Recomendaciones para la salud cardíaca en pacientes con DCC

Dado que padece una cardiopatía congénita (DCC), es muy importante que siga las "recomendaciones para un corazón sano" en cuanto a dieta y actividad física. No importa qué tipo de cardiopatía tenga, un mejor estado físico general lo ayudará a realizar sus actividades diarias más fácilmente. Además, tiene el mismo riesgo de desarrollar otras cardiopatías, como enfermedad coronaria o hipertensión arterial, que otras personas de su edad.

Siga estas directrices para mantener su corazón sano:

  • Lleve una dieta equilibrada.
  • Mantenga un peso corporal razonable.
  • Manténgase activo físicamente, al menos de forma moderada, dentro de los límites que le indique su cardiólogo.
  • Compruebe su nivel de colesterol con regularidad, especialmente si tiene antecedentes familiares de cardiopatías.
  • Evite fumar y consumir drogas por vía intravenosa o sustancias ilegales. Estas conductas son incluso más peligrosas para usted que para las personas sin cardiopatías congénitas.
  • Acuda a su médico de atención primaria para recibir atención médica de forma habitual. Aunque tenga un cardiólogo, sigue necesitando que un médico de atención primaria se encargue de toda su atención médica.
  • Cuide su salud dental. El cuidado dental habitual minimiza la posibilidad de contraer infecciones que podrían afectar su corazón. Su cardiólogo le indicará si necesita tomar antibióticos en función del tipo de cardiopatía que tenga. Consulte la sección Endocarditis para obtener más información.

Es importante que siga las recomendaciones de su cardiólogo para mantener su corazón sano. Entre estas recomendaciones se incluyen las siguientes:

  • Acuda a las citas de seguimiento con su cardiólogo.
  • Tome su medicación tal como se le ha indicado.
  • Asegúrese de realizarse las pruebas necesarias cuando su médico se las solicite.
  • Siga cualquier recomendación o limitación relacionadas con la actividad física.
  • Hable con su cardiólogo si siente que un tratamiento o seguimiento está empeorando su estado general o no es necesario. No realice ningún cambio en su planificación sin consultar con su médico.
  • Compruebe cualquier posible efecto secundario de medicamentos de venta libre, vitaminas, preparaciones con hierbas o medicamentos de venta con receta antes de tomarlos. Hable con su médico de atención primaria, cardiólogo o farmacéutico acerca de cualquier posible efecto secundario cardíaco o interacción entre fármacos.
  • Hable sobre su cardiopatía con sus médicos antes de someterse a un procedimiento quirúrgico. En ocasiones, la cirugía o la anestesia pueden afectar a su corazón.
  • Una de las tareas más importantes que debe hacer para conservar su salud es aprender todo lo que pueda sobre su cardiopatía. Esto incluye conocer el tipo de defecto cardíaco que padece, qué cirugías se le han realizado y cómo funciona su corazón. Lleve siempre consigo una lista de los medicamentos que toma, que incluya la cantidad, la frecuencia y el motivo por el que los toma. No confíe en que sus padres, hijos, familiares, médico de atención primaria o cualquier otra persona haga esto por usted.

Descubra cómo funciona un corazón sano.