Tronco arterial

¿Qué es?

Ocurre cuando una persona tiene una sola arteria grande en lugar de dos arterias independientes para transportar la sangre a los pulmones y al cuerpo.

En un corazón normal, la sangre sigue este ciclo: cuerpo - corazón - pulmones - corazón - cuerpo. Cuando una persona tiene un tronco arterial, la sangre que sale del corazón no sigue esta vía. Solo tiene un vaso en lugar de dos independientes para transportar sangre a los pulmones y al cuerpo. Con solo una arteria, no hay un camino específico a los pulmones antes de regresar al corazón para llevar oxígeno al cuerpo.

Más información para padres de niños con tronco arterioso

¿Se puede corregir?

La cirugía es necesaria para cerrar el defecto del tabique ventricular y separar el flujo sanguíneo que va hacia el cuerpo del flujo sanguíneo que va hacia los pulmones. Este procedimiento se realiza generalmente en la primera infancia para evitar que la hipertensión arterial dañe las arterias pulmonares. Para cerrar el defecto ventricular se utiliza un parche. A continuación, las arterias pulmonares se desconectan del único gran vaso (el tronco) y se coloca un tubo (un conducto o túnel) desde el ventrículo derecho hasta las arterias pulmonares. En ocasiones este procedimiento se denomina "reparación de Rastelli".

 El tronco y el diagrama de reparación 

¿Mi hijo tendrá que someterse a más cirugías?

El conducto que conecta el ventrículo derecho al conducto de la arteria pulmonar se puede obstruir y bloquear (estenosis) con el paso del tiempo; también puede que el conducto se quede pequeño con respecto al tamaño del niño cuando este crece. Puede que haya que sustituir el conducto cada cierto tiempo. El momento de la sustitución varía. Las arterias pulmonares periféricas también se estrechan y esto puede requerir tratamiento. En ocasiones, los conductos y las estenosis de la arteria pulmonar periférica se pueden dilatar con un catéter con globo o un stent expandible en el laboratorio de cateterismo cardíaco. Este procedimiento puede ayudar a ampliar el tiempo entre las intervenciones para sustituir el conducto. En ocasiones, la cirugía es necesaria para aumentar el tamaño del área que ha sufrido estenosis. El cardiólogo de su hijo decidirá si lo mejor es la cirugía o un procedimiento para la colocación de un stent o un globo.

La válvula aórtica es en realidad la válvula troncal grande desde el vaso único, que surgió a través del defecto del tabique ventricular antes de la reparación quirúrgica. Con el tiempo, esta válvula a veces presenta fugas y es posible que sea necesario reemplazarla.

¿Qué cuidados continuos necesitará mi hijo?

Los niños con tronco arterioso necesitan un seguimiento periódico con un cardiólogo pediátrico y es posible que deban tomar medicamentos tras la cirugía. El cardiólogo de su hijo lo evaluará con una gran variedad de pruebas, incluidos electrocardiogramas y ecocardiogramas, para determinar si podría ser necesario otro procedimiento como, por ejemplo, el cateterismo cardíaco.

¿Qué actividades podrá realizar mi hijo?

Si la obstrucción de la válvula y la fuga son leves, y las pruebas muestran una buena función cardíaca sin ritmos cardíacos anormales, su hijo podrá realizar algunas prácticas deportivas. Es posible que su cardiólogo le recomiende evitar determinados deportes de competición de alta intensidad. Pregúntele al cardiólogo de su hijo qué actividades son las adecuadas.

¿Qué ocurre con la prevención de la endocarditis?

En el caso de pacientes con tronco arterioso sin corregir o parcialmente corregido, se recomienda tomar antibióticos antes de ciertos procedimientos dentales para prevenir la endocarditis. Consulte la sección sobre Endocarditis para obtener más información.

Hoja de identificación de defectos cardíacos congénitos

Más información para adultos con tronco arterioso

¿Qué la causa?

Algunos pacientes con tronco arterioso padecen una enfermedad llamada síndrome de DiGeorge; sin embargo, solo se encuentra una causa genética conocida en una minoría de pacientes.

El tronco y el diagrama de reparación

¿Cómo afecta al corazón?

La sangre que sale del corazón puede ir hacia el corazón o los pulmones. En edades tempranas, esto tiene como resultado un exceso de sangre que va hacia los pulmones, lo que hace que el corazón trabaje con mucha intensidad. Con el tiempo, el flujo sanguíneo adicional daña los vasos sanguíneos de los pulmones, lo que provoca hipertensión pulmonar. Cuando esto ocurre (a menudo antes de cumplir un año de vida), la piel del paciente presente una coloración azulada y, a menudo, ya es demasiado tarde para que la cirugía tenga éxito. La válvula que lleva al vaso sanguíneo principal puede presentar una obstrucción o una fuga, lo que también puede hacer que el corazón trabaje más intensamente.

¿En qué me afecta el tronco arterioso?

El tronco arterioso provoca síntomas de insuficiencia cardíaca en las primeras etapas de la vida. Si no se repara, provoca hipertensión pulmonar grave. Como casi todos los adultos con esta afección, si se ha sometido a una intervención quirúrgica, los problemas más importantes están relacionados con la conexión artificial entre el corazón y los pulmones (conducto y válvula pulmonares) y con si la válvula troncal (la válvula entre el ventrículo izquierdo y el cuerpo tras la cirugía) presenta una fuga considerable. Si la válvula pulmonar presenta una fuga u obstrucción considerable, se podrían desarrollar síntomas (incluidos la intolerancia al ejercicio y problemas del ritmo cardíaco).

Si el defecto se reparó en la infancia, ¿qué puedo esperar?

