidiva y deben informar a su médico de cualquier cambio en su salud. También deben asegurarse de que están reduciendo cualquier otro riesgo que puedan tener de desarrollar una cardiopatía, como la hipertensión arterial, el tabaquismo o el colesterol alto.

"Lo esencial es que ningún tipo de dolor torácico es normal", comenta la Dra. Magliato. "Si eres una mujer joven y sana, y tienes dolor torácico, debes recibir atención médica". 

La Dra. Naesha Parks comenzó su viaje con la DCE en el 2008, apenas diez días después de dar a luz a su hijo. Sus médicos descubrieron que tenía una disección de la arteria coronaria que requería una cirugía de corazón abierto. Esta es su asombrosa historia:

Historia de la cirugía cardíaca de la Dra. Naesha Parks

Ver, aprender y vivir

Vea su sistema cardiovascular en acción con nuestro sistema interactivo de ilustraciones y animaciones