Diez consejos principales para cocinar sano a la plancha y la parrilla

recetario de parrilla y botella de agua con salmón

Asar a la parrilla es una forma divertida y sabrosa de cocinar sin importar la estación del año, aunque haga frío fuera. ¿A quién no le gusta cocinar junto con amigos al aire libre en verano y comer durante los partidos en otoño e invierno?

Lo mejor de todo es que asar a la parrilla puede ser una de las formas más saludables de cocinar. Solo tiene que seguir nuestros diez consejos para asar a la parrilla y preparar barbacoas de forma saludable.

  1. Elija la proteína perfecta.

    El pescado, la pechuga de pollo sin piel y la carne de ave picada son opciones más saludables. Las grasas buenas del pescado como el salmón y la trucha tienen beneficios reales para la salud. Y cuando se tiene habilidad con la parrilla, los invitados ni siquiera echarán de menos la carne roja, que suele tener más grasa saturada. Envuelva los filetes de pescado marinados en papel de aluminio, componga brochetas de pollo de colores o haga hamburguesas de pavo más sabrosas mezclando champiñones Portobello y cebolla picados en las hamburguesas. Si elige carne o cerdo, obtenga cortes de “llomo” o “redondos” y de “elección” o “selección” de carne de vacuno en lugar de “primera”.

  2. Ajuste el tamaño de las porciones.

    Una porción saludable de cualquier tipo de carne es de aproximadamente 85 gramos, o el tamaño de una baraja de cartas, y en ningún caso de más de 170 gramos. Si le parece poca cantidad, acuérdese de todas las deliciosas verduras a la parrilla y los acompañamientos con los que podrá complementar su comida.

  3. Póngalo a remojo o frótelo.

    ¡No nos referimos a una sesión de spa! Marinar o adobar especias a las aves, el pescado y la carne puede añadir un toque de sabor asombroso con la ventaja de usar menos sal. Solo se necesita ½ taza de marinada o 1 cucharada de adobo por cada 450 gramos de comida. Pruebe esta sencilla receta de marinada y encuentre otras en nuestro centro de recetas. Elabore un sencillo adobo con su especia favorita (como pimienta de Jamaica, chile en polvo, canela, comino, ajo en polvo, pimentón o romero) y pimienta negra. Consejo de seguridad: no reutilice nunca la marinada o el adobo después de que haya estado en contacto con la carne cruda.

  4. Añada color, mucho color.

    Prácticamente todas sus frutas y verduras de colores favoritas se pueden asar a la parrilla, solas o en brochetas, lo que les da un sabor delicioso con el que puede ganarse hasta al más acérrimo de los carnívoros. El truco consiste en cortarlas en trozos que se cocinen de manera rápida y uniforme. Imprégnelas con un aceite saludable para evitar que se peguen o use una cesta de parrilla para mantenerlos fuera del alcance del fuego. Algunas de las más apropiadas son espárragos, aguacate, pimientos, maíz, berenjena, champiñones, cebollas, papas, calabaza y calabacín.

  5. Despídase de las grasas malas.

    Compre aves de corral sin piel o quíteles la piel antes de cocinarlas. Retire cualquier grasa visible de la carne. Impregne o marine los alimentos con un aceite de cocina saludable. Y deje que la grasa gotee de la comida mientras se cocina.

  6. Deje que las bondades de la parrilla destaquen.

    No ahogue su obra maestra a la parrilla en salsas saladas, condimentos azucarados o aderezos fuertes. Use la menor cantidad posible de estos y trate de elaborar sus propios condimentos más saludables. Es más fácil de lo que cree. En ocasiones, no se necesita más que un simple chorro de limón o lima.

  7. Elija los lados más sanos.

    Cambie la típica comida de barbacoa que se compra en las tiendas, como frijoles horneados, ensalada de col, ensalada de macarrones y ensalada de papas (que puede tener mucha grasa saturada, sodio y azúcares agregados) por versiones caseras más saludables. O cámbiela y elabore una colorida ensalada de frijoles, ensalada de frutas o ensalada de verduras de hoja verde.

  8. Haga sus panecillos con cereales integrales.

    Los panes y panecillos integrales complementarán su banquete saludable con un aporte adicional de fibra, sabor y textura. Si está cuidando las calorías y los carbohidratos, pruebe una hamburguesa sin tapa o un rollito de lechuga.

  9. Ase las frutas a la parrilla para el postre.

    Los azúcares naturales se caramelizan a fuego alto, lo que proporciona sabor y dulzura adicionales. Pruebe con rodajas de manzana, pera o piña o plátanos partidos a la mitad, higos, nectarinas, melocotones o ciruelas.

  10. No descuide la limpieza.

    De acuerdo, esta no es la parte divertida, pero no deje de fregar la parrilla cada vez que la use. Al retirar los restos de comida quemada que se han adherido a la parrilla, evita que se quemen, se ahúmen y se produzcan sabores amargos la próxima vez que la utilice.


Kroger Health

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger Health

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best