Casi todos los adultos con tronco arterioso se sometieron a cirugía durante la infancia. La cirugía es necesaria para cerrar el defecto del tabique ventricular y separar el flujo sanguíneo que va hacia el cuerpo del flujo sanguíneo que va hacia los pulmones. Este procedimiento se realiza generalmente en la primera infancia para evitar que la hipertensión arterial dañe las arterias pulmonares. Para cerrar el defecto ventricular se utiliza un parche. A continuación, las arterias pulmonares se desconectan del único gran vaso y se coloca un tubo (un conducto con una válvula) desde el ventrículo derecho hasta las arterias pulmonares. En ocasiones este procedimiento se denomina "reparación de Rastelli".

El conducto y la válvula se deben sustituir al menos dos o tres veces durante la infancia, y también es posible que deban sustituirse en la edad adulta. Existen nuevos procedimientos basados en cateterismo que pueden permitir la sustitución de la válvula pulmonar sin cirugía. En un menor número de pacientes, es posible que también sea necesario reparar o sustituir quirúrgicamente la válvula troncal.

Problemas que puede tener

La función cardíaca

En el período a largo plazo posterior a la operación, la capacidad del músculo cardíaco para contraerse puede reducirse. Es posible que necesite tomar medicamentos, incluidos diuréticos, agentes para ayudar al corazón a bombear mejor y fármacos para controlar la presión arterial.

Trastornos del ritmo cardíaco

Los pacientes con tronco arterioso reparado tienen un mayor riesgo de padecer trastornos del ritmo cardíaco, denominados arritmias. Dichas arritmias pueden originarse en las aurículas (las dos cámaras cardíacas superiores) o en los ventrículos (las dos cámaras inferiores). En ocasiones, podrían provocar mareos o desvanecimientos. Es posible que sean necesarios medicamentos para controlarlas. En casos excepcionales, es posible que sea necesario un procedimiento en el laboratorio de cateterismo cardíaco o en el quirófano para eliminar estas arritmias y controlar los síntomas. Consulte la sección Arritmias para obtener más información.

Hipertensión arterial en los pulmones (hipertensión pulmonar)

A veces, incluso cuando el defecto se repara a tiempo, la hipertensión pulmonar empeora progresivamente. Los pacientes pueden experimentar respiración entrecortada, reducción de la resistencia al ejercicio y, en ocasiones, cefaleas y mareos.

Consulte la sección sobre hipertensión pulmonar para obtener más información.

Cuidados continuos

¿Qué necesitaré en el futuro?

Los pacientes con tronco arterioso necesitan un seguimiento periódico por parte de un cardiólogo con entrenamiento especial en cardiopatías congénitas en adultos. Es posible que tenga que tomar medicamentos tras la intervención para ayudar a que su corazón bombee mejor. También debe consultar a un cardiólogo con experiencia en el cuidado de adultos con cardiopatías congénitas si se va a someter a algún tipo de cirugía no cardíaca o procedimiento invasivo.

Seguimiento médico

Su cardiólogo lo supervisará mediante diversas pruebas. Entre ellas se incluyen electrocardiogramas, monitores Holter, pruebas de esfuerzo y ecocardiogramas para determinar cuándo podría ser necesario otro procedimiento como, por ejemplo, el cateterismo cardíaco.

Restricciones de actividad

Si su función cardíaca se ha reducido o sufre trastornos del ritmo cardíaco, es posible que deba limitar su actividad. Si la obstrucción de la válvula y la fuga son leves, y las pruebas muestran una buena función cardíaca sin ritmos cardíacos anormales, podrá realizar algunas prácticas deportivas en general. Es posible que su cardiólogo le recomiende evitar determinados deportes de competición de alta intensidad. Pregunte a su cardiólogo qué actividades son las adecuadas.

Prevención de la endocarditis

Las personas que tienen tronco arterioso requieren profilaxis de la endocarditis. Consulte la sección sobre Endocarditis para obtener más información.

Embarazo

Las mujeres con tronco arterioso reparado puede afrontar bien un embarazo. Sin embargo, algunas con problemas importantes en su válvula pulmonar o troncal, o con una hipertensión pulmonar grave, pueden tener un riesgo mucho mayor. Consulte la sección Embarazo para obtener más información. A estas mujeres se les debe realizar un seguimiento en centros con servicios obstétricos de alto riesgo y experiencia en cardiopatías congénitas en adultos.

¿Necesitaré someterme a más intervenciones quirúrgicas?

Sustitución de conductos

El conducto que conecta el ventrículo derecho al conducto de la arteria pulmonar se puede obstruir (estenosis) con el paso del tiempo y es posible que sea necesario sustituirlo (véase arriba). El momento de la sustitución varía. Las arterias pulmonares periféricas también se estrechan y esto puede requerir tratamiento.

En ocasiones, los conductos y las obstrucciones de la arteria pulmonar periférica se pueden dilatar con un catéter con globo o un stent expandible en el laboratorio de cateterismo cardíaco. Este procedimiento puede ayudar a ampliar el tiempo entre sustituciones del conducto. En ocasiones, la cirugía es necesaria para aumentar el tamaño del área que ha sufrido estenosis. Su cardiólogo decidirá si lo mejor es la cirugía o un procedimiento para la colocación de un stent o un globo.

Sustitución de la válvula aórtica/troncal

La válvula aórtica funcional es en realidad la válvula troncal grande desde el vaso único, que surgió a través del defecto del tabique ventricular antes de la reparación quirúrgica. Con el tiempo, esta válvula a veces presenta fugas y es posible que sea necesario reemplazarla.