Coartación aórtica (CoAo)

Diagrama de CoA

¿Qué es?

Se trata de un estrechamiento de la arteria principal que transporta sangre al cuerpo (la aorta).

Este estrechamiento afecta el flujo sanguíneo donde las arterias se ramifican para transportar sangre por los vasos sanguíneos que conducen a las partes superior e inferior del cuerpo. La CoA puede causar hipertensión arterial o daños en el corazón.

Más información para padres de niños con CoA

¿Qué es?

En esta afección, la aorta (la arteria principal que transporta la sangre del corazón al cuerpo) es más estrecha o angosta de lo normal.

¿Qué la causa?

En la mayoría de los niños, se desconoce la causa. Algunos niños pueden presentar otros defectos cardíacos además de la coartación.

¿Cómo afecta al corazón?

La coartación obstruye el flujo sanguíneo que va del corazón a la parte inferior del cuerpo. Por encima de la constricción, la presión arterial aumenta. La presión arterial es mucho más alta de lo normal en la cámara de bombeo izquierda (el ventrículo izquierdo), y el corazón debe hacer un mayor esfuerzo más para bombear sangre por la constricción en la aorta. Esto puede causar engrosamiento (hipertrofia) y daños en el músculo cardíaco fatigado.

¿En qué afecta la coartación a mi hijo?

Por lo general, no se observan síntomas al momento del nacimiento, pero estos pueden desarrollarse tan pronto como una semana después del parto. Un bebé puede desarrollar insuficiencia cardíaca congestiva o hipertensión arterial.

Si la obstrucción es leve, el corazón no se esforzará en exceso, y es posible que no se produzcan síntomas. En algunos niños y adolescentes, la coartación se detecta solo después de que se les diagnostica hipertensión arterial.

¿Qué soluciones tiene la coartación?

La obstrucción de la coartación se puede aliviar mediante cirugía o con un cateterismo.

Durante el cateterismo cardíaco, se coloca un catéter especial que contiene un balón en el área restringida. A continuación, el balón se infla durante un período breve para estirar la zona constreñida hasta abrirla. Después, el balón y el catéter se retiran.

La cirugía se suele utilizar para reparar la coartación. Durante el procedimiento, no es necesario abrir el corazón para reparar la coartación. Se puede arreglar de varias formas. Una forma es que el cirujano retire el segmento estrecho de la aorta. Otra opción es coser un parche sobre la sección constreñida con un injerto de material sintético o una parte del vaso sanguíneo que va al brazo.

Diagrama de reparaciones de la CoA

Un lactante con una coartación grave debe someterse a un procedimiento para aliviar la obstrucción. Esto puede aliviar la insuficiencia cardíaca durante el primer año de vida y prevenir problemas más tarde, como el desarrollo de hipertensión arterial en la edad adulta debido a la coartación.

¿Qué actividades puede realizar mi hijo?

Si se repara la coartación y no queda ninguna obstrucción importante ni un cuadro de hipertensión arterial, es posible que su hijo no necesite tomar ninguna precaución especial con respecto al ejercicio físico y que pueda participar en actividades normales sin mayor riesgo.

Algunos niños con obstrucción, hipertensión, anomalías del músculo cardíaco u otros defectos cardíacos pueden tener que limitar su actividad física. Consulte al cardiólogo pediátrico de su hijo sobre este tema.

¿Qué necesitará mi hijo en el futuro?

El pronóstico después de la cirugía es favorable, pero es necesario que un cardiólogo pediátrico realice un seguimiento a largo plazo. En raras ocasiones, la coartación aórtica puede reaparecer. En ese caso, puede que sea necesario realizar otro procedimiento para aliviar la obstrucción. Además, la presión arterial puede permanecer alta incluso cuando se ha reparado el estrechamiento de la aorta.

¿Qué ocurre con la prevención de la endocarditis?

Los niños con estenosis aórtica podrían desarrollar endocarditis. Es posible que el cardiólogo de su hijo recomiende que este tome antibióticos antes de someterse a ciertos procedimientos dentales durante un período determinado tras la reparación de la coartación. Consulte la sección sobre Endocarditis para obtener más información.

Hoja de identificación de defectos cardíacos congénitos

Más información para adultos con CoAo

La coartación aórtica es un estrechamiento de la aorta entre las ramificaciones corporales superiores y las ramificaciones corporales inferiores. Normalmente, se encuentra en una ubicación aislada justo después del “arco” de la aorta. El bloqueo puede aumentar la presión arterial en los brazos y la cabeza, pero reducir la presión en las piernas. También pueden aparecer anomalías de la válvula aórtica (por lo general, bicuspidismo; consulte la sección de estenosis e insuficiencia aórtica). En ocasiones, el estrechamiento de la aorta es tan grave que básicamente no existe conexión entre las partes superior e inferior de la aorta (“arco aórtico interrumpido”).

¿Qué la causa?

El área donde se produce la coartación aórtica suele estar en el mismo punto donde se cierra el conducto arterioso. A veces, durante el cierre normal del conducto durante la primera semana de vida, puede acumularse tejido y provocar un estrechamiento.

¿Cómo afecta la coartación al corazón?

La coartación aórtica puede causar hipertensión en el corazón. Esto puede causar un engrosamiento del músculo de la cámara cardíaca encargada de la mayor parte del bombeo (el ventrículo izquierdo). Con el tiempo, la función del músculo cardíaco podría deteriorarse si no se trata la afección.

