Conocer los gustos y sabores de los alimentos

El hecho de que una comida nos parezca deliciosa (o no tanto) es el resultado de muchos factores, que incluyen el sabor, el olor, la temperatura y la textura. Los papilas gustativas nos dicen si una comida es dulce, ácida, salada, amarga o umami; pero el sabor de una comida en particular también depende de los aromas que detecta la nariz. Entender cómo se equilibran y contrastan los diferentes sabores puede ayudarlo a sentirse más cómodo cuando cocine.

Los cinco sabores son:

  1. Dulce: la fruta, las verduras asadas, los cereales horneados, el azúcar, la miel, el sirope de agave, el sirope de arce y la leche tienen un sabor dulce. No abuse de los azúcares añadidos. La mayoría de las mujeres deben comer o beber como máximo 100 calorías al día de azúcares añadidos, y la mayoría de los hombres deben comer o beber como máximo 150 calorías al día de azúcares añadidos.
     
  2. Ácido o agrio: las frutas como las limas y los limones, la leche agria, los tomates verdes, el vinagre, el yogur y los alimentos fermentados, como el chucrut, tienen un sabor ácido o agrio.
     
  3. Salado: los aperitivos, las algas, el jamón, las aceitunas, el queso y algunos mariscos como las ostras y las almejas tienen un sabor salado. El pan y los bollos, los embutidos y las carnes curadas, la pizza, la carne de ave, la sopa y los sándwiches son los alimentos que más sodio añaden a nuestra dieta. Sustituya la sal por hierbas y especias, y los alimentos e ingredientes salados por versiones bajas en sodio. La American Heart Association recomienda que la mayoría de las personas consuma menos de 1500 mg de sodio al día.
     
  4. Amargo: las verduras de hoja oscura, el café, el pomelo*, el cacao sin edulcorar y la tónica tienen un sabor amargo.
     
  5. Umami: es el llamado “quinto sabor” y se describe como cárnico o sabroso. Por ejemplo, la ternera, el pollo, el cerdo, la salsa de tomate, los tomates maduros, los champiñones y la salsa de soja. Cuando coma alimentos con umami, busque opciones bajas en sodio o sin sodio.

Equilibrar la intensidad de los sabores crea platos deliciosos. A continuación, le ofrecemos algunos consejos para preparar cenas deliciosas con productos básicos de su despensa o incluso con ingredientes desconocidos que pueda tener:

Sabores que se equilibran: alimentos con sabores, intensidad, aromas o texturas similares

  • Sabores atrevidos: pescado, menta y lima
    • Cena en minutos: Haga una ensalada de atún en lata bajo en sodio con menta y lima. Condimente un calabacín a la parrilla con un aderezo de menta, lima y anchoas/sardinas picadas bajas en sodio.
       
  • Sabores terrosos: champiñones, lentejas, hojas de laurel
    • Cena en minutos: Cocine las lentejas (o judías secas) y los champiñones en caldo de pollo bajo en sodio con una hoja de laurel
       
  • Texturas crujientes: manzana, apio, frutos secos
    • Cena en minutos: Sirva una ensalada de manzanas picadas, apio y frutos secos sin sal; combínela con un aderezo de yogur de vainilla bajo en grasa y sin azúcar añadido
       
  • Aromas dulces: remolacha asada y jugo de naranja
    • Cena en minutos: Prepare un aderezo de jugo de naranja, ralladura de naranja y un poco de aceite de oliva; échelo sobre remolachas asadas
       

Sabores que contrastan: la combinación de distintos sabores y texturas puede crear platos deliciosos y atractivos

  • La amargura de las hojas de col en contraste con el umami de las setas picadas
    • Cena en minutos: Cocine la col en un poco de caldo de pollo bajo en sodio y añada champiñones troceados.
       
  • La dulzura del tomate en contraste con la amargura de la rúcula
    • Cena en minutos: Coloque tomates frescos o de lata bajos en sodio y rúcula fresca encima de pan de trigo integral; añada un poco de vinagre balsámico y aceite de oliva; y caliéntelo en el horno.
       
  • El picante extremo del pimiento en contraste con la suavidad del yogur
    • Cena en minutos: Guiso de frijoles con pimientos picantes aderezado con yogur bajo en grasa y sin azúcar añadido
       
  • La acidez del pomelo* en contraste con la dulzura de los azúcares naturales
    • Cena en minutos: Como acompañamiento o aperitivo: Ase una mitad de pomelo* fresco en el horno hasta que esté dorado y libere el dulzor natural del pomelo.
       
  • Piña crujiente y dulce en contraste con aguacate cremoso
    • Cena en minutos: Pescado al horno con salsa de piña en lata, aguacate y pimientos verdes picados.
*Algunos medicamentos para reducir el colesterol pueden interactuar con el pomelo, el jugo de pomelo, la granada y el jugo de granada. Hable con su profesional de la salud sobre cualquier riesgo potencial.

Kroger Health

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger Health

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best