Limitar el tiempo delante de la pantalla y conseguir que sus hijos (y toda la familia) se muevan

dad and son play indoor soccer at home

Los expertos recomiendan que los niños no sobrepasen el límite de 1 a 2 horas al día de pantalla, ya sea televisión, computadora o videojuegos. Pero ¿sabía que los niños de un promedio de 8 años de edad pasan ocho horas al día delante de dispositivos multimedia y que en el caso de los adolescentes son más de 11 horas en promedio al día?

Sabe que sus hijos necesitan ver menos televisión o despegarse de sus dispositivos, pero teme los gritos y el llanto cuando les diga que se levanten y hagan algo. En primer lugar, recuerde que USTED es el padre. Es su obligación establecer límites saludables. Sabemos que no es fácil, pero es importante para su salud y su bienestar. Y cada niño es diferente, de modo que lo que funciona para un niño puede que no funcione para el otro.

A continuación, se muestran algunas ideas sobre cómo limitar el tiempo sedentario de su familia:

  1. Identifique el tiempo libre para realizar actividades durante la semana. Saque tiempo para que toda la familia se mueva.
     
  2. Elabore un plan para agregar actividades físicas a su rutina diaria. Prepárese para ofrecer alternativas a los videojuegos o la televisión que sean apropiadas para la edad después de la escuela. Convierta la actividad física en un componente regular de la agenda de su familia. Anótela en un calendario semanal para toda la familia.
     
  3. Sea activa con sus hijos. Los expertos afirman que lo que más anhelan los niños, por encima de cualquier otra cosa, es pasar tiempo con sus padres. Para ello, no solo los mande a jugar fuera, ¡juegue con ellos! Desarrolle un conjunto de actividades para usted y su familia que siempre se puedan realizar independientemente de las condiciones climáticas. Pruebe estos sencillos consejos para estar activa.
     
  4. Limite el tiempo de televisión, computadora, smartphone y videojuegos. No coloque los muebles de forma que la televisión sea el centro de atención principal de la habitación. No permita que los niños tengan televisiones o dispositivos de videojuegos en sus habitaciones y evite utilizar el tiempo de televisión como recompensa o castigo.
     
  5. Planifique el tiempo de televisión con antelación. Elija los programas que desee ver. Encienda la televisión solo para ver esos programas y apáguela después, no siga viendo lo que echen a continuación.
     
  6. Practique lo que predica. Sus hijos no aceptarán el límite de dos horas de tiempo frente a la pantalla si usted puede tirarse cuatro horas delante de la televisión. La mejor forma de influir en el comportamiento de sus hijos es siendo un buen ejemplo a seguir.

Todo esto puede parecer sencillo; simplemente requiere un poco de atención y mucha práctica. Haga lo que pueda con la mayor frecuencia posible.

Estas son algunas ideas que sus hijos pueden hacer por su cuenta o que pueden hacer juntos como familia:

  • Noche de juegos en familia
  • Jugar al básquetbol o al fútbol
  • Pasear al perro
  • Explorar un parque cercano
  • Poner música y bailar
  • Realizar tareas que requieren cierta actividad física

¡Puede hacerlo! Sea fuerte, elabore un plan y no ceda. Merece la pena luchar por la salud de su hijo.