Siete excusas para excederse y cómo tomar el control

10 EXCUSAS PARA EXCEDERSE

No deje que las excusas le impidan comer de forma saludable. Eche un vistazo a nuestros consejos sobre cómo romper el ciclo de comer compulsivamente.

Excusas, excusas. Es algo que todos hacemos cuando se trata de comer sano. Pero si lo piensa, no hay ninguna razón para que devore toda esa comida que es mala para usted. Aquí derribamos algunas excusas comunes para dejar de lado esas calorías de más.

  1. Es un día festivo (o fin de semana, o una cita por la noche). En la vida hay muchas ocasiones especiales (y fines de semana). No pasa nada por darse un capricho un día festivo, pero también puede planificar con antelación comidas especiales que sean saludables. Por ejemplo, puede "sabotear" las galletas de los días de fiesta utilizando avena, frutas y frutos secos como ingredientes principales.

  2. Me siento deprimida (o estresada al máximo). Se le pasó el plazo de entrega de un trabajo, se le pinchó una rueda del auto o se dejó la cartera en la tienda de comestibles. La "comida reconfortante" la está llamando. Las situaciones de mayor estrés, como estar desempleada o al cuidado de un familiar enfermo, también pueden hacer que coma en exceso, incluso cuando no tiene hambre. Trate de dar una caminata a buen ritmo y busque un aperitivo saludable. Cuando tenga un minuto para reposar, consulte nuestros consejos para controlar su estrés.

  3. Lo eché todo a perder con esa galleta. Nadie es perfecto. Concéntrese en lo próximo que puede hacer, no en lo que ya hizo. También puede intentar planificar con antelación para comer bien fuera de casa. Sugerencia: Los aperitivos para llevar, como frutas, frutos secos y palomitas de maíz pueden salvarla de la máquina expendedora.

  4. Alguien trajo donuts (o pastel, o pizza) a la oficina. Está bien que la inviten. Tenga a mano algunos aperitivos saludables para poner freno a los antojos. Si se da el gusto, encuentre la forma de hacer algo de ejercicio físico en el trabajo. Pruebe estos consejos para estar activa.

  5. No tengo tiempo para comer sano. Puede cortar una zanahoria y trocear unas fresas en el tiempo que se tarda en llamar a la pizzería y encontrar el vale descuento. La ensalada es un plato excelente para tener preparado, y las posibilidades son infinitas. Reciba nuestros consejos para preparar una ensalada saludable y abundante.

  6. Difícilmente se pueden encontrar opciones más saludables cuando se come afuera. Los restaurantes están cambiando. En todas partes hay opciones más saludables si se saben buscar. Busque los menús online con antelación y no tenga miedo de consultar si es posible sustituir ingredientes. Si se siente tentado a comer en exceso, descarte el bufet. Trate de compartir porciones o guardar la mitad para más tarde. Eche un vistazo a más consejos saludables para cenar fuera de casa.

  7. Empezaré a cuidarme mañana (el próximo mes, después de las vacaciones). ¿Por qué esperar? Empiece ahora y verá los beneficios antes. Realice pequeñas acciones para crear hábitos más saludables y duraderos. Comience con estos sencillos consejos sobre cómo comer de forma saludable. Se sorprenderá de lo que puede hacer, mordisco a mordisco.

Kroger

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best