Vaya y deshágase del gran propósito de Año Nuevo

Dra. Ashton

Por: La Dra. Jennifer Ashton, corresponsal médica principal de ABC y voluntaria nacional de la American Heart Association, habla sobre formas sencillas, gratuitas y rápidas de mejorar la salud, un mes a la vez.

Al comienzo de cada año, muchos nos planteamos el propósito de perder algunos kilos y ponernos en forma.

Sin embargo, para mediados de enero, dejamos las pesas y nos bajamos de las caminadoras, volviendo a hábitos poco saludables.

Después de ver ese juego año tras año, la Dra. Jennifer Ashton, ginecóloga obstetra certificada por la junta directiva, autora de bestsellers y corresponsal médica principal de ABC y experta voluntaria de la American Heart Association para Go Red for Women, probó un enfoque diferente. 

La Dra. Ashton, que nunca ha sido aficionada a crear propósitos elevados para el Año Nuevo, se comprometió con pequeños desafíos cada mes durante un año. Se enfoca en cosas que prácticamente cualquier persona puede hacer en cualquier momento, en cualquier lugar y sin gastos. 

“Literalmente tardan segundos o minutos en lugar de horas”, afirmó. “La barrera de entrada es casi inexistente”.

Pronto se unieron sus amigos, su familia e incluso parte de su público de Good Morning America. La Dra. Ashton escribió sobre esto en el libro The Self Care Solution: A Year of Becoming Happier, Healthier, and Fitter - One Month at a Time (La solución para el cuidado propio: un año para estar más feliz, más saludable y en mejor forma: un mes a la vez). El libro examina los desafíos y las ventajas de cada minipropósito al tiempo que profundiza en la ciencia que hay detrás de cada uno. 

“Por mucho que me guste ponerme desafíos, hacer una cosa enorme es demasiado desalentador, porque si no lo logras, sientes que fracasaste”, comentó la Dra. Ashton. “En muchos sentidos, este es el libro de antipropósitos de Año Nuevo”.

Durante el proceso, descubrió lo fácilmente que algo puede convertirse en un hábito y lo poco que tardaba en tener un impacto positivo en la salud y el bienestar. Sin embargo, al cumplir los desafíos también se demostró que había margen de mejora. 

El objetivo de enero es dejar de beber alcohol, por ejemplo. Si bien la Dra. Ashton era bebedora social ocasional y generalmente consumía menos de las siete porciones semanales recomendadas por los expertos en salud, su mes seco la hizo darse cuenta de la frecuencia con la que se había excedido involuntariamente. 

“Nunca tomo más de dos tragos cada vez, pero cuando vas a un restaurante, no siempre te sirven 44 ml”, señaló. "Probablemente sirven los tragos de 85 ml, por lo que en una copa tienes dos medidas”.

A medida que avanzaba el mes, observó que disfrutaba más de la comida, su piel tenía mejor aspecto y tenía más energía. No solo eliminó las calorías vacías del alcohol de su dieta durante un mes, sino que también consumió menos bebidas alcohólicas en los meses siguientes. 

Sin mencionar los otros beneficios para la salud. Beber demasiado alcohol aumenta el riesgo de muchos problemas de salud, como la hipertensión arterial, la obesidad, los accidentes cerebrovasculares, el cáncer de mama, la enfermedad hepática, la depresión, el suicidio, los accidentes, el abuso de alcohol y el alcoholismo. 

La Dra. Ashton, que es hija de un cardiólogo, también realizó cambios saludables para el corazón, como caminar más y hacer más ejercicio aeróbico. Algo es mejor que nada, afirmó la Dra. Ashton, que aconseja a la gente que comience con incluso cinco minutos de actividad. Ella recomendó que la gente combinara las actividades, incorporando diversos tipos. 

Siguiendo esta misma óptica, Ashton cambió las carnes rojas por frutas y verduras. Se enfocó en incluir alimentos a base de vegetales en lugar de eliminar la carne, recomendó, señalando que hay cientos de variedades de legumbres, frutas y verduras disponibles en los estantes de las tiendas. 

Encontrar restaurantes y servicios de entrega a domicilio que ofrezcan comidas a base de vegetales también puede ayudar a facilitar la transición.

“Se trata de ser prudente con la forma en que vivo mi vida y de ser proactiva en lo que respecta a la salud, el bienestar y la prevención de enfermedades”, afirmó Ashton, que ha sido voluntaria para la American Heart Association durante casi siete años. “La cardiopatía es la principal causa de muerte entre las mujeres”.

También recordó la importancia de la salud mental, desafiándose a meditar, reír más y a mejorar los tres factores: 

“El dormir mal, la desconexión social y el estrés se relacionan con la cardiopatía”, comentó Ashton. “Estoy intentando fomentar que nuestra sociedad se enfoque tanto en el área del cuello hacia arriba como nosotros lo hacemos del cuello hacia abajo”. 

Ashton adoptó muchos de los desafíos como parte permanente de su vida. Un día de mayo, se dio cuenta de que había hecho cada uno de los retos anteriores en un solo día. Y cualquier día, sigue haciendo al menos tres de ellos. 

El mensaje es que cualquier persona puede dar pequeños pasos para mejorar su salud y bienestar. 

Dijo que el enfoque es tanto para el que está en forma como para el sedentario; para personas jóvenes y mayores; para hombres y mujeres.

“Espero que la gente se embarque en esta experiencia, experimente y salga por el otro lado un poco mejor que antes”, comentó Ashton.