¿En qué me afecta la coartación?

Muchas personas no saben que tienen un problema. La hipertensión arterial en los brazos es común. Cuando está presente en una persona joven, se debe iniciar una investigación para determinar si hay coartación. En ocasiones, los adultos pueden tener cefaleas, problemas renales, abortos espontáneos frecuentes o falta de energía cuando usan las piernas. Sin embargo, estos síntomas son comunes en la población general y normalmente se deben a otras causas.

Si la coartación se reparó en la infancia, ¿qué puedo esperar?

La mayoría de los pacientes en los que se reparó este problema antes de 1985 se sometieron a una cirugía. El cirujano tenía varias opciones en función de las circunstancias, como la longitud y la ubicación de la coartación. Los adultos más jóvenes pueden haberse sometido a una reparación en el laboratorio de cateterismo (denominado cateterismo intervencionista o terapéutico [PDF]), donde el estrechamiento se ampliaba con un balón insertado mediante un pequeño orificio en la pierna. A menudo, se dejaba un stent metálico para mantener abierto el sector. Esto también puede ser una opción si se produce un mayor estrechamiento en un adulto.

Diagrama de reparaciones de la CoA

¿Qué ocurre si la coartación sigue presente? ¿Se debe reparar en la edad adulta?

Sí, la coartación se puede reparar a cualquier edad y se debe tratar en cuanto se diagnostique en función de su gravedad. Los adolescentes y adultos con coartación a menudo se pueden tratar mediante un cateterismo cardíaco.

Problemas que puede tener

La hipertensión arterial es el problema más común que presentan los adultos. Puede estar presente incluso si su coartación se corrigió correctamente. La hipertensión arterial es más común si la coartación se reparó después de los cinco años. Los pacientes que se tratan en la infancia corren el riesgo de desarrollar la coartación nuevamente (recoartación) y pueden requerir un cateterismo. La mayoría de los pacientes que presentan una recoartación aórtica después de la reparación inicial no suelen presentar síntomas, lo que hace que la evaluación regular por parte de un médico sea lo más importante. Muchas veces, el área se vuelve a estrechar hasta cierto punto, y también es posible que otras partes de la aorta pueden aumenten su tamaño (formando aneurismas) con posibilidad de rotura. Es posible que sea necesario abordar estos problemas con una intervención adicional. Los pacientes pueden desarrollar enfermedad coronaria, lo que los hace vulnerables a sufrir ataques al corazón. Incluso puede haber un mayor riesgo de desarrollar un aneurisma en un vaso sanguíneo de la cabeza.

Cuidados continuos

¿Qué necesitaré en el futuro?

Un cardiólogo con experiencia en el cuidado de adultos con cardiopatías congénitas debe examinar anualmente a todos los pacientes con una coartación aórtica conocida, incluso si la coartación se ha reparado correctamente. Debe medirse la presión arterial en los brazos y las piernas. A menudo, se aconseja el uso de medicamentos (por lo general, betabloqueantes, como el atenolol o el metoprolol), para controlar la presión arterial. Deben tomarse imágenes de la aorta con regularidad mediante una ecocardiografía o una RM. Una TAC también puede mostrar bien el área, pero no se recomienda su uso para comprobaciones rutinarias que se repiten con frecuencia, ya que implican radiación. También debe consultar a un cardiólogo con experiencia en el cuidado de adultos con cardiopatías congénitas si se va a someter a cualquier otro tipo de cirugía o procedimiento invasivo, incluso si no involucran al corazón.

Actividad

En la mayoría de los casos, casi todas las actividades son seguras y recomendables. El ejercicio isométrico intenso, como el levantamiento de pesas de potencia, puede ser una preocupación particular, especialmente en pacientes que presentan un aumento en el tamaño de la aorta, ya que incrementa la presión arterial rápidamente. Consulte la sección Actividad física y ejercicio para obtener más información.

Prevención de la endocarditis

Si bien una coartación puede infectarse, esto no es muy probable. Es más común que los pacientes desarrollen una infección en una válvula aórtica anormal coexistente. Se aconseja a todos los pacientes que tengan un buen cuidado bucal.

Embarazo

Las mujeres con una coartación reparada pueden tener un embarazo de bajo riesgo. La excepción es si en la aorta queda un estrechamiento residual o si hay hipertensión arterial o áreas de la aorta con el tamaño aumentado. Se recomienda planificar con anticipación y hacerse un chequeo completo que incluya un estudio por imágenes de la aorta para detectar estos problemas antes de quedar embarazada y tener los problemas bajo control antes de la concepción. Consulte la sección Embarazo para obtener más información.

¿Necesitaré someterme a más intervenciones quirúrgicas?

La necesidad de someterse a una cirugía o un cateterismo depende principalmente del nivel de presión en los brazos y las piernas en reposo y, en determinadas circunstancias, durante el ejercicio. Si la presión arterial de los brazos y las piernas es normal y uniforme, probablemente no se necesiten más intervenciones. Si la presión arterial de los brazos es elevada y supera la presión arterial de las piernas en más de 20 mm Hg, es probable que necesite una intervención adicional. Cuando se producen problemas, cada vez más instituciones utilizan catéteres en lugar de cirugía, lo que resulta mucho menos invasivo para el paciente.