Sea el jefe de seguridad de su cocina

limpieza de la cocina

Una cocina limpia es una cocina segura, sin invitados indeseados, como las bacterias que pueden intoxicar los alimentos. En una cocina segura tampoco ocurren accidentes como cortes o quemaduras.

Siga estas sencillas estrategias para lograr una cocina segura y resplandeciente.

Higiene de las manos

  • Lávese siempre las manos con agua y jabón antes de preparar alimentos.
     
  • Frótese las manos con fuerza durante al menos 20 segundos. (Más o menos el tiempo que se tarda en cantar "Feliz Cumpleaños").
     
  • Recuerde frotar el dorso de las manos, muñecas, entre los dedos y debajo de las uñas.
     
  • Lávese las manos nuevamente después de tocar carne cruda, usar el baño, tocarse el cabello o la cara, sonarse la nariz o tocar a las mascotas.

Esponjas

  • Use esponjas distintas para lavar los platos y limpiar las encimeras y otras superficies.
     
  • Sustituya las esponjas con frecuencia.
     
  • Puede lavar la esponja de la cocina en el lavavajillas para eliminar los patógenos que se transmiten por los alimentos.
     
  • También puede desinfectar una esponja en el microondas a potencia alta durante 60 segundos. Asegúrese de que la esponja esté húmeda.

Microondas

  • Limpie los derrames y las salpicaduras cuando se produzcan.
     
  • No utilice nunca el microondas si tiene algún desperfecto, por ejemplo, si las juntas de las puertas están rotas o si los pestillos están flojos. No utilice el microondas cuando esté vacío, ya que puede dañar sus superficies internas.
     
  • No caliente ningún objeto de metal en el microondas, ni siquiera papel de aluminio, ni platos y utensilios con adornos metálicos.
     
  • El vapor puede quemar; utilice las tapas adecuadas. Algunos platos de microondas tienen tapas, pero asegúrese de ventilarlos antes cocinar. El papel pergamino o papel encerado permite que el vapor se escape, así que colóquelo sin apretarlo sobre la comida. Las toallitas de papel, colocadas por encima o por debajo de la comida, permiten que salga el vapor y atrapan las salpicaduras.

    La envoltura de plástico debe quedar bien ajustada sobre el plato para evitar salpicaduras, pero debe perforar la parte superior en unos cuantos lugares para dejar salir el vapor mientras se cocinan los alimentos. Retire las tapas con cuidado, alejándolas de la cara para evitar quemaduras.

Tablas de cortar

  • Valore la posibilidad de usar una tabla de cortar para los productos y el pan, y otra aparte para la carne y el pescado crudos. Si solo tiene una tabla de cortar, lave y seque bien la tabla entre los distintos tipos de alimentos.
     
  • Lave las tablas de cortar con agua caliente y jabón después de cada uso, sobre todo después de cortar carne y pescado crudos. Después, enjuague con agua limpia y seque al aire o con toallitas de papel limpias.

    La mayoría de las tablas de acrílico, plástico, vidrio y madera maciza se pueden lavar en el lavavajillas. Las tablas de cortar de madera laminada pueden agrietarse y partirse si se lavan en el lavavajillas. Estas tablas tienen varias piezas de madera encoladas.
     
  • Las tablas de cortar de madera se pueden desinfectar con una solución de una cucharada de lejía inodora por galón de agua. Remoje la tabla en el fregadero con la solución de lejía durante varios minutos. Enjuague con agua limpia y seque al aire o con toallitas de papel limpias.
     
  • Las tablas de cortar de plástico se pueden desinfectar con detergente y agua, y después, con una solución de una cucharada de lejía inodora por galón de agua. Remoje la tabla en el fregadero con la solución de lejía durante varios minutos. Enjuague con agua limpia y seque al aire o con toallitas de papel limpias.
     
  • Nada dura para siempre, e incluso su tabla de cortar favorita se desgastará con el tiempo. Cuando las tablas de cortar de madera o plástico presenten surcos difíciles de limpiar, se deben cambiar, porque alojar bacterias nocivas no trae nada bueno.

Refrigeradores

  • Conserve la carne y el pescado crudos en un recipiente o paquete hermético. Guárdelos en el estante inferior para evitar que los jugos crudos goteen sobre otros alimentos.
     
  • Una vez a la semana, deseche los alimentos perecederos que ya no estén frescos. Como norma general, las sobras de comida se deben desechar al cabo de cuatro días. Para que el refrigerador huela a fresco, coloque una caja abierta de bicarbonato de sodio en el interior. Utilice una aspiradora para limpiar el serpentín del condensador (en la parte posterior del refrigerador). Limpiar toda esa suciedad y pelusas servirá para ahorrar energía y para que su refrigerador funcione mejor.
     
  • La temperatura de su refrigerador debe permanecer en 4 grados centígrados/40 grados Fahrenheit o menos para mantener los alimentos frescos y disuadir la entrada de bacterias nocivas. Puede usar un termómetro en su refrigerador y freezer para probar la temperatura. Los termómetros de refrigerador/freezer no cuestan mucho dinero y son una buena medida de seguridad alimentaria.
     
  • El freezer debe permanecer a cero grados Fahrenheit. Si los helados se congelan en el freezer, significa que la temperatura es demasiado alta.
     
  • Para proteger los alimentos de las quemaduras por congelación, use film transparente, bolsitas para congelador u otros envases resistentes a la humedad para envolver los paquetes de carne y aves. Use un rotulador de tinta indeleble para indicar la fecha de caducidad o la fecha de congelación de los alimentos. Infórmese sobre cómo almacenar alimentos y durante cuánto tiempo se deben guardar las sobras.

Kroger

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best