Cobertura del seguro y defectos cardíacos

Los seguros médicos y de vida proporcionan la base para ayudarlo o ayudarla a proteger la economía familiar y a lograr sus objetivos vitales. Comprender los conceptos de facturación y la cobertura de los seguros puede resultar complicado, especialmente cuando se tiene una cardiopatía congénita, pero conocer algunos datos básicos pueden facilitar todo en gran medida.

Seguro médico

Las cardiopatías congénitas más importantes requieren un seguimiento y un tratamiento de por vida por parte de un cardiólogo. Por este motivo, es importante obtener y mantener una cobertura sanitaria adecuada con una política que le permita disponer de acceso a médicos con conocimientos especializados para atender a adultos con cardiopatías congénitas. En la mayoría de los casos, las aseguradoras no permiten contratar seguros de salud a través de las pólizas de los padres cuando se alcanza la mayoría de edad.

Por regla general, la mejor forma de obtener cobertura es a través del seguro médico de grupo de la empresa para la que trabaje. La mayoría de las grandes empresas ofrecen planes de salud de grupo a precios razonables, a pesar del estado de su corazón. Busque planes que no incluyan cláusulas de enfermedad preexistentes que excluyan la cobertura de su cardiopatía. Si su enfermedad cardíaca es relativamente compleja, asegúrese de que su plan ofrezca acceso a un cardiólogo con experiencia en el tratamiento de cardiopatías congénitas en adultos.

Si la opción de cobertura de grupo no es posible, puede que deba contratar un seguro a través de un grupo de “alto riesgo”. Por desgracia, puede resultar caro.

Si actualmente tiene cobertura con un plan de grupo, como la póliza de sus padres o una póliza de la empresa, y su cobertura está a punto de finalizar, puede pagar para prolongarla hasta 18 meses de conformidad con la ley federal conocida como “Consolidated Omnibus Budget Reconciliation Act” (COBRA). Para poder optar a COBRA, dispone de 60 días desde el momento de la rescisión para notificar a la persona adecuada, ya sean sus padres o la empresa para la que trabaja, que desea ampliar la cobertura.

Si dispone de un seguro médico a través de la empresa para la que trabaja, tenga mucho cuidado si cambia de trabajo o de póliza. Es posible que no pueda optar a la cobertura de un nuevo plan o póliza de seguros, en función de exclusiones específicas, o que se apliquen períodos de carencia para poder disfrutar de todas las ventajas.

Seguro de vida

Los adultos jóvenes con diversas cardiopatías congénitas suelen contratar seguros de vida sin dificultad, pero el costo puede ser mayor. El seguro de vida a largo plazo, especialmente si se adquiere a través de un grupo como una empresa, suele ser asequible y requiere menos información médica para inscribirse. Las compañías de seguros varían mucho en cuanto a la forma en que consideran la cardiopatía congénita al ofrecer un seguro de vida. Compare la información de las distintas empresas antes de sacar conclusiones sobre su asegurabilidad. Un agente de seguros que no trabaje solo para una empresa (es decir, un agente independiente) puede ayudarlo o ayudarla a comparar pólizas.

Aunque se le haya denegado una póliza de seguro de vida siendo niño, vuelva a solicitarla de adolescente o adulto. Muchas compañías de seguros tendrán en cuenta las solicitudes de adolescentes o adultos una vez que se conozca con mayor certeza la gravedad de la afección cardíaca.

La información sobre las aplicaciones de los seguros de vida se centraliza en la Medical Information Bureau, Inc., donde las compañías de seguros pueden consultarla. Si tiene problemas para contratar un seguro, puede pedir a su oficina que envíe la información necesaria a su médico para que verifique su precisión.

Si no logra contratar un seguro de vida, puede que deba considerar otras formas de proteger a su familia económicamente.

Apoyo económico

Aunque el diagnóstico y el tratamiento de los defectos cardíacos congénitos con cirugía son costosos, existe ayuda. Los costos médicos asociados a los cuidados cardíacos suelen ser extremadamente altos, por lo cual algunas familias, incluso si tienen seguro médico, necesitan ayuda para pagarlos. Afortunadamente, todos los estados cuentan con un organismo que ayuda a las familias que cumplen una serie de requisitos a cubrir sus gastos médicos. Su médico puede proporcionarle más información sobre el programa en su estado, y ayudarlo o ayudarla a tramitar la solicitud. La ayuda económica que puede obtener depende de los criterios de idoneidad aplicados en su estado, de su situación financiera y su póliza de seguro, así como del costo del cuidado cardíaco.