Cómo estar más activa durante el día de trabajo

hombre trabajando desde casa al teléfono

 

Ejercitarse en el trabajo

Si es como la mayoría de los adultos estadounidenses, pasa en el trabajo la mayor parte de las horas de vigilia y tiene dificultad para encajar todo lo demás (como el ejercicio) en su “tiempo libre”. Y a quién queremos engañar, a veces, al final de la jornada laboral queda poco tiempo o energía para mantenerse activo.

¿Y si pudiera hacer ejercicio mientras trabaja sin tener que dedicarle mucho tiempo? Puede hacerlo, si aprovecha todas esas pequeñas oportunidades para moverse durante el día. El hecho de que tenga un escritorio no significa que deba estar sentado durante ocho horas seguidas.

Pruebe algunas de estas maneras de moverse más

  • Cuando tome un receso, muévase a un área diferente y estírese en lugar de quedarse sentado. 
  • Si trabaja sentada en un escritorio, acostúmbrese a ponerse de pie o moverse cada vez que realiza o recibe una llamada telefónica. Camine en el sitio o en círculos para seguir moviéndose.
  • ¿Está atrapado en una llamada larga o necesita una pausa para recuperar energía? Póngase de pie y realice algunos ejercicios básicos de fuerza y equilibrio, como sentadillas, flexiones con su escritorio, sentadillas de pared, elevaciones de pantorrilla, la postura del árbol y la postura de la silla.
  • Tenga en su escritorio pesas de mano pequeñas o una banda de resistencia para hacer flexiones de bíceps, elevaciones laterales, remo con mancuernas y levantamiento de peso sobre la cabeza. Vea demostraciones en línea para asegurarse de estar haciendo los ejercicios correctamente y evitar lesiones.
  • Cree un club de caminata virtual en el trabajo. 
  • Trate de caminar o moverse durante conversaciones informales y reuniones de intercambio de ideas. Utilice una aplicación de notas de voz en el teléfono para guardar notas. Puede que sea más creativa cuando se está moviendo.
  • Explore sus opciones de utilizar un escritorio de pie, un escritorio con cinta de correr o un escritorio con elevador que le permita trabajar sentado o de pie. Alterne entre estar sentado y de pie durante el día, con muchas pausas para caminar y estirar.

Consejos para el éxito

Es posible que esté pensando que eso nunca funcionaría en su oficina. Pero puede que se sorprenda. Los siguientes son algunos consejos para facilitar la transición a trabajar de pie y en movimiento.

  • Lleve calzado y ropa cómodos para moverse fácilmente o deje un par de zapatillas en su escritorio.
  • Utilice una alfombra acolchada y otro tipo de soportes para evitar la fatiga de pies y piernas cuando esté de pie.
  • Pida a un compañero de trabajo que sea su compañero virtual de “ejercicio en el trabajo”. Recuérdense el uno al otro que deben moverse más durante del día y apóyense mediante correos electrónicos o recordatorios de calendario. La colaboración ayudará a los dos a mantener su compromiso y motivación.
  • Programe un tiempo para actividad física en su calendario del trabajo y trátelo como una cita importante.

¿En su lugar de trabajo están interesados en que los empleados sean más activos? Un programa de actividad física en el lugar de trabajo y una cultura de mantenerse activo pueden aumentar la productividad, reducir el ausentismo, disminuir la rotación de personal y reducir los costos del cuidado de la salud. Obtenga más información sobre las soluciones de salud en el lugar de trabajo de la American Heart Association.